Cultura

Un sueño que nunca termina

Susana Vásquez, más conocida por su nombre artístico Sus, es una joven paisa de 23 años que desde hace 11 años toca guitarra, y hoy, gracias a su disciplina, pasión y a pesar de su corta edad es la guitarrista de una de las cantantes más reconocidas en el género urbano: Karol G. Sus ahora está cumpliendo uno de sus mayores sueños, vivir y triunfar en la capital del mundo, Nueva York. Ella con su carisma que tanto la caracteriza dio una entrevista para Al Poniente en donde nos cuenta sus momentos difíciles, sus alegrías y sus próximos proyectos.

¿Desde cuándo empezó a tomar el papel de ser guitarrista como algo más profesional y no solo por hobby? 

Desde pequeña siempre fui muy tímida y diferente a las demás niñas y el día que descubrí la guitarra fue como encontrar mi seguridad e identidad. Desde entonces ella hace parte de mí y no podría imaginarme haciendo algo diferente a interpretarla.

 

¿Desde hace cuánto trabaja Con Karol G y cómo es trabajar con ella? 

En el 2015 tuvimos una presentación en las “Fiestas De Los Negritos” en el municipio El Retiro, Antioquia, y no me volvió a contactar hasta el año pasado. Para mí fue muy importante este reencuentro, ya que ella había tenido un avance muy importante en su carrera y había madurado mucho como artista. Karol G ha sido un ejemplo e inspiración para mí y al ver todo lo que había logrado en ese tiempo me motivó enormemente.

 

¿Qué sueños que tenía desde pequeña se han vuelto realidad? 

Demasiados (risas). Realmente, la mayoría de las cosas que he logrado siempre habían estado en mi mente, pero las veía super lejanas. En este momento siento que he cumplido muchos de los sueños que tenía, aunque nunca se logran todos, porque surgen nuevos objetivos por los que se debe continuar trabajando para avanzar en la vida y mejorar. Prefiero vivir el momento y el ahora, sin pensar en el futuro y sorprenderme con todo lo demás que se viene. A veces estamos muy pendientes del logro final y no disfrutamos el proceso para llegar a la meta.

 

¿Cuál ha sido el reto más grande que se le ha presentado en su carrera profesional? 

Mudarme a Nueva York, sin duda. Ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida, pero también la más difícil. Salir de la zona de confort no es fácil, sin embargo, es la única manera de progresar, ampliar conocimientos, recibir nuevas experiencias y mejorar como persona y profesional en la música.

 

¿Cómo fue su proceso de internacionalización en la música que llegó hasta el punto de darse a conocer en Nueva York? 

Unos 6 meses antes de viajar para Nueva York, empecé a tomar muy en serio las redes sociales, hice varios cursos en internet y me dediqué a construir una imagen; hice videos de alta calidad, logré conseguir muchos seguidores, y así fui penetrando en las redes y dándome a conocer y conectándome con gente de todo el mundo. Cuando llegué a Nueva York, afortunadamente ya tenía muchos contactos.

 

¿Qué representa ser una mujer involucrada en el género del reggaetón, ha tenido algún inconveniente con esto? 

Realmente no lo he tenido. A pesar de que mi trabajo es con uno de los íconos femeninos más importantes de este género del momento, mi mundo siempre gira entorno a la música en general. Me gusta escuchar y tocar diferentes estilos musicales y cuando estoy en Nueva York interpreto de todo, menos reggaetón.

 

 ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Terminar mis estudios, tramitar la visa de artista y continuar viviendo en Nueva York, lo cual implica trabajo en estudio como músico de sesión, trabajar tocando en vivo con diferentes artistas y todo lo que está relacionado con la escena musical en Nueva York.