Trabajos de Grado en bachillerato como orientación profesional

Me senté a escribir esta mi columna semanal para el Portal Al Poniente en el Colegio Marymount de la ciudad de Medellín, (Marymount School), después de haber participado en una jornada académica con las alumnas de once que presentaron ante la comunidad sus Trabajos de Grado para optar el título de bachilleres.
     

Me senté a escribir esta mi columna semanal para el Portal Al Poniente en el Colegio Marymount de la ciudad de Medellín, (Marymount School), después de haber participado en una jornada académica con las alumnas de once que presentaron ante la comunidad sus Trabajos de Grado para optar el título de bachilleres.

El Marymount es un colegio femenino bilingüe creado en el año de 1953 por las religiosas de la Comunidad del Sagrado Corazón de María. A partir del año 1987 los padres de familia tomaron el control del colegio cuando las religiosas fueron llamadas por sus superiores a Europa. Este es una institución educativa para los estratos altos de la ciudad de Medellín y ofrece el 65% de sus cursos en el idioma inglés.

En mi calidad de profesor de la Universidad Nacional de Colombia recibí la invitación a participar como jurado de los trabajos de grado que realizan las alumnas, los cuales están relacionados con las carreras que aspiran a cursar en el inmediato futuro.

La elección de cual carrera universitaria estudiar es una decisión harto complicada y difícil, porque a los 16-18 años un joven, (hombre o mujer), que está cerrando su adolescencia, tiene muchas dudas y preguntas sobre el futuro que no tienen respuestas únicas. En ese momento de la vida, la respuesta a una pregunta por lo general genera nuevas preguntas y cualquier decisión que se tome estará llena de incertidumbres. Y particularmente frente a la decisión de cual carrera elegir, el desconocimiento y la incertidumbre son aspectos bastante significativos entre los jóvenes porque, a esas alturas de sus vidas, tienen información muy limitada.

Hay en el mundo de la educación secundaria diferentes apoyos de expertos para evaluar las potencialidades de los jóvenes bachilleres, con miras a facilitar una decisión con un grado de incertidumbre tolerable, que comprenden entrevistas personalizadas y la aplicación de diferentes test de orientación profesional.

Es fácil encontrar en la red diferentes test (1, 2, 3, 4) que ayudan a los jóvenes a elegir una carrera universitaria. Dejo por acá algunos de esas pruebas con la anotación de que esta es, apenas, una pequeña muestra de las opciones existentes:

  • El test de orientación profesional, de la Junta de Andalucía.
  • El test de orientación vocacional, de la Universitat Abat Oliba CEU, de Barcelona.
  • El test de autoevaluación, de la comunidad de Asturias.
  • El test de orientación profesional de Universia, Colombia.
  • El test vocacional de la Universidad Argentina de Empresas, UADE.
  • El test de orientación vocacional de Uninorte, Colombia.

Dentro del proyecto de orientación profesional que tiene el Marymount, sus directivas diseñaron un programa muy original que consiste en motivar a las alumnas de grado once a realizar un trabajo de grado alrededor del campo del conocimiento relacionado con las carreras que van a estudiar en el corto plazo.

A cada uno de los trabajos le es asignado un tutor afín a la temática, que poco a poco le va abriendo caminos a la alumna hacia la carrera que va a estudiar. Esta es una aproximación muy pertinente e interesante que permite a las futuras bachilleres afianzar su vocación o cambiar de rumbo.

Durante todo el año las alumnas se enfrentan a definir un problema de investigación y a abordar su solución, en lo que podría ser su primer trabajo con enfoque científico, lo cual les abre el campo a esas mentes jóvenes e inquietas que tenemos en Medellín y en Colombia.

Las alumnas son convocadas, por campos del conocimiento, a presentar sus Tesis de Grado en el auditorio central del colegio, ante la asistencia de sus compañeras, padres de familia, amigos y  un grupo de jurados externos que califican las presentaciones.

Esta es una experiencia que bien valdría la pena extender a diferentes colegios de la ciudad y la nación y que podría tener un acompañamiento de las universidades, tanto públicas como privadas.

Como un pequeño aporte a la construcción de este modelo presento en esta columna una corta intervención que hice al final de la jornada de presentación de los trabajos de grado afines a la gestión organizacional y a la economía:

“Muchas gracias a las directivas del colegio por la invitación a participar como jurado en esta grata jornada, en mi calidad de profesor de la Universidad Nacional de Colombia. Quiero presentar una serie de anotaciones sobre los trabajos, como un pequeño aporte de un jurado externo, con la recomendación de que sigan adelante con este proyecto tan enriquecedor para esta comunidad académica:

  1. La pregunta inicial y la definición de objetivos es algo fundamental para iniciar un trabajo de investigación.

Si yo tengo claro para donde voy, desde el inicio del proyecto de investigación, encontraré más fácil el camino a seguir.

 

Aquellos trabajos que lograron construir una mejor pregunta inicial y definir claramente los objetivos fueron los que presentaron un informe mejor estructurado.

 

Me parece que en todos los casos, sin excepción, fue mejor la exposición que el trabajo escrito. Habría que darle más rigor al informe escrito. Estoy seguro que si se tomaran la tarea de reescribirlo lograrían excelentes informes.

 

  1. El marco teórico debe ser un análisis encadenado de los diferentes aspectos que se abordan. En varios de los trabajos evaluados encontré que no se logran articular las distintas variables que componen el marco teórico. Estas se presentan independientemente, en seguidilla, sin un ejercicio sistemático de articulación.

 

  1. Quiero resaltar que las exposiciones fueron, en su totalidad, dinámicas, amenas y motivadoras. Acá se ve reflejado el trabajo de sus profesores y tutores, esos líderes silenciosos que les sembraron valores, conocimientos, liderazgo y capacidades comunicativas. Vale destacar que apoyos gráficos y audiovisuales, así como la expresión verbal y el manejo del auditorio fueron bastante buenos.

 

  1. Invito a las estudiantes a que reescriban sus trabajos a la manera de artículos con un máximo de 1000 palabras y que el colegio los publique en su sitio web. El colegio podría gestionar que estos artículos también se publiquen en algún medio impreso como una revista o un periódico local.

 

  1. Un mensaje específico para las estudiantes: Dense la oportunidad de fracasar tanto en los ejercicios de emprendimiento como en las carreras que escojan para estudiar. Recuerden que la vida es un ensayo y error. A la edad que ustedes tienen la vida les da la oportunidad de volver a comenzar el camino si llegaren a encontrar que este no es el correcto. No les de miedo volver a emprender el camino ya que, si son capaces de hacerlo, siguiendo lo que les diga su corazón, así serán más felices.

 

  1. Y permítanme un comentario, en mi calidad de papá, para los padres de familia, profesores y directivas del colegio: esta ha sido una grata jornada con niñas inteligentes, emprendedoras y además… divinas.”

Esta fue una columna libre e independiente de Diego Germán Arango Muñoz, Ingeniero, Psicólogo y Administrador Turístico, profesor de la Universidad nacional de Colombia y consultor en Mercadeo Gerencial.

Bibliografía:

(1).http://www.consumer.es/web/es/educacion/universidad/2014/02/19/219359.php

(2).http://orientacion.universia.net.co/test_orientacion_profesional/

(3). http://www.uade.edu.ar/test-de-orientacion-vocacional

(4). http://www.uade.edu.ar/test-de-orientacion-vocacional

About the author

Diego Germán Arango Muñoz

Ingeniero Administrador de la Universidad Nacional de Colombia Psicólogo, de la Universidad de Antioquia Administrador Turístico, del Colegio Mayor de Antioquia. Especialista en Mercadeo, de le Universidad Eafit. Especialista en Investigación Social, de la Universidad de Antioquia. Profesor de la Universidad Nacional de Colombia desde 1977. Profesor invitado a 35 universidades hispanoparlantes. Consultor en Marketing para más de 350 compañías. Director de más de 3,500 investigaciones empresariales en el campo del Marketing.