Cambio de época, cambio de estrategia educativa 

La era digital, la globalización y automatización de varias tareas en los lugares de trabajo han hecho que cambie la situación del mercado laboral mundial. 


Tradicionalmente, la universidad ha sido una experiencia con un principio y final claros con etapas bien delimitadas: estudiar unos años, obtener un título y, en ocasiones, hacer un posgrado para especializarse en un área. Luego, las personas estaban preparadas para enfrentar el mundo laboral.

Hoy, esta secuencia es insuficiente y necesita una reinvención urgente. La era digital, la globalización y automatización de varias tareas en los lugares de trabajo han hecho que cambie la situación del mercado laboral mundial.

En el futuro, se espera que:

  • Los trabajadores cambien de empleador y de ocupación varias veces durante su vida laboral.
  • Surjan áreas de empleo hoy inexistentes y otras que queden obsoletas.
  • Las habilidades que necesiten las empresas y otros lugares de trabajo cambien con el paso del tiempo.
  • Las habilidades transferibles serán muy valiosas para las empresas y no necesariamente requieren títulos.

En consecuencia, habrá una necesidad continua de graduados en todos los niveles para actualizar, redirigir o adquirir nuevas habilidades para prepararse para estas nuevas oportunidades de empleo. Frente a este panorama, las formas de enseñar y aprender deberán evolucionar.

Transformación de la educación superior

Sin duda, la educación superior debe transformarse para ser más accesible, inclusiva y con contenidos verdaderamente relevantes para los estudiantes, sin importar su edad o sus estudios previos alcanzados.

Por ello, es necesario que las universidades adopten nuevos enfoques y estrategias de la mano de la tecnología educativa o EdTech, la cual permite que el aprendizaje sea más flexible y fácil de usar.

De la mano de la tecnología, estos son los 3 caminos que se convertirán en tendencia en los próximos años en las instituciones de educación superior:

1- Educación Modular 

La educación modular consiste principalmente en dividir y reconstruir los títulos tradicionales en bloques de aprendizaje más pequeños, cada uno con sus propias credenciales, resultados de aprendizaje y habilidades.

La educación modular puede pensarse como el juego de Legos, donde cada bloque puede ir apilándose de manera distinta, según las necesidades o preferencias que surjan en cada estudiante.

Este formato permite desarrollar un aprendizaje “acumulable”. Esto significa sumar varios bloques de aprendizaje modular para crear un paquete de aprendizaje que se asocie a una certificación mayor.

El aprendizaje modular ayuda a:

  • Reducir el tiempo de aprendizaje, ya que facilita la adquisición de habilidades tangibles y de valor más rápido, en comparación con un título tradicional completo.
  • Diseñar un programa educativo personalizado, ya que permite a cada estudiante desarrollar distintas combinaciones de habilidades blandas con habilidades tecnológicas y/o técnicas. De esta forma, se convierten en candidatos únicos de trabajo.
  • Afinar la búsqueda laboral de las empresas, ya que las credenciales modulares indicarán qué competencias y habilidades adquirió cada candidato.

2 – Aprendizaje Permanente 

El modelo de aprendizaje permanente considera que las personas necesitan constantemente afinar sus habilidades y/o desarrollar nuevas para mantenerse actualizadas al ritmo del cambio laboral.

Para que una universidad adopte el aprendizaje permanente debe, además de diseñar programas centrados en los estudiantes jóvenes con disponibilidad a tiempo completo, ofrecer también programas destinados a estudiantes no tradicionales como adultos, veteranos y estudiantes a tiempo parcial que necesitan mejorar competencias puntuales. Es decir, debe crear alternativas para que personas de cualquier edad y nivel de estudios puedan desarrollar habilidades relevantes para sus trabajos.

3- Educación Omnicanal 

La integración de las tecnologías digitales a la vida diaria también cambió las preferencias de las personas en su forma de aprender y consumir contenido.

Hoy, quieren poder elegir entre presencialidad o virtualidad, pero también quieren la opción de pasar de una modalidad a otra sin fricciones. En otras palabras, necesitan flexibilidad.

Uno de los enfoques educativos que viene pisando fuerte y que puede resolver este desafío es la omnicanalidad.

La educación omnicanal es un modelo híbrido que combina el aprendizaje presencial con herramientas virtuales online y offline, permitiendo a los estudiantes aprender en cualquier momento y lugar y su propio ritmo. De esta forma, se mejora la experiencia general de aprendizaje de cada uno.

Algunas formas para implementar la omnicanalidad con éxito son:

  • Utilizar canales virtuales interactivos. La entrega en línea no debe ofrecer solo contenido y documentos digitales; debe ser una oportunidad de interactuar con los materiales, profesores y/o tutores. Cuanto más interactiva y atractiva sea la experiencia digital, son más las probabilidades de captar la atención de los estudiantes y mantenerlos comprometidos.
  • Aprovechar el poder de los datos. Tener los datos correctos permite crear contenido o experiencias personalizadas para satisfacer las necesidades de los estudiantes.
  • Flexibilidad y consistencia. Un elemento importante del aprendizaje omnicanal es la capacidad de reforzar los conceptos en línea que se introdujeron de manera presencial al tiempo que ofrece una variedad de enfoques de aprendizaje flexibles.En esta etapa de transición de la pandemia a la nueva normalidad, la omnicanalidad tiene una gran oportunidad de incorporarse como el modelo de referencia para una educación de calidad a nivel mundial.

 

 

About the author

Andrés Núñez

Multiemprendedor en el área de tecnología educativa y educación superior. Apasionado por la educación digital, la transformación digital universitaria y la innovación educativa. Actualmente Fundador y CVO de Griky. Fundador o Cofundador de múltiples universidades virtuales: Politécnico Indoamericano (Colombia), SUMMA University (EEUU), Universidad Europea de Monterrey (México), Corporación Universitaria de Asturias (Colombia), Aulas Digitales (Colombia) y Fundación Universidad Empresa (Colombia). Directivo universitario durante 20 años como Chief Online Learning Officer del Grupo Talisis, Presidente de la Fundación Ilumno, Presidente de Ilumno Colombia, y Vicepresidente Senior de Ilumno, red universitaria que llegó a tener 350.000 estudiantes en 18 universidades latinoamericanas. Presidente, Rector y Vicerrector de la Fundación Universitaria Panamericana. También fue Presidente de la Asociación Colombiana de Universidades Privadas (ACIUP), Vicepresidente de la Asociación de Universidades Privadas de Latinoamérica (REALCUP), y miembro del Consejo Nacional de Educación Superior de Colombia (CESU) por 6 años. Conferencista, docente e investigador en temas de educación digital y transformación digital universitaria. Como temas de interés innovación y educación.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.