Opinión

¿A pupitrazo limpio?

Lo sucedido recientemente con el aval del Centro Democrático otorgado a Miguel Uribe Turbay, deja bastantes interrogantes para muchas personas militantes, simpatizantes o detractores del partido. Veamos:

Para los que no lo saben, el Centro Democrático, siendo un partido muy joven tiene un carácter bastante “público” para seleccionar a sus candidatos a cargos de elección popular, como lo fue para la presidencia, por medio de los foros realizados en todo el país, todos los avales para gobernación y alcaldías, habrían de seleccionarse mediante un proceso de encuestas realizado a las personas que se encuentran inscritas en la base de datos de militancia del mismo; por decirlo de alguna forma, todos hacen fila y al final entre todos escogemos de los primeros que empezaron a hacerla. ¿Pero qué pasó en este caso con Ángela Garzón y Miguel Uribe?

Refresquemos la memoria. El día 25 de febrero del presente año, el Centro Democrático anunció por varios medios y por sus redes oficiales que la señora Ángela Garzón sería quien representaría al Centro Democrático en la contienda electoral por la Alcaldía de Bogotá, selección que se dio por medio de una Encuesta Ciudadana a 4.600 personas de la ciudad. Quien competía con ella para llegar a conseguir el aval era Samuel Hoyos, quien renunció a su cargo como Representante a la Cámara por Bogotá para participar de este proceso; en vista de la decisión tomada democráticamente, Hoyos da un paso atrás y en silencio, acepta las decisiones del colectivo para que la señora Garzón fuese la candidata.

Sin embargo, aquí el meollo de todo el asunto; el día 22 de Julio de 2019, en las horas de la mañana, el Centro Democrático decide dar el aval para presentarse a la contienda a Miguel Uribe Turbay, un joven que, según el comunicado del partido, representa de una mejor manera los pilares del Centro Democrático. ¿Entonces para qué las encuestas? ¿para qué los procesos partidistas tan “excepcionales” si finalmente las decisiones tomadas en “colectivo”, serán remplazadas por otras tomadas días antes de que comiencen en forma las campañas políticas?

Es necesario recordar que no es la primera vez que el Centro Democrático retira y entrega apoyos de un momento para otro, caso similar al de Liliana Rendón y Andrés Guerra, para la gobernación de Antioquia 2016 – 2019. Asimismo, es perentorio, desde la ciudadanía para los partidos políticos, hacer un llamado a la coherencia y al respeto a los colectivos por los cuales las personas se sienten representadas para no generar disgustos o rencores, para demostrar el valor que se les da a los procesos democráticos, más allá de quién es mejor candidato, o quién sería mejor dirigente, es por el respeto a la ciudadanía que tanto ha creído en ellos.

Cierro diciendo: sí, la política es dinámica, pero los paracaidistas políticos nunca terminan por cayendo bien.

Esto fue escrito por

Isabel Gómez Gómez

Estudiante de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana. Amante de la historia, el arte y la cultura. Militante del Centro Democrático.