Aprendiz de Ajedrecista

Fuente: Twitter - Daniel Quintero
     

Ante el anuncio que hizo en señor el alcalde de Medellín Daniel Quintero de revisar dentro de la recién semiconformada junta directiva de EPM, la decisión de continuar o no con las acciones legales para recuperar 9.9 billones de pesos producto de errores en la contingencia de HidroItuango, han aparecido durante esta semana un sinfín de interpretaciones, apoyos, rechazos y hasta apuestas de lo que los analistas consideran será la decisión de esa nueva junta directiva de las EPM.

Existen comentarios que magnifican el jalón de orejas del presidente Iván Duque para que reconsiderara semejante exabrupto, sobre todo con el relacionamiento tan deteriorado con todo el establecimiento regional. Atribuyéndole incluso, según esos analistas, la casi obligatoriedad de acabar con esa acción legal, bajo un supuesto chantaje con los dineros necesarios para la construcción del tren ligero de la 80 y la segunda línea del metro.

Existen otros incrédulos – grupo en el que me incluyo-, que consideramos que simplemente esto no es más que otra jugada en el tablero de ajedrez que el alcalde está jugando con la opinión y en aras de su popularidad mediática y otros asuntillos ocultos, para obtener réditos políticos posteriores.

Sea lo primero recordar que Daniel Quintero es una persona cuya soberbia es sólo comparable con su ego, y que por lo tanto no va a mostrar el más mínimo resquicio de debilidad ante toda la “oligarquía” que lo está “persiguiendo”.

De otro lado, y revisando la pre-campaña a la alcaldía de Medellín en donde todo su reconocimiento a nivel local se dio basado en sus “hallazgos de corrupción” en HidroItuango, y cuyo discurso caló a nivel nacional, mal haría en desestimar una posible demanda que lo catapultaría de la política regional a la nacional con sólo ese golpe de opinión que significa “recuperar 9.9,billones de pesos”.

Adicionalmente no va a perder la oportunidad de ratificar su decisión con esta nueva junta y muy posiblemente con una Matriz de Riesgo “ajustada”, implicando con ello que la Junta anterior renunció por una niñería y/o por intereses ocultos con las empresas involucradas en la acciones legales, con la posibilidad de anunciar demandas hacia ellos por omisión y quién sabe que más argumentos que proporcionen titulares en los periódicos.

Igualmente con esta decisión que tomará la recién nombrada Junta Directiva de las EPM, salvará toda disputa con las calificadoras de riesgo internacional en cuanto a su falta de cálculo -por pura ignorancia- de que el alcalde de Medellín no puede saltarse la Junta Directiva de la entidad descentralizada por cuanto EPM es emisora de deuda internacional y debe estar sometida a códigos de buen gobierno corporativos.

Pero eso no termina allí, como aprendiz de ajedrecista, está armando el camino para reventar la relación con los constructores de Hidroituango y así achacarles además la culpa de los posibles retrasos que muy seguramente tendrá la megaobra, pero como buen “salvador” hará otros anuncios de suma importancia cuando no se renueve ese contrato que finalizará el 31 de diciembre de este año.

Yo se que todos quisieran que todo volviera a la normalidad, que el Alcalde fuera humilde y reconociera su error, qué la Junta sea ecuánime y le abra los ojos que el riesgo de las acciones legales es mayor que el posible beneficio, qué eso sería mejor para los acreedores y para la calificación de riesgo crediticio. No faltarán los cálculos políticos de apuntar como la salida más lógica ante una negativa de esa Junta, utilizar al Gerente de las EPM Álvaro Guillermo Rendón como fusible para que no se vea salpicada su popularidad, pero lamento decirles que eso no va a pasar, esto no es más que pensar con el deseo, porque lo que estamos presenciando señores, son las jugadas de un aprendiz de ajedrez, cuyo maestro lo está aconsejando paso a paso para terminar con nuevos actores como un cuento del lejano oriente.

About the author

Constantino Cabello

Matemático, ingeniero retirado y bebedor.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.