Ciertos Vecinos

En una región se combinan todas las formas de convivencia e intolerancia, así como sus antónimos. Basta con mirar las dos Coreas, el mismo origen y el mismo idioma, pero el estilo de vida política y económica son opuestos; mientras que en el Norte, hay una dictadura vitalicia que ha destrozado psicológicamente a sus habitanes, en el Sur que es próspero e industrial, la gente se lanza a los negocios, utilizando en ciertos casos el todo vale para imponerse, basta mirar el TLC firmado con Colombia. En Latinoamérica no varía la situación, en unas millas se puede ir desde los lujos de Santo Domingo hasta la angustia en Cuba, la desesperanza en Oruro hasta los Shopping estrato mil en Buenos Aires; ni se diga en Colombia. Pero volviendo al tema, es imposible ignorar las fronteras terrestres, aéreas y marítimas, por lo que en el vecindario deben primar las reglas de amistad y respeto, pero es muy complicado. Basta con mirar el bombardeo en Ecuador para dar de baja a Raúl Reyes, el secuestro de Simón Trinidad allá mismo para ser extraditado, ni hablar del caso de Rodrigo Granda, quien fue traido en Venezuela en el baúl de un carro (estilo camorra) por parte de la seguridad democrática. En esta columna se destacarán dos casos que han tenido importancia en los últimos años, Venezuela y Panamá.

Venezuela, país de las mujeres más bellas del mundo, de las novelas de Delia Fiallo, la Arabia Saudita del Trópico (aunque en decadencia, puesto que tienen que importar petróleo, absurdo), y de una maravilla natural que no tiene copia ni tiene valor cuantitativo, sino cualitativo; el Salto del Ángel, con sus 979 metros de altura y su imponente caudal de agua cristalina y digna de los relatos de Rómulo Gallegos, que podría estar sometida a los mediocres egos del Socialismo Siglo XXI y del disfraz de los Adecos y Copeyanos en la Supuesta Oposición. Se rumora que a raíz de los problemas de combustibles, los vuelos hacia esta maravilla natural; podría tratarse de un problema momentáneo, pero que combinado con la situación política y la escasez de hidrocarburos, podrían desatar una invasión de petroleras encabezadas por PDVSA en dicha zona, con resultados negativos de incalculable magnitud.

Ahora, en el plano político, es cierto que hay mucha diferencia de liderazgo entre Hugo Chavez Frías y la torpe dupla de Nicolás Maduro Moros y Diosdado Cabello, quienes solo inspiran lástima, viven en la paranoia, purgas alrededor de su partido todos los días, cazando peleas con Raimundo y todo el mundo; es tan triste la situación, que no han sabido aprovechar su participación, en contraste con Cuba, que ha liderado positivamente este trabajo de acercamientos entre el Gobierno Colombiano y las Farc (por algo, aumentan las voces exigiendo al gobierno estadounidense de levantar el injusto embargo económico a la isla). ¿Y la oposición? Mientras que Leopoldo Lopez vive un calvario en la cárcel por soberbia de Maduro y Diosdado, incluyendo que a sus padres y su esposa Lilian han intentado por todos los medios que una disposición de la ONU para la liberación del mismo sea acatada; en la otra orilla se encuentran María Corina, Henrique Capriles, Ledezma, Henry Falcon; acaparan los medios de comunicación para exigir que tumben al chavismo y los impongan en Miraflores. Pero esto no para aquí, mientras que en la mayoría de los países latinoamericanos van respetuosamente a pedir ayuda, vienen a Colombia de manera desafiante a ponerle trancas al gobierno, a insultar a quien no esté de acuerdo, y a rendirle pleitesía a Álvaro Uribe Vélez. Solo hay algo en que coinciden con el PSUV, el anticolombianismo. Para la muestra, el siguiente botón: en 1981, cuando los padres y abuelos de la oposición actual gobernaban derrochando petrodólares, al cantante colombiano Alfredo Gutierrez se le ocurrió la idea de interpretar el himno del país vecino con su acordeón, ¿qué pasó? La guardia nacional venezolana lo retuvo y le dio una pela con machetes en el trasero; y como el chavismo no quiere quedarse en esta competencia relegado, ahora chillan porque Maluma (cantante paisa) en un concierto, sin querer cogió la bandera al revés. Ni hablar de los negocitos de guerrillas y paras a lo largo de la frontera, y el efecto malteada.

Pasando por el Canal de Panamá, donde todavía viven con el pavor de ser colonia colombiana, han pasado 111 años de su independencia y todavía rondan fantasmas. Este país es el fiel reflejo de la cultura del todo vale y evasión de obligaciones tributarias de empresas y entidades financieras colombianas. Esos movimientos económicos han generado (dicen) por lo menos el 20% de empleos directos e indirectos de Panamá. Es un paraíso fiscal así allá quieran dar lecciones de moral, o sino, basta con recordar el ascenso y la caída de Manuel Antonio Noriega, el hombre fuerte del istmo durante los setentas y ochentas. Ni hablar de la parte ambiental, la ampliación del canal ha implicado no solo escándalos finacieros y laborales, con España de testigo; sino que el daño ambiental es irreparable (dicen que la lavandería que se podría generar ahí no tendría control ni juntando todos los estamentos de seguridad mundiales). Ni hablar de la posibilidad de exploración de petróleo en el Darién, con posibles efectos negativos en Colombia. Una pregunta; sigue en firme el proyecto de interconexión eléctrica; ¿no se seguirá atravesando el expresidente uribista Ricardo Martinelli para favorecer a su familia? Casos se han visto.

 

Conclusión: es difícil ver las virtudes del carácter latinoamericano de Colombia.

 

PD1: Otra vez los choferes de Servicio Público en Bogotá quieren imponer la cruceta sobre la posibilidad de un Transporte Masivo Serio.

PD2: ¿Porqué el Alcalde Petro calla frente al caso del Humedal La Conejera? Se está convirtiendo en una Alcocería.

@Petroides

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-atl.xx.fbcdn.net/hphotos-frc3/t1/1780782_1404465043144690_1197510993_n.jpg[/author_image] [author_info]Pedro José Rivera Giraldo Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (El País, España), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente y Bajo la Manga. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo. Twitter: @petroides. Leer sus columnas. [/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.