Ante la frase “América primero”, se antepone “el multilateralismo primero”

Ante la frase “América primero” de Trump, se antepone la frase de Macron “el multilateralismo primero”

La visita del presidente galo Emmanuel Macron a los Estados Unidos tuvo dos objetivos básicos, el primero, estrechar vínculos de fraternidad con Donald Trump, desde la perspectiva política y económica, y dos, usar el recinto del congreso de los Estados Unidos como un escenario expedito para comunicarle al mundo el distanciamiento propio y de la Unión Europea respecto a las decisiones asumidas por su homólogo estadounidense a favor del aislacionismo. Los gestos y chanzas de los dos líderes ante las cámaras, se vieron totalmente superadas por las posiciones del presidente francés ante el congreso.

El advenimiento de nuevas amenazas en el plano internacional conlleva a que los Estados afiancen políticas a favor del Multilateralismo, elemento imprescindible para la gobernanza internacional, el apoyo éticos y estético brindado a los Estados Unidos para el ataque que sacudió a Siria, (ver columna La estética geopolítica en Siria), es la clara muestra de la disposición del presidente galo a cooperar en asuntos tendientes a la protección y preservación del orden internacional, sin embargo críticas como «podemos escoger aislacionismo y nacionalismo, pero cerrar la puerta al mundo no parará la evolución del mundo. No comparto la fascinación por nuevos poderes fuertes, el abandono de la libertad y la ilusión del nacionalismo.», posibilitan comprender desde la  antigua lógica aristotélica “soy amigo de Platón, pero más aún  de la verdad”, que Macron comparte elementos emanados de las posiciones de Trump, pero está dispuesto a desmarcarse de ellos cuando estos van en contra del orden liberal que el mismo Estados Unidos instauró finalizando la Segunda Guerra Mundial. De esta manera y renovando la frase aristotélica podríamos afirmar desde la perspectiva Macroniana “Soy amigo de Trump, pero más aún de la defensa del multilateralismo en el orden internacional liberal”.

El llamado del presidente francés es claro, si Estados Unidos sigue alejándose de las posiciones tendientes al multilateralismo como el retiro del pacto de París, al que se refiere de esta manera  «Estamos matando nuestro planeta. No hay planeta B. Trabajemos juntos para volver a hacer grande a nuestro planeta («make our planet great again») Francia y Alemania estarán dispuestos a asumir el lugar dejado por el país norteamericano en el acometido de la defensa del orden internacional, de esta manera Macron derrumbó la frase de Trump “América primero”, por la frase “el multilateralismo primero”, abrogándose así la defensa del orden internacional liberal, en tiempos donde el crecimiento del terrorismo a gran escala y la violación de los derechos humanos amenazan los bastiones fundamentales sobre los que se erigen las democracias occidentales, la libertad y la igualdad.

About the author

Juan Carlos Cardona Londoño

Soy docente orientador de procesos en educación básica y educación universitaria en la ciudad de Medellín, magister en estudios Políticos de la UPB, interesado por temas relacionados con las dinámicas educativas, urbanas y políticas.