Opinión

Una semana con condimento

Es común que en nuestro país la agenda noticiosa se mueva al ritmo de los acontecimientos políticos, pero la semana que concluye estuvo especialmente marcada por hechos que lograron una enorme atención en los colombianos; por este motivo desarrollaremos nuestra columna de opinión de una forma desacostumbrada, expondremos los principales sucesos y al margen realizaremos un breve comentario.

Hace un poco más de una semana fue anunciada una gran marcha programada para el miércoles 28 de noviembre del presente año, en ésta se esperaba que confluyera una enorme masa de estudiantes, profesores, transportadores y centrales obreras, entre otros. Al final de la jornada la marcha resultó un rotundo fracaso, el número de personas que esperaban en las calles nunca llegó, y peor que eso, el vandalismo y la obvia politización de la protesta produjeron el desinterés y el repudio de la opinión pública.

Desde el principio de estas manifestaciones fijamos nuestra postura respecto al tema, además señalamos que tras las marchas se entreveían unos móviles políticos provenientes de la izquierda, esto sin duda con el propósito de desestabilizar al gobierno del presidente Duque. Finalmente resultó tal como lo habíamos advertido y fue lo que deslegitimó por completo la marcha, conllevando al rechazo de la opinión debido al degeneramiento de las marchas en desmanes.

Otro de los hechos relevantes tuvo que ver con la obsesiva andanada que ha emprendido el senador Jorge Robledo contra el Fiscal Néstor Humberto Martínez, hasta el Senado de la República tuvo que llegar el Fiscal para hacerle frente a las acusaciones de la izquierda por el caso Pizano. Allí Martínez Neira dio las explicaciones debidas del caso y derrumbó a los citantes recordándoles que la corrupción de Odebrecht inició con el ex alcalde del Polo Democrático Samuel Moreno, a quien Petro y Robledo le levantaban las manos.

En dicho debate la senadora Paloma Valencia presentó un vídeo en el que el ex guerrillero y hoy senador Gustavo Petro, aparecía recibiendo unas cantidades de dinero que depositava en una bolsa, al mejor estilo de la mafia. Esa misma noche Petro expresó que el vídeo era de 2004 y que había sido un prestamo del arquitecto Simón Vélez. Posteriormente el arquitecto desmintió a Petro y está casi comprobado que el ex guerrillero mintió también sobre la fecha del vídeo.

Para cerrar este recorrido noticioso, desde Washington el Embajador de Colombia ante la OEA Alejandro Ordóñez nuevamente fue noticia, esta vez se volvió a enfrentar a la embajadora de Venezuela; la postura de Ordóñez ha sido la de mantenerse como gran amigo del pueblo venezolano y un enorme opositor de la dictadura chavista.

Ñapa: Cine Colombia tuvo la osadía de exhibir en sus pantallas un tráiler en el que se presentan al presidente Álvaro Uribe y al doctor Fernando Londoño como enemigos de la paz. Este hecho produjo una gigantezca reacción en un amplio sector del pueblo colombiano que rechazó la desfachatez cometida.

Sin duda una semana con mucho condimento.