Burdel grande o chico: ¿es esa la cuestión?

Guillermo Galdos publicó el miércoles pasado un reportaje[1] titulado “Virgins for sale in Colombia in ‘world’s biggest brothel’” De la polémica publicación que hoy nos tiene tan escandalizados, con lo único con lo que no estoy de acuerdo es que diga que los barrios están llenos de prostitutas. Los barrios de Medellín están llenos de potenciales prostitutas, niñas bonitas prestas a dejarse engañar por la promesa del paraíso aquel que se alcanza con las tetas. Quien no esté de acuerdo conmigo, debería ver el reportaje del periodista peruano, donde 2 “muchachos” típicos de nuestra fauna callejera explican lo que representan para ellos las adolescentes.

Lamentablemente parece no haber una versión subtitulada del video de 11 minutos (me insto a mí y a quienes tengan mejor  nivel de inglés a hacer la tarea); pero justamente en esa herida es donde quisiera poner el dedo. Los medios masivos y la gente están haciendo eco y revuelo de un trabajo que ni siquiera conocen. En entrevista[2] con Nestor Morales, Galdos afirmó que “el título no es el problema, oféndanse por lo que ven en las calles”. Para quienes no hablen inglés, pero sepan abrir la oreja en español, la entrevista resultará esclarecedora. Morales, a la caza del beneplácito de los oyentes patriotas airados, no deja de insistir en lo ofensivo de la expresión “el burdel más grande del mundo”, y el peruano responde cada vez que ese no es el tema, sino los niños prostituidos en las calles del centro de Medellín.

Para empezar: no fue Galdos, sino un colombiano, quien dijo que “si a Medellín le pusieran techo, sería el burdel más grande del mundo” (y se nota por la exageración que fue un paisa quien lo dijo). Luego… ¿hay alguien en esta ciudad capaz de ir más allá de la polémica frase? Si no lo han visto yo se los cuento: detrás del museo de Antioquia el que tenga ojos podrá ver cada noche grupos de niños metiendo sacol y basuco y prostituyéndose. Y no solo allí, sino en varios lugares del centro. Favor que nos hace el peruano al llamarnos la atención sobre un fenómeno pavoroso con el que estamos pavorosamente familiarizados.

Pero ni riesgos, “lo de la casa se resuelve en la casa,” y no queremos que de puertas para afuera se enteren de lo que pasa aquí adentro. Parece que el dinero invertido en lobby por esta alcaldía ha rendido bien sus propagandísticos frutos: ya no queremos que nos hablen mal de Medellín. Ahí está el alcalde: “desafortunadamente hay un tipo de periodismo a nivel internacional que se dedica a exaltar los temas negativos y lo hacen como con una intención de continuar un proceso de estigmatización que la ciudad tuvo por 20 años”[3]. A ver: un periodista sube a un barrio de la periferia donde el alcalde no subiría ni en campaña, entrevista a una mujer cuya hija está “fichada” como futura mercancía sexual por los malevos del barrio, y el agradecimiento que le damos es estigmatizar su trabajo como periodismo estigmatizante.

Les pido mis paisanos que dejemos por un momento de lado el esnobismo de los premios internacionales (¿Son esos premios verdaderos indicadores? ¿Qué inversiones diplomáticas preceden a la conquista de tales premios? ¿Es Medellín innovadora, sostenible y el mejor vividero de Latinoamérica?), y nos detengamos un ratico a considerar la problemática de la prostitución infantil. Y no solo la prostitución, pues yo todavía me parto el alma cada día diciéndole que no a los parceritos que me ofrecen confites en los buses y las aceras del centro, y los que somos del barrio sabemos que son adolescentes los que están matándose en el nuevo recrudecimiento de las hostilidades entre combos.

Algo anda mal con la forma en que (no)abordamos nuestras problemáticas, pues se nos pone en la cara una realidad tan negativa, y políticos, periodistas y ciudadanos escandalizados lo único que hacen es concentrarse en una frase que el periodista ni siquiera dijo, y que por fuerte que sea es solo un recurso para representar una realidad. Es que no queremos ver lo que pasa aquí, por más que el alcalde diga que “nuestra filosofía no es desconocer la realidad”. Pero eso hacemos: que no nos hablen de niños haciendo sexo oral en los callejones del centro, y menos que lo divulguen por Europa (podríamos estar perdiendo algún premio). Y mucho menos queremos que nos hablen, y este me parece un favor todavía más grande de parte de Galdos, de quién gobierna realmente en Medellín.

[email protected]

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-b-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-xfp1/t31.0-8/q82/s960x960/10608698_1484927228431804_5727107486792363220_o.jpg[/author_image] [author_info]Jorge Andrés Londoño Ceballos Cuando nací todavía resonaba el estruendo de la caída del muro, y el hegemón empezaba a tirarles carnada a los árabes para presentarle el nuevo enemigo a occidente. En el barrio pagaban un millón por policía, pues en aquellos tiempos el Estado era enemigo del business. Medio bachillerato me lo pasé solo, entonces me tocaron los libros, conversadores que frente al silencio del otro antes que inquietarse se agitan (por culpa de ellos discuten incesantemente en mi cabeza el solitario de Sils-María y el Hijo del Hombre). Actualmente escribo mi tesis para egresar de ciencia política, ansioso por abdicar a la dignidad de la escuela de Chicago, y dedicarme por fin a estudiar. Me gustan Octavio Paz, el jazz y la cúrcuma.[/author_info] [/author]

[1] http://www.channel4.com/news/colombia-medellin-prostitution-virgins-gangs-pablo-escobar

[2] Vea: http://www.bluradio.com/76918/el-titulo-no-es-el-problema-ofendanse-por-lo-que-se-ve-en-las-calles-galdos

[3] http://www.elespectador.com/noticias/nacional/medellin-no-el-burdel-mas-grande-delmundo-anibal-gavir-articulo-517639

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

4 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • I simply want to mention I am just very new to blogs and honestly loved this blog site. Almost certainly I’m going to bookmark your site . You really have great articles and reviews. Cheers for revealing your website.

  • I just want to mention I am very new to blogging and honestly savored this page. Likely I’m want to bookmark your site . You definitely have good writings. Many thanks for sharing your blog.

  • The Zune concentrates on being a Portable Media Player. Not a web browser. Not a game machine. Maybe in the future it’ll do even better in those areas, but for now it’s a fantastic way to organize and listen to your music and videos, and is without peer in that regard. The iPod’s strengths are its web browsing and apps. If those sound more compelling, perhaps it is your best choice.

  • I am typically to blogging and that i actually appreciate your content regularly. The article has truly peaks my interest. I am going to bookmark your site and maintain checking achievable data.