Cinismo, Furia, Agresión, Patrimonio Uribista

El señor Óscar Iván ha demostrado, a lo largo de su campaña a la presidencia, no tener pantalones, ni la más mínima seña de ser autónomo en la toma de decisiones. Este personaje se ha comportado como una simple ficha en el tablero, manejada por el honorable ex-presidente, que de honorable no tiene sino la máscara que solo creen real los ingenuos ciudadanos Uribistas.

Recordemos los diversos escándalos en los que se vio involucrado el gobierno Uribe, empecemos por nombrar tales como: el Agro Ingreso Seguro, política que disfrazó este personaje como una ayuda a los trabajadores menos afortunados del campo, pero que terminó favoreciendo a los grandes terratenientes nacionales, quienes, por pura casualidad de la vida, eran quienes podían brindarle ayuda política a quien hoy está detrás de Zuluaga, pero recuerden que él no tuvo nada que ver con la gestión de este programa, fue obra de la macabra mente de Andrés Felipe Arias, otro peón; sabemos además del sombrío plan en el que se asesinaron civiles para que las estadísticas que nombraban el número de guerrilleros dados de baja cada día, aumentara. Quizás esto no fuera algo directamente planeado por Álvaro Uribe, o al menos eso es lo que dicen los inútiles medios de comunicación colombianos, pero este es un claro ejemplo de lo que sucede cuando para un gobernante es más importante invertir en guerra, que en educación, dándole millonadas en recompensa a los asesinos, y un terrible ejemplo a los ciudadanos de que la violencia es el mejor camino para resolver las diferencias; sabemos, además, del inmenso irrespeto que tiene este señor por la democracia, de cómo muchas de sus acciones son, indudablemente, un paso malintencionado para debilitar las instituciones, esto es evidente en ejemplos tales como las chuzadas del DAS, las cuales fueron una estrategia de este señor para desgastar la oposición, y evitar así que llegaran a encontrar evidencia en su contra. Acciones que han debilitado, de forma significativa, las instituciones, lo que en realidad causa la perturbación de la estabilidad del país y finalmente de la democracia.

 

¿Pero entonces que tiene de malo que resulte elegido este personaje?

A aquellos que no creen lo que digo, que no creen, o no han notado, que el candidato Uribista, Óscar Iván, no es más que un títere sin pantalones de este tétrico líder bélico y cínico, quisiera resaltar que la frase, “sí al proceso de paz con las FARC-EP pero primero se debe exigir un cese al Fuego bilateral, de otra manera será terminado”, repetida constantemente por el candidato, no es muy diferente a un constante trino de Uribe Vélez, trino con el que ha sabido criticar dicho documento, trino que sale de su boca dejando escapar todo su furor derechista y su cinismo inmoral. Si no recuerdan ustedes, lo mismo acordó dicho personaje cuando se dispuso a firmar un acurdo de paz con las autodefensas, lo cual redujo el número de masacres en una tercera parte. Pero sin embargo en febrero de 2004, tras 14 meses de negociaciones, los grupos paramilitares habían cometido cerca de 362 asesinatos, 16 masacres y 180 secuestros. Lo cuestionable hacia este señor, y la coherencia de sus acusaciones, es que en ese entonces no detuvo el proceso que se formalizaba con las AUC, dejando pasar que estas hubiesen incumplido con el cese al fuego.

Solo piénsenlo, ¿qué es lo que Álvaro Uribe Vélez ha hecho para ganar tanta popularidad entre los ciudadanos? ¿Qué era Colombia antes de Uribe Vélez, y como hizo para conseguir este cambio? Este personaje es uno de esos que cree que todo se soluciona a la fuerza, con violencia, y si las FARC desaparecen perdería toda la popularidad que tiene entre la población de edad avanzada, ¿creen que si esto es así, Óscar Iván, títere de Uribe, tiene realmente alguna intención de firmar un acuerdo que deshaga dicho grupo? No sean ilusos, no olviden los hechos pasados, debemos recurrir a la historia para recordar y percibir los patrones de los sucesos, es esta la forma más madura de predecir lo que pasara. Es la mejor manera de saber cómo actuar en el presente.

Así de sencillo ni a Álvaro Uribe Vélez ni a Óscar Iván Zuluaga le conviene que se acabe la guerra, de verdad creen que harán algo para que esta termine. Ambos personajes los marean a ustedes, espectadores de sus actuaciones, haciéndoles creer que la forma a la que ellos recurren para combatir la guerrilla es la más efectiva. Pero recuerden, “la violencia genera más problemas sociales que los que resuelve”.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-b-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-xpa1/t1.0-9/1379456_10201393991064704_1213548831_n.jpg[/author_image] [author_info]Simón Arias Valencia Nacido en el Eje cafetero, estudiante de derecho en la universidad de Caldas. [/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

3 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • I simply want to say I am just very new to blogs and really liked this website. Almost certainly I’m want to bookmark your site . You surely have wonderful well written articles. Thanks a lot for sharing with us your web site.

  • I’ll gear this review to 2 types of people: current Zune owners who are considering an upgrade, and people trying to decide between a Zune and an iPod. (There are other players worth considering out there, like the Sony Walkman X, but I hope this gives you enough info to make an informed decision of the Zune vs players other than the iPod line as well.)