Opinión

Ayude al planeta, póngase la mano en el considere.

Yo creo que ya por fin nos estamos dando cuenta de que el mundo no es para siempre, y que si hubo un principio también habrá un fin. Que como dijo Leonardo Dicaprio en la ONU: nada de esto es retórico ni histeria, es un hecho.  La cuestión radica en qué tan pronto queremos que llegue este fin o qué tanto lo queremos postergar. La solución de tener un planeta medianamente habitable en cuestión ambiental, tiene que ver con actos sencillos por parte de nosotros pero que repetido por los miles de millones de bípedos que habitamos este planeta, puede ser realmente significativo a la hora de preservar más el mismo. En este sentido, los consejos que a continuación compartiré, no los vean de manera individual, sino que intenten multiplicar esa acción por los más de 8.000  millones de habitantes del planeta, y que podemos cambiar el fatídico destino siguiendo o no estos pasos y otros tantos:

  1. Cuando tome cerveza (mujeres, sobretodo), gaseosa o cualquier jugo por ahí, pida que no le den pitillo. No tema juntar la boca con la boquilla del envase o el vaso. Si es por aseo, pida mejor una servilleta y limpie el borde. Los pitillos están hechos totalmente de polipropileno, uno de los materiales más durables en todo el mundo, y por tanto, más difícil de que se descomponga bajo tierra y en cualquier otro espacio como el agua.
    El gran parche de basura del Pacífico, casi del tamaño de Colombia, según investigaciones está compuesto en su mayoría de plásticos como los pitillos o las botellas y vasos plásticos.
  2. El más cliché. Mientras se cepille o se enjabone, cierre la llave del lavamanos o la ducha. Sé que muchos alguna vez hemos dejado la llave de la ducha abierta mientras nos enjabonamos dizque porque nos da menos frío, que no sé por qué extraña razón resulta ser cierto y se nota la diferencia con ducha abierta o cerrada, pero dejemos la bobada a un lado; el frío pasará en unos segundos o minutos mientras salimos del baño, el agua pasará y pasará y luego no la podremos conseguir tan fácil. El frío se puede combatir con una chaqueta luego de salir de la ducha pero la escasez inminente de agua no se podrá combatir ni revertir tan fácilmente.
  3. Cuando vaya a comprar algo a la tienda, procure llevar su propia bolsa. O mejor aún, no le dé pena llevar en la mano para su casa la bolsa de leche con el paquete de arepas; haga un esfuercito y no pida ni reciba bolsas. No tienen idea de cuántos animales acuáticos terminan atrapados y muertos entre bolsas plásticas hasta dentro de su organismo. Entre más ahorre bolsas, más animales vivirán, menos material contaminante existirá y el planeta se lo agradecerá.
    Usted va a usar una bolsa plástica por unos pocos minutos, y en segundos terminará en la basura y luego en los rellenos de basura para demorarse cerca de 400 años  para descomponerse.
  4. Siempre que compre un producto en la calle y vea que le dan algo que usted sabe que es innecesario, agradezca por el accesorio, pero déjelo a un lado; por ejemplo muchas servilletas , pitillos, cartones o envolturas innecesarias. Entre menos cosas utilicemos, mejor.
  5. No tire las basuras a la calle, no sea perezoso. No haga parte de la gente que dice que una basurita no hace daño o que le está dando empleo al barrendero. Guarde la basura en su bolso y bótela en el basurero más cercano, así sea en su casa. Bote la basura en la calle solo cuando sea muy estrictamente necesario.
  6. No compre más de lo necesario. No se llene de artilugios puesto que todo ello demanda materiales naturales para su creación. No se trata de ser tacaño sino de ser considerados con el planeta. No es necesario que usted tenga 3 salas en su casa y dos comedores, o que tenga seis televisores y tapetes por doquier. Ahorre al máximo y trate de vivir en la austeridad, más que por el beneficio económico, por el ambiental que de paso sí le colabora al bolsillo. Entre más ahorremos mejor.
  7. En la medida de lo posible, trate de leer documentos de la universidad o del trabajo en formato digital. Solo imprima o compre impreso lo que usted considere que sea una joya que merece meter a su biblioteca o cuando de verdad sea necesario. Ahorre al máximo, y sí, sé que es maluco leer digital, pero hagamos un esfuerzo.
  8. Recicle agua. En mi casa hay tres baldes que sirven para recoger agua lluvia y agua de la lavadora cuando la expulsa en última juagada. La de lluvia la usamos para regar las plantas y la segunda para trapear, lavar el patio, el parqueadero y el pasillo de afuera de mi casa. Son muchos litros de agua los que le ahorramos al planeta. Usted también puede hacer eso. Solo ponga un balde afuera en su patio, en donde caiga algún chorro o simplemente ahí puesto y espere a que pase la lluvia y tendrá agua sin pagar y sin hacer esfuerzo.
    Coja eso como costumbre y juntos ahorraremos toneladas de agua al año. Miren que el agua se está volviendo cada vez más escasa y muestra de ello es el hecho de que celebremos en las redes sociales cada que llueve.
  9. Si usted tiene algún tipo de negocio, trate de ahorrar al máximo. Reitero: ahorrar más que por su bolsillo, por el planeta y la cuestión ambiental. Si sus productos son de consumo rápido, trate de no usar poliestireno expandido (o icopor, como se le conoce eb Colombia) ni cartón grueso; existen una especie de servilletas papel que podría usar para sus productos y reemplazar esos otros que son tan dañinos.
    Muchos animales de mar mueren a causa de ingerir pedazos de icopor confundiéndolo con comida, y además este material no es reciclable.
    *
    Si en su negocio hay  orinales, intente que sean ecológicos, o sea sin llave que expulse agua cada que el cliente lo desee, o peor aún, durante todo el día. Mantenga en el centro del mismo una de esas piedritas que dan buen olor al orinal y a menudo vaya y juague activando una llave a la cual solo usted tenga acceso.
  10. Y bueno, la más cliché y que podemos hacer todos: reciclar. Muchos cartones, papeles y demás elementos reciclables, van a caer al carro de la basura, negándoles la oportunidad de servir para crear nuevos productos.

Quizá usted solo no pueda lograr más vida para el planeta, pero todos juntos sí.

Esto fue escrito por

Santiago Molina Roldán

Estudiante de Humanidades, lengua castellana en la Universidad de Antioquia.​
segudemo@gmail.com
http://lainfoalternativa.blogspot.com/

1 Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario