Camilo Valencia, el músico que promueve la protección animal a través de sus canciones

Camilo Valencia es un cantautor animalista y productor musical colombiano disciplinado, constante y multifacético. Hace sus canciones, las interpreta, pero también las dirige en estudio. Produce sus propios conciertos y valora el trabajo del equipo con el que trabaja desde hace 8 años porque cree en la lealtad, y afirma que la evolución de un artista tiene que ser la evolución de todos los involucrados en el proceso. Es un artista comprometido con las causas sociales, empático, compasivo, consciente del momento que atraviesa la humanidad y por ello se arriesga a hablar de lo que hablan pocos, desde su música, sus conciertos y sus redes sociales. Ama la música pop en todas sus vertientes y se ha mantenido firme en su estilo a pesar de que su ciudad, Medellín, es la capital del reggaetón.

Tiene claro que su música debe estar al servicio de la luz, por eso sus mensajes siempre tienen un contexto social. Entre sus letras se pueden encontrar canciones para la protección de los animales de todas las especies, los pueblos originarios, el planeta, las mujeres, la realización de los sueños y el amor.

«Busco llevar mensajes de respeto por todas las formas de vida en el planeta; canciones positivas que aporten en la salud mental de las personas, despertar la conciencia sobre la crisis climática, venerar el amor como la fuerza más colosal y fundamental del universo a través de historias de esperanza y rebeldía para luchar por los sueños. Con mi música anhelo transformar al mundo y la relación que tiene la humanidad con los animales, pues esa es la clave para combatir la mayor amenaza que tienen todas las formas de vida en el planeta: el calentamiento global y la crisis climática», cuenta el artista.

‘Hasta los cielos’ es su más reciente lanzamiento, una canción que gira en torno a una de las realidades más difíciles que debe afrontar una persona que tiene un animal compañero: la despedida. Camilo Valencia se inspiró en las historias que cuentan los veterinarios en donde exponen que la tristeza más grande que pueden vivir ellos como profesionales es ver a los ojos a un animal que fue dejado en completa soledad en la veterinaria por su familia, para que ellos tengan que practicarle la eutanasia.

La canción tiene como base las guitarras con sonidos pop, country y folk, e incluye instrumentos hindúes para llevar la canción a un ambiente de espiritualidad y meditación. Fue producida por Jhomer Ríos, alumno del reconocido productor musical Julio Reyes Copello y contó con la participación de músicos de sesión para artistas como Alejandro Sanz, Marc Anthony, Carlos Vives y Camilo; entre ellos el baterista Juan Guillermo Aguilar (Cosito), el guitarrista Daniel Uribe y el bajista José Juvinao. Fue masterizado por Jey Álvarez en el Faro Estudio.

«Es una petición para que las personas devuelvan con un acto de valentía y amor real el cariño, lealtad, incondicionalidad y la ternura que han recibido de sus animales compañeros; estando a su lado en el momento de tenerles que aplicar la eutanasia, cuando ya no se pueda hacer nada para que esa criatura tenga calidad de vida», enfatiza Camilo Valencia.

El video fue una apuesta de Funeral Pet (Medellín), empresa prestadora de servicios funerarios para mascotas, quienes encontraron en Camilo Valencia, en Jack su compañero y en la canción la mejor manera de tocar el corazón de las personas, para que definitivamente estén con sus animales compañeros hasta el último segundo de vida. El clip, producido por Sir Rivers, se mueve entre la vida cotidiana en el hogar de Camilo y Jack. En una historia de una enfermedad incurable y agresiva, el cantante debe tomar la decisión de evitarle más sufrimientos a su compañero, dándole una despedida digna.

Otro de sus sencillos es ‘Lo tengo todo’, canción que nació en la pandemia. Allí, Camilo Valencia encontró en la compañía de Jack todo el amor, la humildad, ternura, paciencia y sabiduría para resistir ese tiempo de soledad. Su compañero fue la más potente y hermosa medicina para su salud mental, su corazón, sus emociones y su alma. Es un homenaje a los animales, como seres llenos de la más perfecta luz y sanación para la humanidad.

La base son guitarras acústicas con influencias del folk, country y pop. Recibe colores del banjo y el mandolín para darle un carácter natural, de montaña y aire puro. Por último, se acompaña de una batería cruda pero efectiva, para conectar con las pulsaciones del corazón. Fue producida también por Jhomer Ríos en Nebulosa Music.

El video hecho por Sir Rivers, está inspirado en la ceremonia Tika, realizada en Nepal en un día específico del año en donde con collares de flores y pinturas especiales, honran la presencia de los perros como seres evolucionados y maestros espirituales. Sin embargo, Sir Rivers y Camilo Valencia llevaron el ritual a otras especies como gatos y minipigs en un mensaje de inclusión y del respeto que merecen los animales de todas las especies.

‘Puente’ surge de la muerte de Jackie, la hermana de Jack, cuando tenía 6 años. Fue una despedida desgarradora e inesperada para Camilo Valencia. Su maestra espiritual le hizo llegar el escrito de la leyenda del ‘Puente Arcoíris’ que habla de un paraíso, un cielo al que van todos los animales. El artista lleva un mensaje de amor, paciencia, sanación, humildad y espiritualidad a todas las personas que sufren la pérdida de un animal compañero.

Tiene elementos del pop, la electrónica y el techno. La producción musical fue de Juanito Cardona y Leo Sierra en Estudio Retro, llevando un mensaje doloroso a través de una canción de alta vibración, junto a un bit de dance que le da una bocanada de esperanza. Los teclados y las guitarras se entrelazan con la letra, la melodía y el bit de las baterías.

El video, hecho por Carlos Montañez y la productora DP entre el bosque y el frío de Santa Elena y el embalse de Don Matías, en Antioquia, cuenta la historia de Camilo Valencia y Jack en soledad en una cabaña, pasando el duelo por la partida de Jackie. Es, a través de la meditación que el cantautor encuentra la forma de comunicarse con la recién trascendida.

‘Hasta los cielos’ y ‘Lo tengo todo’ hacen parte del quinto álbum de estudio, un trabajo de 15 canciones llenas mensajes profundos y potentes enfocados en la protección de los animales, el planeta, los océanos, la salud mental, la protección de las mujeres y la inteligencia emocional.

«Es fundamental que las personas sepan que en esta ciudad hay cientos de artistas con producciones maduras y de calidad que buscan sanar a Colombia, un país enfermo de guerra, narcotráfico y corrupción», concluye.

Escuchar a Camilo Valencia es despertar la consciencia, es motivarse para hacer los cambios necesarios en los hábitos personales que puedan impactar positivamente al medio ambiente, es aprender a respetar la vida en todas sus formas y aprender a amarse a sí mismos a través del amor incondicional que los animales le enseñan a la humanidad. Es música de alta frecuencia y vibración.

Camilo Valencia es artista de la agencia de management digital INDIEMASS Music de la ciudad de Medellín.

Escucha ‘Hasta los cielos’ de Camilo Valencia en tu plataforma favorita
https://onerpm.link/298974694009
Sigue a Camilo Valencia en sus redes sociales
Instagram: https://www.instagram.com/camilovalenciamusic/
Facebook: https://www.facebook.com/camilovalenciamusic/
TikTok: https://www.tiktok.com/@camilovalenciamusic
Twitter: https://twitter.com/cvalenciamusic

Sobre Camilo Valencia

Camilo Valencia siempre quiso cantar sus propias canciones. Con solo 1 año de vida ya golpeaba las ollas de su casa con cucharas y tenía que tocar cada instrumento que veía en cualquier parte. Cuenta su familia que con 6 años les hacía canciones a los pájaros. En su adolescencia ingresó a grupos musicales de su colegio y allí encontró su verdadera vocación. En 2007 lanza su álbum debut ‘Corazón Pop’, coproducido por José Lopera (San Alejo y Pasabordo) y, a partir de ese momento, ha publicado tres discos más y recibido múltiples premios y reconocimientos. Actualmente, trabaja en su quinto álbum del cual ya salieron a la luz los sencillos ‘Todo lo sagrado’, ‘Lo tengo todo’ y ‘Hasta los cielos’.

La motivación por cantarle a los animales nace hace 13 años con la llegada de Jack y Jackie, un par de perros hermanos que entraron en la vida Camilo Valencia. Con el paso del tiempo, el vínculo que estableció el cantautor con ellos trascendió todas las fronteras hasta el punto de empezar a considerarlos como sus hermanos, sus iguales y sus maestros. Mientras este vínculo se profundizaba, su conciencia se expandió para reconocer la cruel realidad que viven cientos de millones de animales explotados por la humanidad a través de su industrialización y de prácticas oscuras como la tauromaquia, las riñas de gallos y las corralejas. Esto lo llevó a realizar una profunda transformación en sus hábitos de vida, alimentación, consumo, hasta la forma de componer y producir sus canciones. Su segundo álbum de estudio ‘Liberaciones Solares’ fue la epifanía que clarificó su misión a partir de ese momento y hasta el final de sus días: darles voz a esas criaturas, exponer su realidad y tratar de transformarla.

About the author

Diego Armando Baez Peña

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.