Opinión

¿Y qué pasará con la Universidad de La Guajira?

La Universidad de La Guajira es una Institución de Educación Superior colombiana, creada en 1976 en Riohacha, extendida en varios municipios, adquiriendo el carácter de Alma Máter de La Guajira. Desde su apertura, ha sido una universidad pública de régimen departamental.

Esta universidad es el refugio académico para esos jóvenes que no tienen recursos para ir a estudiar por fuera de la ciudad, convirtiéndose este centro educativo como el mártir académico y de formación profesional.

Pero al parecer este centro educativo que acoge a más de 2.000 estudiantes en todas sus sedes, está en riesgo de perder un gran porcentaje de esa población estudiantil.

Se preguntarán ¿cuál es el motivo?, pues es el incumplimiento del pago del subsidio que el gobierno central le debe a la universidad. Si, ese mismo gobierno que se hace llamar por todos los medios “Colombia la más educada” y ese mismo gobierno que dice estar solucionando por la aprobación de la nacionalización de esta universidad en el congreso.

Un gobierno que ha tomado como juego la educación superior gratuita y de calidad para los jóvenes de Colombia, porque no sólo pasa con esta universidad, pasa con la mayoría de instituciones de educación superior públicas en toda Colombia.

Entonces, ¿Cuál es el compromiso del gobierno central con esta universidad y la educación superior?: es cumplir, el presidente debe sancionar de manera positiva el proyecto de nacionalización de esta universidad para que no juegue más con los recursos de la educación superior en Colombia, y no darle largas al asunto, la sanción del presidente es lo único que falta para que esta universidad no siga atrasándose en sus procesos académicos, eso sería un gran paso para la educación superior pública en Colombia.

Sin embargo, hasta ahora y como ha sucedido en esta intervención del  gobierno en La Guajira, el problema con la universidad ha sido resuelto temporalmente gracias a las manifestaciones que los estudiantes, docentes y administrativos hicieron a principio de este año, generando presión al gobierno por resolver y darle prioridad a el problema del subsidio para esta universidad; esto causó que el gobierno firme un acuerdo con la universidad el cual  establece:

  • El pago del saldo pendiente de los recursos de indexación de Ley 30 de 1992 del periodo de 1993 hasta el año 2010 por valor de: Once mil trescientos noventa y seis millones novecientos sesenta y cuatro mil ochocientos diez pesos ($11.396.964.810).
  • Los pagos de Ley 30 de 1992 correspondientes a la vigencia 2017, el próximo cinco de marzo de 2018.
  • Pago de los recursos de subsidios de matrícula del primer semestre de 2018, que se hará efectivo el 15 de mayo de 2018.
  • Y lo que compete a la Ley 30 de 1992 de la vigencia 2018, que equivale al 50% de los recursos que el departamento de La Guajira realizará a la universidad el 30 de mayo. El otro 50% restante se hará efectivo el 30 de septiembre de 2018.

Así mismo, Carlos Arturo Robles Julio, rector de la Universidad de La Guajira aseguró que este acuerdo garantiza el subsidio de los estudiantes para el primer semestre de 2018. También se conoció que Uniguajira y la gobernación firmarán un proyecto de regalías para asegurar los próximos cinco semestres.

Este acuerdo fue socializado ante la comunidad administrativa y académica de la Universidad de La Guajira.

Para concluir me gustaría saber o preguntar: ¿después de que pasen estos cinco semestres del acuerdo, qué pasará con la Universidad de La Guajira?

Esto fue escrito por

Wary Samir Arrieta Pinedo

Soy profesional en negocios internacionales de la Universidad de la Guajira (Colombia).
He sido conferencista en diferentes escenarios para fortalecer el conocimiento constitucional en las instituciones académicas. En el 2017 participé en la cumbre mundial de los premios Nobel de Paz en Bogotá y fui asesor docente para la Universidad de la Guajira en temas de participación en escenarios multilaterales.