Opinión

10 razones para no votar por Sergio Fajardo

Si yo dijera que hay un candidato presidencial patrocinado por banqueros, a quien se culpa de obras que se cayeron por malos cálculos, de realizar malos negocios con recursos del Estado mientras fue gobernante, quien podría estar de acuerdo con la explotación minera y quien tiene líos por otorgarle contratos de infraestructura a constructoras brasileras investigadas por corrupción. ¿Quién se les vendría a la mente? Pues aunque parezca difícil de creer, me refiero a Sergio Fajardo Valderrama y quiero compartirles en esta columna mis razones sobre el porqué de mi conclusión para no votar por él.

  1. Su falsa independencia.

Para nadie es un secreto que a Sergio Fajardo lo ha financiado y lo sigue financiando el G.E.A (Grupo Empresarial Antioqueño, antes llamado Sindicato Antioqueño), aquel colectivo de grupos empresariales como Bancolombia, Nutresa, Sura, Argos, éxito, entre otros. Esto hace que ya de por sí haya tenido y ahora tenga fuertes intereses económicos tras él. (Ver imágenes).

2. Su inminente aumento en la edad de pensión:

Sergio Fajardo va a aumentar la edad de pensión, de eso no me cabe duda, pero no por las razones que dijo en una entrevista de Canal Capital donde afirmó que: “el país vive mucho más, las personas viven mucho más tiempo, eso hace parte de un fenómeno global, entonces se aumenta la edad”, sino en razón de los intereses económicos de quienes financian sus campañas.

Pues bien, resulta que el G.E.A. tiene un marcado interés en el área de pensiones, ¿Por qué? Porque por ejemplo el grupo Sura es dueño del fondo de pensiones Protección, quien administra más de 80 billones de pesos, de los cuales 5,1 billones corresponden al valor de activos en el Fondo de Pensiones Voluntarias. O por ejemplo el éxito, en donde el 14.5% de sus acciones están en manos de Fondos de Pensiones Colombianos. (Ver imágenes).

3.Es el amigo de todos.

A Fajardo no solamente lo financia el G.E.A., y El Grupo Bolivar, sino que también recibe aportes de Invernac & Cia, inversión del grupo Valorem, perteneciente a la Familia Santo Domingo. El grupo Valorem es dueño de Caracol Televisión, Blu Radio, La Kalle, El Espectador, Cine Colombia, y las revistas Cromos y Shock, tiene inversiones en Koba Colombia, propietaria de D1, es dueño de la administradora de fondos de pensiones y cesantías Porvenir, entre otros. También, hablando de medios de comunicación, ha tenido apoyo económico de RCN. Así que, Sergio Fajardo se encuentra rodeado de varios de los grupos económicos más importantes de Colombia, situación que podría ejercer múltiples presiones en un largo juego de interés a la hora de gobernar. (ver imágenes).

4.Su vestigio de elefantes.

En el 2007, Medellín se revolucionó con la visita de la realeza española. El rey Juan Carlos y la reina Sofía llegaron a la ciudad, entre otras cosas, para inaugurar el famoso Parque Biblioteca España, ubicado en la comuna uno. Sin embargo hoy el panorama es desalentador. La Biblioteca España, una mega-obra orgullo de la administración Fajardo en la alcaldía, sufrió un deterioro acelerado por fallas estructurales, que dejó sin sala de informática, sin auditorio y sin biblioteca a niños y visitantes. La obra ha tenido que ser parcialmente demolida y replanteada por los últimos alcaldes. Según el arquitecto Giancarlo Mazzanti, diseñador de la biblioteca, “el proyecto construido no corresponde a los planos entregados”. El caso sigue sin resolverse, y hay quienes insinúan que Fajardo quiso correr el riesgo con la construcción para que estuviera lista para la visita del rey de España. Que por su afán, la ciudad paga el cansancio.

Otro  importante caso es el del fracaso de los parques educativos. De esta obra insigne de Fajardo, parece que sólo 7 de los 80 parques propuestos por su administración operan en óptimas condiciones. Según la Secretaría de Educación departamental y la empresa de Vivienda de Antioquia–Viva, de los construidos por el Gobierno de Fajardo hoy sólo hay cuatro operando y de los construidos por Viva sólo hay tres operando, es decir, de 80 Parques Educativos, 7 operan en condiciones óptimas, 48 funcionan con garantías físicas, 11 no están operando, 8 se encuentran en ejecución y 5 han incumplido contratistas.

5. La controvertida negociación de Orbitel.

Orbitel la crearon en 1997 los grupos Sarmiento Angulo, que tenía el 25 por ciento de las acciones; Bavaria, que tenía otro 25 por ciento, y EPM, que era dueña del 50 por ciento. Siendo Sergio Fajardo Alcalde de Medellín, la Junta Directiva de EPM, (presidida por Fajardo) aprobó la compra de un paquete de acciones por un valor de 85 millones de dólares. En 2006, cuando EPM quería comprar la otra mitad, Inverlink calculó que la transacción costaba 85 millones de dólares. EPM usó ese valor: le compró a los privados con una cuota inicial de 80 millones de dólares y cinco restantes cuando el negocio de tecnología Wimax (una alternativa al Wi-fi que no despegó) alcanzara su cliente número 50.000, pero esa meta jamás se alcanzó. En diciembre de ese mismo año, Signals Telecom Consulting hizo un nuevo avalúo por solicitud de la Contraloría de Medellín y encontró que esa mitad de acciones costaban 33,1 millones de dólares. Es decir, que EPM habría pagado 47 millones de más.

6. Su falsa política ambientalista.

Fajardo desde hace años ha hecho parte de un grupo de políticos a los que uno podría asociar con ideas ambientales, pues solamente la idea de un partido “verde” (por el cual fajardo fue candidato a la vicepresidencia en 2010 y gobernador entre 2012 y 2015), cuyo logo es un girasol causa mucha sugestión en relación con ideas ambientalistas, conservacionistas de los ecosistemas y hasta animalistas. Sin embargo, parece haber algunas contradicciones entre las actividades de algunos financiadores de sus campañas y estas ideas.

El primero es Argos denunciado varias veces por contaminación de fuentes hídricas. Una de las denuncias más sonadas fue una el año pasado en donde en algunos videos se apreciaban vertimientos contaminantes desde camiones de la firma en el río Sinú, a la altura del municipio de Valencia, alto Sinú, departamento de Córdoba.

Otro controvertido apoyo financiero a Fajardo va por cuenta de algunas empresas mineras, especialmente relacionadas con la extracción y exportación de oro. Entre ellas se encuentran la empresa Mineros S.A, que tiene como labor principal la extracción de oro en operaciones que se realizan en dos frentes: aluvial y subterránea, en los municipios de El Bagre y Zaragoza, Bajo Cauca Antioqueño (Colombia). (Ver imágenes).

Otro caso similar es el aporte por parte del señor Jaime Ignacio Gutiérrez Bernal, quien es el gerente de la refinería Ciigsa. Esta refinería tiene gran experiencia en los ramos de fundición, ensaye, análisis, refinación y comercialización de metales preciosos. Uno de los proveedores de esta, es la canadiense GranColombia Gold quien, según el Ministerio de Minas y Energía produjo 5,4 toneladas de oro.  (Ver imágenes).

Finalmente, la Procuraduría ha investigado al exgobernador Sergio Fajardo, por conceder una licencia minera al esposo de su secretaria de despacho, la doctora Beatriz White. Sin embargo, la sanción recayó sobre la secretaria de Minas y no contra el gobernador que fue quien firmó la licencia y quien tenía el impedimento.

7. Su falsa política educativa.

Descenso del ‘ranking’ educativo del departamento durante la administración de Fajardo. Aunque uno de los proyectos bandera de Fajardo fue la educación y dentro de ellos estaba convertir a Antioquia en la más educada del país, lo cierto fue que en esta materia no le fue muy bien. Antioquia sacó en promedio 41,3 puntos sobre 100 en el 2014 en las pruebas Saber, y en el 2011, sacó 44,5; bajó 3,2 puntos. Esto es, en notas de 1 a 5, una nota de 2,22 y 2,06, respectivamente, para el 2011 y el 2014. Estos resultados pusieron a Antioquia en el puesto 13º en el país después de estar en el 6º.

8. Sus contratos caprichosos.

La Procuraduría también sancionó al secretario de InfraestructuraMauricio Valencia, por quitarle una licencia de construcción de 4,6 kilómetros de doble calzada en la vía al Túnel Fernando Gómez Martínez ya adjudicada a una firma de construcción para dársela a otra firma con nexos con la familia del gobernador.

Este cambio de licitación le costó al Departamento de Antioquia una demanda que vale más de cien mil millones de pesos y que aún continúa en curso. A Mauricio Valencia lo volvieron a vincular al Departamento cuando terminó su suspensión y la calzada ya la están terminando de construir, al año de inaugurada.

Hidroituango es otro caso sobre controvertidos manejos contractuales en su gobernación. Este fue un macroproyecto de la administración Fajardo que está en el ‘ojo del huracán’, pues algunos denuncian, es solo un cascarón sin mayores funciones, sólo de monitoreo que no le genera recursos al departamento y que desangra las arcas de Antioquia con rubros anuales de casi 10 mil millones de pesos para su funcionamiento. Ahora se investiga además la relación del proyecto Hidroituango con la firma brasileña Camargo Correa, acusada, como Odebrecht, de pagar sobornos en América Latina para la adjudicación de contratos.

9. Su mala administración financiera.

A la gobernación de Fajardo también se le acusa por parte de la Contraloría, de violar la regla fiscal en un 0,9% por gastar más de lo que tenía. A causa de que los gastos de la administración departamental de Fajardo superaron los ingresos, la deuda de Antioquia se elevó, originando así que por primera vez el departamento incumpliera la Ley 617 de desempeño fiscal y que tuviera un gran déficit. En la administración Fajardo el desempeño fiscal y financiero de Antioquia quedó en el puesto 18 sobre 32 departamentos, según Planeación Nacional.

10. Su egocentrismo y vanidad excesivos.

La imagen es quizá lo que más puntos le suma a Fajardo, pues, el país lo recuerda por haber sido elegido en 2007 como el mejor alcalde del país, y en 2015 como el mejor gobernador. Si uno mira bien, ambos reconocimientos tienen algo en común, y es que ambos fueron otorgados por la entidad Colombia Líder, entidad que “desde la sociedad civil y el sector privado evalúa y visibiliza los líderes locales y regionales que aportan en sus comunidades y regiones con gestiones administrativas eficientes”. Lo curioso, es que esta entidad tiene estrecha relación con algunos de los patrocinadores de Fajardo, pues como asociados de la misma figuran el Grupo Bolívar junto con Davivienda y RCN. (Ver imágenes).

Por otro lado, en materia de publicidad las cifras son escandalosas. Según registros de la Auditoría General de la Nación, Fajardo, durante la gobernación gastó más de 89 mil millones de pesos (dinero de los antioqueños), en divulgación, publicidad y campañas para mostrar sus obras de gobierno, siendo en su nombre una de las cifras más altas en este tipo de rubros.

Puedo concluir que la imagen de Sergio Fajardo está llena oropel. Fajardo parece un joven, pero tiene 62 años. Tiene melena, se pone jeans, no usa correa y anda en tenis. Es, indudablemente, un político singular de esos que no parecen políticos. Sin embargo, en materia política me parece que las cosas que dice en los foros a los que ha sido invitado suenan demasiado gaseosas y bastante imprecisas para comprometerlo con unas propuestas claras de campaña. Solamente le ha dado fruto abanderar el movimiento anticorrupción, que es la más fácil de todas las banderas porque prácticamente nadie lo va a contradecir. No ha aparecido y, creo que no aparecerá, el primer candidato o votante que salga a decir: ¡Yo sí quiero la corrupción!

Quiero terminar planteando algunas preguntas. Les quiero preguntar a los miembros del Polo, a los trabajadores, a los empleados, a los contribuyentes, a quienes están por pensionarse: ¿Están dispuestos a apoyar los intereses económicos detrás de Sergio Fajardo, que tienden a ir en contra de las necesidades de los trabajadores como en el caso de las pensiones? ¿Están dispuestos a apoyar a alguien que irresponsablemente ha despilfarrado el erario público en publicidad o en malos negocios?

Le quiero preguntar también a los partidarios de la Alianza Verde, a los animalistas, a los ecologistas y especialmente a los santandereanos, quienes valerosamente han dado una gran batalla en contra de la minería y la destrucción de las fuentes hídricas como el páramo de Santurbán: ¿Estamos dispuestos a apoyar una política económica basada en la minería y extracción de recursos naturales? Ya la decisión pertenece a cada uno.

Esto fue escrito por

Daniel Porras Lemus

Estudiante de Derecho de la Universidad de Medellín. Apasionado por la Política, el Derecho y la Historia. Investigador en temas históricos y constitucionales. Sangileño. Santandereano.