Educación Opinión Recomendados

Buscando agua en medio del desierto: “Cómo lidiar con el miedo y situaciones injustas”

“Recapacita ahora: ¿Qué inocente se ha perdido? Y ¿en dónde verdaderamente han sido derrotados y las personas justas aun sabiendo de su justicia?, ¿cómo pues podemos ver las situaciones de la vida o las cosas con personas que hacen daño a las otras, creen salir triunfadores, cuando dentro de su interior, están vacías? ¿Cómo pues, puede dar amor y tranquilidad una persona que aún no conoce ni experimentó lo que es el amor?”


¿Alguna vez usted se ha sentido atacado por hacer las cosas correctas?  O ¿Alguna vez usted se ha sentido juzgado injustamente, por algo que no hizo? Muchas veces nos entra un miedo inconsciente que, a pesar de no haber hecho nada, no sabemos qué es lo que pasará o que consecuencias es lo que traerá en mi vida.

Más aún analizando ¿Quién o En qué circunstancias se realizaron dichos hechos? Nos sentimos culpables, queriendo retroceder el tiempo y muchas veces tenemos pensamientos como:” ya no voy a volver a confiar en la gente” o “por ayudar a esta persona me metí en un problema”, pero realmente se da cuenta ¿Quién es el del verdadero problema?, ¿Quién verdaderamente hizo el daño?

Constantemente, como individuos con capacidad de raciocinio, pasamos diversas situaciones cotidianas, que nos ponen a personas, lugares y en situaciones en las cuáles no pensábamos nunca estar y frente a ello, se nos suscitan imprevistos, que, a pesar de no ser los autores intelectuales, salimos perjudicados. Tenemos miedo y nuestro cuerpo comienza a reaccionar o a veces no sabemos ni lo que sentimos.

Pero ¿Qué es el miedo?  El miedo, es parte de nuestras emociones, según estudios científicos, el miedo se encuentra en nuestra amígdala cerebral, que es una pequeña estructura situada en nuestro sistema límbico y si seguimos bajo la ilación de este contexto, podemos hablar de la neuropsicología de las emociones, donde existen estudios científicos, los que comprueban que, la emoción es una reacción biológica, ante la apreciación de un objeto cuya carga emocional dispara la emoción en el individuo. Por tanto, nuestras emociones, pensamientos y nuestro sentir, están estrechamente ligados a nuestro cerebro, nuestro comportamiento y lo que somos.

En la vida, nos vamos a topar, con distintos tipos de personalidades, cada ser humano, tiene su propio mundo, sus propias vivencias y cada quien es libre de tomar la decisión de sanarlas o mostrar una careta de sanación cuando por dentro seguimos enfermos.

Entonces, ¿Cómo reaccionamos ante ellos? Realmente ¿Actuamos con sabiduría?, desde la etapa de la infancia, o ¿Educamos a los niños en respuestas sabias y a convivir en armonía y paz?

No está mal tener miedo, de hecho, es parte de un sentir, pero como líneas arriba habíamos descrito ¿A quién le tenemos miedo? ¿A la persona que me ocasionó un acto injusto? ¿A la situación? ¿A qué realmente le tengo miedo?

El ser humano, a pesar de tener distinta capacidad de razonamiento, ideología, pensamiento, estamos hechos por lo mismo: piel, huesos, costillas, pies, por tanto. ¿por qué debo tener miedo a alguien que es igual y diferente a mí a la vez?

Una persona puede estar llena de odio, rencor, venganza en su interior, pero ese conflicto no resuelto es de la persona, más no tuyo, por tanto, no es contra nosotros que realiza el daño, sino contra ella o él mismo, por que es la única manera que tiene de ver la vida y su única solución frente a lo que realiza y su felicidad se centra en lo negativo y no busca una resolución del conflicto basado en armonía (sobre todo en las personas que consideran a la venganza como un acto justo), por qué parte de  sus respuestas es hacer sentir a la persona, lo que ella o él sintió.

El miedo, no es más una respuesta cerebral, pero no una resolución al conflicto que puedas estar atravesando. Por tanto, podemos vivir con miedo y no obtener respuestas o tomar la decisión de sentir esa emoción, reconocer quiénes somos y tomar decisiones amenas y efectivas para mi vida.

“Recapacita ahora: ¿Qué inocente se ha perdido? Y ¿en dónde verdaderamente han sido derrotados las personas justas aun sabiendo de su justicia?, ¿cómo pues podemos ver las situaciones de la vida o las cosas con personas que hacen daño a las otras? ¿Cómo pues, puede dar amor y tranquilidad una persona que aún no conoce ni experimentó lo que es el amor?”.

En el amor, no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, por que el temor es la forma inconsciente de percibir que merecemos un castigo y quién teme, debe también conocer el verdadero significado del amor.

Recuerda, las situaciones pasan, pero lo que construimos cada día y replicamos en la gente, eso no pasa, cada quién tiene la decisión de tomar como suyo las situaciones y palabras, sean positivas o de enseñanza para mi vida. Nada en esta tierra, sucede por pura casualidad, para todo hay un propósito, por tanto, la próxima vez que sientas que una situación no es justa, analiza primero que enseñanza trae esto para tu vida.

Esto fue escrito por

Katherine Elvira Llanca Rodriguez

Psicóloga, especialista en psicología criminal, con estudios en neuro psicoeducación, arte terapia creativa comunitaria, estudiante de maestría en intervención psicológica del desarrollo y la educación, conferencista nacional e internacional, reconocida a nivel nacional e internacional, con experiencia en el ámbito clínico-social y neuro psicoeducativo.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.