Opinión

Universidad del Atlántico

A pesar de que Carlos Prasca diera a conocer su renuncia a la rectoría de la Universidad del Atlántico, el movimiento estudiantil mantendrá el paro hasta que se haga efectiva la dimisión de Prasca y se inicien las reformas estatutarias necesarias para el plantel universitario.

La información la dio a conocer inicialmente un líder estudiantil en la última marcha identificado como Eloy Soto del programa de derecho, quien manifestó en declaraciones al portal digital Nuevo Día Noticias, que el paro continuaría hasta concretar la salida de Prasca y posteriormente sentarse con la nueva rectoría y establecer una mesa de diálogo para dirimir las peticiones de los jóvenes.

Recordemos que la renuncia de Prasca se dio en medio de las presiones del paro de los estudiantes y la marcha llevada a cabo en Barranquilla, al mismo tiempo que en las demás ciudades del país, para también pedir al gobierno nacional que cumpla con los acuerdos pactados el año pasado con los estudiantes y el desmonte del artículo que busca a través del Plan Nacional de Desarrollo quitarle recursos a la educación pública.

Pero, ¿qué es lo que pasa en las universidades y en especial en la Uniatlántico?, las casi dos semanas de paro en esta institución mantiene la atención de los barranquilleros y atlanticense.

Al mismo tiempo, a nivel nacional las universidades han venido desde el 2018 exigiendo un punto muy claro y conciso, más recursos para educación tanto en su infraestructura como en lo académico (ciencia y tecnología). Aparentemente había quedado pactado un acuerdo con el gobierno, pero según los estudiantes lo acordado entre las partes no se ha cumplido.

Adicionalmente, el gobierno de Duque busca establecer a través del artículo 44 del PND que se paguen las demandas interpuestas al Estado con recursos de las universidades públicas, estrategia que debilita al sistema financiero de los planteles de educación superior.

También, hace poco la ANIF propuso que los jóvenes menores de 25 años ganen el 75 % de un salario mínimo por no más de un año bajo la idea de que están en etapa de formación, un punto que no cayó bien entre los jóvenes y muchos menos entre las clases sociales menos favorecidas. Por lo que el rechazo no se hizo esperar.

En consecuencia, la Uniatlántico aprovechó la coyuntura y manifestó su descontento por lo planteado a nivel nacional pero de igual forma aprovechó la instancia para expresar los problemas internos que ahí reposan, entre ellos las extralimitaciones del ESMAD frente a estudiantes que ejercen su derecho a la protesta social, la introducción de personas ajenas a ese plantel educativo en las marchas y la salida  de su rector Carlos Prasca por los distintos señalamientos de abuso sexual, que si bien presentó su carta de renuncia, los jóvenes esperan que se haga efectiva y rechazan que siga vinculado a la universidad.

Entre tanto, la comunidad estudiantil ha dicho de manera insistente que existe preocupación entre ellos debido a que no hay seguridad de que Prasca no pueda regresar a la rectoría en cualquier momento. “La renuncia es motivada, según él, por amenazas y no presentó pruebas de dichas intimidaciones. “Nosotros exigimos al Consejo Superior que retire inmediatamente a Carlos Prasca de la rectoría de la Universidad del Atlántico”, sostuvo un estudiante en diálogo con esta columna.

A demás expresó, “No entendemos cuál es el objetivo de mantener a Prasca en la rectoría. Queremos su renuncia inmediata y lo que están haciendo es dilatar la crisis al interior de la Universidad”.

Estas son algunas de las apreciaciones del estudiantado que deja ver el descontento general que existe al interior de la institución educativo.

Serán las próximas horas, muy decisivas para saber qué le depara a la Universidad del Atlántico o qué mecanismo propondrán los estudiantes para hacer valer su punto de vista frente a las inconformidades que creemos desde este espacio deben ser solucionadas de raíz y no con pañitos de agua tibia.

#TodosAMarcharEl21 #TodosALaCalle

Esto fue escrito por

Miguel Ángel Silvera Padilla

Estudiante de comunicación social, barranquillero como el baile "arrebatao" creyente en Dios, el amor y sus ideas. Apasionado por los temas sociales y la política. Llevando siempre por delante la consigna en que primero es el Ser y después el deber Ser. Columnista de Ellectordigital.com, Elshabbat.com, política heroica.co, eje21.com y minuto30.com