Algunas reflexiones de la nota del Financial Times: “Perú merece un nuevo comienzo político”.

“Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”.


 El desarrollo de un país siempre está marcado por las constancias y transformaciones en lo político, económico y social. La imagen de un país puede cambiar de manera vertiginosa en horas, días, meses o años.

El Perú no ha sido la excepción a esta dinámica y, desde el inicio de su vida republicana, ha experimentado altas y bajas. A la fecha, el país vive un momento álgido: es tiempo de realizar cambios que una a los tres poderes del Estado con la finalidad de conllevar un desarrollo más estable, próspero y, sobre todo, generar una equidad.

El día de San Valentín, 14 de febrero del presente año, el consejo editorial del Financial Times publicó una nota de opinión, titulada: “El Perú merece un nuevo comienzo político”, donde se aprecia un pronunciamiento muy crítico a los desafíos del presidente Castillo.

Ahora, de esta nota resumen en los siguientes apartados:

Importancia de la designación de funcionarios con perfiles idóneos

Desde inicio de la etapa republicana, el amiguismo, dedocracia o la praxis de “La Bisagra, más allá de la puerta en la política” han demostrado la ausencia notoria del compromiso con el Cuarto Objetivo de las 35 políticas de Estado del Acuerdo Nacional: Estado eficiente, transparente y descentralizado.

En la política N° 26 del cuarto objetivo: Promoción de la ética y la transparencia y erradicación de la corrupción […], se exhorta a que todo el aparato estatal deberá cumplir con los principios éticos, valores sociales, transparencia, “Confianza” […]. Por lo que se los funcionarios deben cumplir con un desempeño responsable […], promover la cultura de respeto a la ley de anticorrupción, evitar las prácticas violatorias del orden jurídico, tráfico de influencias, nepotismos, […].

La realidad en el Perú es melancólica cuando se habla de corrupción y sus diversas modalidades, siendo el tráfico de influencia una de sus peores dado que quita la oportunidad a profesionales altamente calificados para ejercer un cargo público, por mérito. Cabe destacar que la dedocracia o la praxis de la bisagra no viene de ahora, con este gobierno de turno, si no desde hace más de dos siglos. ¡Feliz Bicentenario, y aún no aprendemos de nuestra historia!

Recientemente, los medios nacionales del Perú cuestionaron al presidente Castillo sobre la crisis política que el país padece: un cuarto gabinete en más de 6 meses de gobierno representa un poder ejecutivo “endeble” y un legislativo “confrontador”; unos polémicos nombramientos de algunos titulares de las carteras ministeriales, especialmente del actual ministro de salud, Hernán Condori, a quien hace una semana, el Colegio Médico Peruano (En adelante, CMP) exigió su renuncia.

El CMP aludió que el titular de este ministerio había ofrecido servicios ginecológicos no autorizados, práctica que va en contra del código de ética y deontología de este colegio. Asimismo, se indicó que el Sr. Hernán promovió el consumo de agua arracimada para la cura de diversos males, el cual desmintió que no existe tal información en su cuenta personal en Facebook. Ahora, los máximos representantes del CMP también mencionaron que el ministro no cumple con un perfil idóneo para el puesto que ejerce.

El decano del CMP, Raúl Urquizo, indicó lo siguiente: “La experiencia del nuevo ministro deja mucho que desear […] Ha estado promoviendo productos que no tienen ninguna validez científica. Para nosotros, es una alerta que un ministro base sus conocimientos en cosas empíricas. No vaya a ser que el Ministerio de Salud se convierta en eso”.

Urquizo finalizó sus declaraciones indicando que el gremio se encuentra desconcertado sobre este nombramiento. No obstante, un pequeño recordaris de la gestión del exministro de Salud, Hernando Cevallos, pese a sus cuestionamientos mediáticos por la filtración de unos chats, este realizó un gran trabajo.

Según una nota de prensa del Ministerio de Salud (En adelante, MINSA) del 24 de enero de 2022, menciona que a esa fecha se había logrado la inoculación del 82% de la población objetiva, utilizando diversas estrategias como la vacunación Car Playa, Vamos a tu encuentro, entre otras. Esto demostró rotundamente que la gestión del exministro fue rescatable y eficiente.

Importancia del Liderazgo presidencial

La editorial del Financial Times indicó que el presidente busca “reorganizar un gobierno tambaleante” con un cuarto gabinete, liderado por Aníbal Torres “figura conflictiva para el legislativo y algunos medios de comunicación”. Algunos analistas políticos auguran una pronta caída del gabinete.

En esa misma línea, tras las declaraciones del presidente en una entrevista con el periodista del noticiero CNN en español, Fernando del Rincón, dejó en claro su falta de experiencia para dirigir el país como mandatario. También, se cuestiona la posible influencia de Vladimir Cerrón, líder y secretario general del partido Perú Libre: partido de gobierno, en diversos nombramientos de funcionarios y otras acciones en el ejecutivo.

El desprestigio y la caída de la popularidad de un mandatario recae en la ausencia de un liderazgo presidencial. Según, el politólogo estadounidense y asesor de varios exmandatarios, Richard Neustadt, postula que un presidente debe tener la capacidad de persuasión, capacidad organizativa, habilidades políticas, objetivos y visión estratégica, estilo cognitivo e inteligencia emocional. Pero, lo que diferencia realmente a un mandatario es sobreponer los intereses del país antes que los de índole personal.

El presidente deberá ser más meticuloso en cada declaración que brinde a los medios de comunicación, dado que este es el “Cuarto Poder” del Estado. El poder de la prensa ha demostrado en el mundo poder evidenciar las injusticias sociales, políticas, económicas, en otras; No obstante, el medio de comunicación es un poder con carácter punitivo, que muchas puede cuestionar, controlar o fiscalizar “mediáticamente” a los tres poderes del Estado como también puede especular o sembrar distracciones, no hay que generalizar, pero una realidad. Toda organización responde a intereses, sean para buenos o malos fines.

Entonces, el mandatario requiere de asesores especializados para estos temas, dado que cada palabra que esboce antes los medios, quedará registrada y será analizado o juzgado por la opinión pública. El presidente está a tiempo para poder enmendar estos deslices mediáticos y mejorar su liderazgo.

¿Es es el cierre del congreso o la vacancia presidencial…la solución más apropiada para frenar la crisis política del Perú?

En la nota del Financial Times, se menciona que: “Los legisladores temen que, si destituyen al presidente y su vicepresidenta, se verán obligados a convocar nuevas elecciones generales y, por lo tanto, perder sus puestos”.

En ese mismo contexto, Financial Times, recomienda que el “Perú no puede permitirse cuatro años y medio más de caos gubernamental. Ha llegado el momento de que los legisladores pongan el interés nacional en primer lugar y brinden a los votantes una nueva oportunidad de elegir un líder capaz de abordar los problemas apremiantes de su país”.

La pregunta a la nota sería:¿Sabe la sociedad y los medios internacionales sobre el costo político, económico y social que traería nuevamente un cierre del congreso o una vacancia presidencial?, en lo personal, una nueva oportunidad sería la sugerencia más sensata para ambos poderes, dado que la popularidad del presidente está desaprobada en un 69% a febrero del 2022, la del congreso igual, según Ipsos Perú.

Resulta apropiado evitar elecciones congresales extraordinarias, en caso de un cierre, porque el monto de la partida presupuestal es muy exorbitante. Dicha asignación se podría utilizar para mejores fines; por ejemplo, una inserción de capital para la educación, salud, infraestructura, entre otras. Muchos se dejan llevar por euforia de la desaprobación del congreso, sin saber el costo económico que traería al país.

Por otra parte, la corrupción no tiene color, origen (procedencia) o edad. No por ser campesino o provenir de los oficios más honorables como lustrabotas, militar, clero, empresario o profesor, te libra de los “7 pecados capitales políticos”, especialmente que está relacionado con la corrupción.

El Perú ha tenido expresidentes con humildes y acomodados orígenes, de los cuales algunos [por no decir casi la gran mayoría] han terminado investigados, encarcelados, y algunos huyendo del país.

Todo dependerá de la moral de un funcionario, político o ciudadano

¡Dios salve al Perú y logre la paz entre el Ejecutivo y Legislativo!


REFERENCIAS

 

About the author

Mayron Wilbert Ponce de León Sierra

Doctorando / Dr. (c) en Administración de Negocios Globales, MBA. con orientación al management estratégico,responsabilidad social empresarial, sostenibilidad; profesional bilingüe y colegiado/habilitado; Scrum Master (SMPC) con amplia experiencia como Key Account Manager en temas educativos y relaciones públicas, gestor de proyectos con enfoques sostenibles, asesor en temas de certificación de origen en exportaciones de mercancías, entre otros temas.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.