Opinión

Versiones cruzadas.

Foto: JeanPaulHernández

 

Por más dinero que se le ha inyectado a las comunicaciones de la alcaldía de Medellín, los descuidos y los vasos comunicantes entre las instituciones son muchos y dan cuenta de la no coordinación de la información que solo logra el efecto deseado para los contradictores del gobierno local: demostrar que su alcaldía solo se ha basado en propaganda mediática donde las cifras oficiales le desvirtúan su “pantalla”

 

Pero más allá de lo buen comunicador que es Federico Gutiérrez,  deja claro que después de tres Años hay primiparadas de gobernante que solo logra la burla, la cual desprestigia su qué hacer como alcalde de una ciudad tan compleja como Medellín.

 

El caso más reciente donde se evidencia un desorden tanto de comunicaciones como de inteligencia militar,  es en la captura de alias “Reseco” quien era el encargado de las finanzas de la estructura criminal del Clan del Golfo para Antioquia y Chocó y quien presuntamente vivía en el mismo conjunto residencial del Alcalde, según las información que dio la Fiscal Carrasquilla en Twitter el domingo pasado.

 

La conocida Fiscal, Claudia Carrasquilla trinó el domingo 6 de enero “Le fue impuesta medida de aseguramiento en centro carcelario a Juan Pablo Úsuga Torres Alias reseco, sucesor de alias Inglaterra quien fuera capturado en el municipio de Carepa. Se estableció que se ocultaba con su familia en el mismo conjunto residencial del Alcalde de Medellín” aclara en el trino.

 

La primer metida de pata fue por parte de la Fiscal, porque dejó claro en el trino que el capo vivía en el conjunto residencial del alcalde y nadie dudó de tal declaración, primero porque venía por parte de ella como una voz autorizada, y segundo, porque Carrasquilla es conocida por ser muy contundente a la hora de proceder en contra de los capos.

 

Apenas fue dicho esto por parte de la Fiscal, los medios de comunicación local y nacional comenzaron a titular de acuerdo como ella había trinado. Titulares como: “Alías “Reseco”, el delincuente que vivía al lado del alcalde de Medellín” es solo un ejemplo que puso en entredicho la seguridad de Gutiérrez.

Fue ahí donde comenzó  la controversia en medios de comunicación y redes sociales, por lo insólito que resultaba la noticia del último minuto, situación que  obligó Carrasquilla a trinar horas más tarde lo siguiente: “quiero aclarar ante algunos comentarios mal intencionados que he leído. Federico Gutiérrez no tenía conocimiento  que en su mismo conjunto residencial viviera alias Reseco con su familia, contrario a ello una vez capturado y conocida la situación se le informó por su seguridad”

En los dos trinos la Fiscal siguió cometiendo errores de comunicaciones que la alcaldía tampoco le salió al paso inmediatamente y dejó en el ambiente la sensación que Gutiérrez tenía como vecino a un delincuente muy peligroso.

 

El  Alcalde trató después de reivindicar el error  y le dijo esto al periódico el colombiano: “yo a mi apartamento llego muy tarde y salgo muy temprano. Conozco a algunos vecinos de toda la vida, pero es difícil saber del resto del conjunto. Nunca vi a esa persona. Eso lo sabe la Fiscalía. Todo mi apoyo a las autoridades y que atrapen a esa gente esté donde esté. Mis felicitaciones al Gobierno Nacional, al Ejército, a la Policía y a la Fiscalía, porque este es un triunfo de Agamenón II”,  además en la declaración de Gutiérrez al periódico El Colombiano dejó claro que él conocía de esas informaciones semanas antes de la captura de Reseco en Carepa, es decir, cuando se capturó al integrante de la banda criminal, él (el alcalde), tenía conocimiento que “Reseco” frecuentaba su unidad residencial y no en el momento en que se capturó como decía la Fiscal.

Ese mismo domingo, fue allanado el apartamento, donde se estableció que la esposa y el hijo de Reseco sí vivían en el conjunto residencial del alcalde.   Ahí los errores de las comunicaciones y sobre todo el de la inteligencia, son claros: Porque Reseco no vivía de manera permanente en ese apartamento, pero sí su familia desde hacía varias semanas y apenas se habría logrado determinar la ubicación exacta de lugares que Reseco frecuentaba por parte de la inteligencia militar.

 

¿Cuál fue el enredo de comunicaciones y de la inteligencia?

 

Desde la policía metropolitana, llamaron a un periodista de Caracol Radio, pidiéndole que corrigiera la información donde se dijera que alias reseco, no vivía allí de manera permanente, solo iba a saludar a su familia al conjunto residencial.

El problema no radica si el alcalde conocía o no la información sobre lo próximo que tenía al capo del Clan del Golfo, lo que se pone en entredicho son las fallas de la inteligencia militar y de su esquema que están encargadas de su seguridad.

El esquema de seguridad del alcalde, nunca se percató de tal problema, y no sabían qué tan expuesto estuvo la integridad física de Gutiérrez durmiendo con el enemigo adentro

Los errores son palpables porque como dice el alcalde, uno casi no conoce sus vecinos, pero su cuerpo de seguridad, si tenía que saber, quienes son los que viven en ese edifico.

Las versiones cruzadas de fiscalía y alcalde deja entrever los vasos comunicantes que existen entre las dos instituciones y donde es macondiano que un capo de una estructura criminal como El Clan del Golfo, frecuente lugares tan cercanos a la primera autoridad de Medellín, donde ¨su lucha frontal contra las estructuras criminales¨ son diarias y que ni su esquema de seguridad, ni la labores de inteligencia se den cuenta de esta falla desde la hora cero.

 

Por: Andrés Agudelo