Buenas malas, buenas nuevas

Desde hace más de 4000 años, las civilizaciones han intentado de forma convencional y otras veces no mucho, de llevar las noticias o novedades del día desde un lugar a otro, su esfuerzo mayor ha sido el de mantener claro el mensaje a transmitir e impedir por los medios posibles que se altere la información.

Veíamos en las civilizaciones primitivas el uso de animales, como los halcones y diferentes tipos de aves para llevar las noticias, el humo fue muy utilizado en las comunidades indoamericanas y otras más.

La transmisión de noticias entre las personas ha sido siempre un punto vital en el desarrollo y crecimiento de la civilización

Guerras se han definido por esto, traiciones, amores y desilusiones. Las noticias pueden llegar hacer como un dulce beso en los labios o una amarga sensación en las entrañas

Hay algunos osados intelectuales que dicen que somos la conclusión de las decisiones que tomamos después de cada noticia

Hoy la civilización esta tan acostumbrada a este tipo de dinámica, que aun los más astutos, han encontrado en ella una herramienta de manipulación y persuasión, siempre y cuando favorezca sus agendas personales

Las noticias malas se han convertido en el dulce bocadillo después del almuerzo o peor, la dosis mínima legal para mantenerse

Sin lugar a dudas, la escasez de cuestionar las noticias que constantemente permitimos que permeen la sociedad, le han dado una espléndida vía libre

Las noticias sobre, muerte, robos y asesinatos, como cualquier otro asunto relacionado son tan comunes que se han vuelto la parte natural del mundo

Tal indiferencia, frialdad y silencio ante esto ha despreciado y desechado inconscientemente el mensaje de esperanza que llego hace más de 2000 años al mundo

Un mensaje, unas buenas nuevas que llenaron a una pareja en los territorios de lo que hoy conocemos como palestina, un lugar llamado belén, que en su traducción significa luz.

Allí todos fueron testigos de cómo una noticia pudo transformar por completo el destino de toda la humanidad, un niño llamado Emanuel, venía al mundo, así es mi querido lector(a) esta es l buena noticia.

Nos ha nacido un niño, Dios nos ha dado un hijo: a ese niño se le ha dado el poder de gobernar; y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe de paz. Isaías 9:6

Para esta navidad, llévate esta buena nueva, la verdadera época de la natividad será en este año para proclamarle a todas las personas que Dios vino al mundo, y todos aquellos que crean y le obedezcan, del él, recibirán gracia, paz y misericordia.


Si te gusto este Artículo, Ayúdanos en esta navidad, por la compra de un seguro, tendrás la oportunidad de llevar el 100% de sus utilidades a la ayuda de familias vulnerables en Colombia

Seguros👉     MiLLave  

About the author

Alvaro Jorge Acosta Peña

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.