Economía Opinión

Colombia y la recuperación económica en forma de K

La recuperación en forma de K evidencia la cara más amarga de la crisis, pues está marcada por grandes desigualdades, con ganadores y perdedores, resultado no de la Covid-19 sino de las cuarentenas.

Los analistas económicos más influyentes del país preveían distintas formas de recuperación económica, acudieron al alfabeto para explicarlo de modo gráfico, decían en forma de U, V, W y L. Pero añado una letra más, esta es en forma de K.

Para tener un contexto general, veamos rápidamente en que consiste cada modo de recuperación.

Forma de U: En esta se preveía que la economía caería rápidamente debido a las medidas radicales tomadas por la Covid-19, estancándose por un periodo largo de tiempo los niveles de empleo y la economía en general, para posteriormente recuperarse con fuerza (no se dio).

Forma de V: Aquí la economía caería y rápidamente se recuperaría sin pasar extensos periodos con niveles bajos de empleo y demás (no se dio).

Forma de W: Este es muy interesante, describía que en una primera etapa la economía caería, pero se recuperaría rápidamente hasta un nivel intermedio, luego caería de nuevo y finalmente se recuperaría en general (se da en algunos mercados).

Forma de L: Este es el escenario más obscuro que se preveía, aquí la economía caería rápidamente, estancándose por un periodo indefinido en niveles muy bajos, es decir, altos niveles de desempleo, nula inversión y sin síntomas de crecimiento económico (se da en muy pocos mercados, el sector informal, por ejemplo).

La recuperación en forma de K

Así las cosas, la recuperación más probable sería una recuperación a modo W+L=K, es decir, que algunos sectores económicos tiendan a crecer de manera constante, otros a decaer de manera constante y unos tantos a crecer y caer en intervalos de alzas y bajas.

Sin duda, la recuperación económica en Colombia está marcada por múltiples dificultades, la principal es la pérdida de empleos que según los datos del DANE son grosso modo 3,9 millones de puestos laborales destruidos.

La recuperación en forma de K evidencia la cara más amarga de la crisis, pues está marcada por grandes desigualdades, con ganadores y perdedores, resultado no de la Covid-19 sino de las cuarentenas.

¿En qué consiste K?

Los sectores más beneficiados (los ganadores) son aquellos que pueden continuar operando, incluso reduciendo sus costos e incrementando sus márgenes de ganancia, estos sectores son principalmente aquellos donde las actividades se pueden mudar fácilmente al teletrabajo, aquí se encontrarían las compañías tecnológicas, las telecomunicaciones, el entretenimiento digital (influencers) y símiles.

Podemos adicionar los sectores “esenciales”, los cuales no se vieron interrumpidos por las medidas intervencionistas y las restricciones gubernamentales.

De este modo, ubicaremos estos sectores en la parte creciente de la recuperación en forma de K, ya que no experimentan bajas sustanciales en su productividad y en algunos casos son potenciados por las circunstancias generando nuevos puestos laborales como puede ser un ejemplo los call centers, por mostrar uno.

En la parte baja de la recuperación en K encontraremos el panorama opuesto, es decir “los perdedores”, aquellos sectores económicos que se comportan en forma de L, esto es, que caen y se estacan en largos periodos de desempleo. Cabe recalcar que la responsable de estos fenómenos no es la Covid-19 sino las cuarentenas, pues en países con presencia del virus, pero sin cuarentenas, no se experimentó esta forma de L. Un ejemplo puede ser Hong-Kong o Suecia.

Entre los más afectados por los efectos económicos de las restricciones se hallarían las compañías aéreas, agencias de viajes, bares, restaurantes y hoteles. Se debe a que este tipo de servicios requieren un contacto presencial, algo que se pretende evitar.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el 61,3% de los empleos en Colombia son puestos autónomos (trabajadores por cuenta propia), aquí entran los informales, ellos son los más afectados por las restricciones, ya que no cuentan con vinculación formal y sus actividades se han interrumpido de facto debido a las medidas estatales.

Tal como se escribe la letra K, un grupo segmentado de sectores se encuentra en etapa de recuperación económica, esto a su vez crea nuevos puestos laborales e impulsa la recuperación agregada de la economía, pero el grueso de ella se encuentra en la parte inferior de la letra, son todos aquellos autónomos y pertenecientes a los sectores de servicios de contacto presencial los que están experimentando el lado obscuro de crisis.

En síntesis, la recuperación no será en U, V, W o L. La realidad evidencia y prevé una recuperación en forma de K.