Opinión Recomendados Selección del editor

Con los días en las alcaldías

Grandes retos enfrentan los alcaldes de sexta categoría, en estos primeros días del segundo año del coronavirus. Las dosis de las vacunas se van a demorar en llegar al hospital del pueblo, las regalías que llegan de Bogotá, se deben de justificar en programas y proyectos, el predial se promueve con descuentos para quienes paguen el año 2021, la educación y la cultura siguen en modo virtual, no hay fiestas religiosas y menos la cabalgata para recoger fondos para ayudar a la manutención del asilo.

La economía de lo local, de esos municipios de sexta categoría, está de cuidados intensivos. El turismo se ha mermado en un 75% y va en aumento. Los pocos turistas que están llegando, no se están quedando en los hoteles y prefieren regresar a sus casas. Los vendedores tratan de hacer el recorrido ayudados del video llamado del whatsApp. Las empresas distribuidoras llegan con los pedidos, surten y se alejan rápido evitando de esa manera un posible contagio social.

La salud de los pueblos de sexta categoría, depende mucho de los cuidados que tengan sus habitantes, de sus alcaldes y de la capacitación que gestione el cuerpo médico y científico del hospital. Se pregunta la gente, ¿cuáles son las funciones del científico del hospital, frente a la contingencia del covid-19 en el municipio? ¿Será otra cuota política del diputado o del concejal?

Vale la pena mirar con interés, qué medidas están tomando municipios como la Palma, Cachipay, Sesquilé en Cundinamarca. Pueblos de Antioquia como: Giraldo, Peque y Anzá. Pueblos de Boyacá como: Chivor, Sutatenza y Tenza. Pueblos de Santander como: Galán, Charalá, Landázuri, Palmar. ¿Cuáles medidas están implementando o esperan el programa de las seis de la tarde de la Casa de Nariño?

Igual puede suceder en las capitales de Departamento, la indisciplina social del sancocho y la parranda en la calle son difíciles de controlar cuando no se tiene certeza del sintomático y del portador del virus. Incertidumbre ronda las administraciones municipales, de los pueblos de sexta categoría, donde la ciudadanía está sin empleo, sin vivienda y no se cosecha. Con los días en las alcaldías se complica el segundo año del coronavirus y se sienten los alcaldes aburridos con la población.

Esto fue escrito por

Diego Calle Pérez

Especialista en Gestión Pública. Escuela Superior de Administración Pública ESAP
Especialista Gerencia Educativa con énfasis en Proyectos. Universidad Católica de Manizales.
Historiador - Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín - Analista Político
Miembro fundador de columnistaslibres.com

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.