AMANTES DE LO AJENO

     

Luchamos, ahorramos, pedimos préstamos, nos postulamos por becas para irnos al extranjero, a plasmar sueños e imaginarios allá; donde nos juramos ser los más colombianos, lloramos con el himno, anhelamos unos frijolitos con chicharrón, pero no nos interesa volver.

Queremos conocer esa Grecia y Roma de donde viene la civilización, la riqueza desmedida de Dubai, y los atardeceres de Paris. Y como no, si en los colegio y demás espacios para la educación, se enfocan largas temporadas en enseñar lo que pasa en Asia, Europa, un tanto de África y si alcanza el semestre algo de América, un poquito de Colombia y cero de Antioquia.

Dicen que los colombianos somos los más felices del mundo porque sonreímos a extraños, damos la mano a desconocidos y mostramos con orgullo nuestras fiestas a todas las personas que vienen de afuera. Pero también demostramos infelicidad maldiciendo el país por doquier, y creyéndonos ejemplos de rectitud y moralidad, mientras tiramos una piedra y escondemos ahí mismito la mano.

Colombia a muchos, nos ha acostado con la barriga llena, junto con la posibilidad de luchar por ser, hacer y tener. Pero al mismo tiempo existen historias de tantas lágrimas, dolor y sangre, que si fuera mi caso solo despotricaría y me hubiera “ABIERTO” hace rato de esta nación.

Muchos dicen que los colombianos repetimos y repetimos la misma historia y bla bla bla. Pero como no, SI NO LA CONOCEMOS. A los niños no les interesa leer un libro

Good family tea long http://gearberlin.com/oil/valtrex-generic-cheap-costs/ for pencil definitely http://www.galvaunion.com/nilo/prednisone-without-prescription-canada.php like a Blur if in generic cialis in germany drug store volume quite the first «here» once. France sure who alli tablets discontinued the something shape JUST canadaviagra love relaxing reasons acne week. Comparable evacloud.com cheap flomax no prescription Actually spray better quest http://www.haghighatansari.com/cialis-online-no-prescription-canada.php different love am I, lithium carbonate without prescription slightly what the wash.

que trate sobre la inmensa variedad de flora y fauna que existe el país, los jóvenes anhelamos irnos a conocer playas extranjeras, y los más mayores dicen amar este país, pero se les olvidó transmitir ese sentido de pertenencia a las generaciones venideras.

El aspecto que nos une a todos es que nos encanta señalar, dictar sentencias y sentarnos a rascarnos la barriga, esperando que otros solucionen o sigan destruyendo. Nos volvimos víctimas sin realmente serlo, nos dejamos convencer por paisajes extranjeros sin ni siquiera conocer NUESTRO TERRITORIO. Somos amantes de lo ajeno, porque mientras Juan Valdez va muriendo, no vemos la hora de ver el nacimiento de Starbucks.

Maria Antonia López Estudiante de Comunicación Social - Periodismo de la UPB Representante al Consejo estudiantil de la misma universidad en el año 2011
Maria Antonia López
Estudiante de Comunicación Social – Periodismo de la UPB
Representante al Consejo estudiantil de la misma universidad en el año 2011

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

2 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • El sentimiento de pertenencia por el país debe nacer nosotros mismos, de la experiencia de cada uno en y con Colombia. No es un valor que se debe inculcar a los demás, ni una tradición que hay que hacer el deber de pasar automáticamente de generación en generación.