Chao, Bogotá mamerta

Al Distrito Capital, antes Distrito Especial, le han sucedido un sinnúmero de fenómenos a lo largo de los 25 años, que se cumplen a mediados del año entrante, de la Nueva Constitución de Colombia. Se pasó de tener una Alcaldía más experta en Finanzas y en Estatutos Orgánicos como la de Jaime Castro Castro, a las Pedagógicas y de Culturas Ciudadanas por parte de Antanas Mockus Sivickas, con un intermedio de Ejecuciones y Plusvalías bajo el mando de Enrique Peñalosa Londoño, quien llegará de nuevo al Palacio Liévano a partir del próximo primero de enero. Cuando la izquierda llegó al poder capitalino, hubo mucha expectativa por saber como era un gobierno de índole socialista, ya que estaba en su esplendor el fenómeno de Hugo Rafael Chavez Frías en Miraflores (Caracas, Venezuela); pero las expectativas se quedaron en eso y nada más. Lo más irónico del caso es que las consecuencias se vieron el pasado 25 de octubre, durante las elecciones regionales: la candidata del Polo Democrático, Clara López Obregón, quien había sido su candidata presidencial en 2014, pasó a tener 503 mil votos durante la primera vuelta presidencial, a 498 mil en las de alcaldía mayor, se perdieron 5 mil votos, lo cual significa un castigo duro para la izquierda, teniendo en cuenta que contaban con la maquinaria burocrática de Gustavo Francisco Petro Urrego y sus Progresistas. Y si fue así, en el 2018, si no se ponen las pilas, estarían condenadas a rezar por no perder el umbral ni el reconocimiento político.

Primer Alcalde de Izquierda: Luis Eduardo Garzón. Fue muy prudente en sus inicios, continuando las políticas de la segunda administración de Antanas, trató de conciliar con todos los sectores, admitiendo que tuvo un ambiente bastante belicoso desde la Casa de Nari, donde se encontraba el Mesías bajo su primer reinado. Eso si, de Don Lucho puede dar referencias la periodista de Caracol Radio, Darcy Quinn, por aquello de un videíto donde el ExAlcalde aparece muy enfiestado y dando unos polémicos saludos a la dama. ¿Qué pasó? Por su carácter conciliatorio, las fases que se necesitaban de Transmilenio empezaron a demorarse y a poner a competir contra los buses chatarra, formándose los trancones que aún se ven hoy. Ni hablar de ciertos contratos que al final de su mandato se suscribieron con los primos Nule, que dieron con uno de los fraudes más sonados en la historia colombiana.

Llegaron los hermanitos Moreno Rojas (hijos de la Capitana, famosa por su polémico paso por el Instituto de Crédito Territorial y las casas sin cuota inicial, así como Gurropín, el abuelo, célebre por un golpe antidemocrático que dio para tomarse el poder, y el que le dieron para quitarle unas elecciones). Aún no se entiende por qué el senador del Polo y candidato presidencial, Jorge Enrique Robledo Castillo (más conocido como el Doctor NO) los sigue defendiendo. La fase de Transmilenio por la calle 26 se convirtió en el carrusel de la contratación, con todas las consecuencias antiambientales y antisostenibles para el Distrito, así como cierto timo alrededor de unas ambulancias y la Secretaría Distrital de Salud. Pero todo esto ha dado la bienvenida a una paradoja; mientras Iván permanece en la cárcel en silencio, su hermanito Samuel (ex-burgomaestre) le sigue haciendo juego sucio y evadiendo como cualquier delincuente con dinero y poder, no hay derecho. ¿Cuándo empezarán a hablar Emilio Tapia, los mismos Nule y demás implicados en semejante fraude, no solo contra Bogotá, contra toda Colombia? Qué bueno sería que la embajadora actual de Colombia en Panamá, Angela Benedetti, hablase sobre las reuniones que hubo en su residencia con respecto al tema.

Después vino el Período de Gustavo Francisco, el egocéntrico. Dicen que es muy ambientalista y que ha estado acompañado de expertos en la materia, varios de los cuales viven en los grandes edificios que han sido construidos alrededor de los cerros orientales y que han estado en medio de las afectaciones contra los mismos, con el mismo silencio que han guardado frente al caso del Humedal La Conejera, y el Fontanar de los parientes de Doña Verónica, la primera dama distrital. Ni hablar del desagradable tema de las basuras, que aún esparce su contaminación alrededor de la Atenas Suramericana; eso sí, hubo algo bueno; desmoronar el poder del Inquisidor, perdón, Procurador. Faltan por averiguar ciertos detalles judiciales alrededor de los carros compactadores de basura, así mismo, aclarar si aun es cierto el poder de Diego Bravo (antiguo gerente de EAAB y servidor de Alejandro Ordoñez en la Procuraduría) sobre Aguas Capital. ¿Qué hay con el asunto de la línea 123?

Reflexión; si estos 12 años de debacle en Bogotá, representan el lado humano de la izquierda colombiana, ¿no es peligrosa la Colombia Humana que quieren imponer en 2018? Ya quieren ponerle talanqueras al Proceso de Paz.

PD1: Por lo menos hubo elecciones sensatas en Argentina y en Venezuela, donde se castigaron las excentricidades y barbaridades de una izquierda arrogante.

PD2: No vale la pena gastarle la columna a una Cumbre Climática, que solo quedará en tilín tilín.

About the author

Pedro José Rivera Giraldo

Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (Nuevo Petroides), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.