Superintendencia de Industria y Comercio sanciona a Movistar

Movistar fue sancionado por la SIC por cobrarles a 208.274 usuarios que se pasaron a prepago, el operador tendrá que devolver 6.000 millones de pesos a sus abonados por una práctica que según el organismo se configura como engañosa; para ello, Movistar deberá elaborar un listado completo de los consumidores que fueron afectados.
     

Movistar fue sancionado por la SIC por cobrarles a 208.274 usuarios que se pasaron a prepago, el operador tendrá que devolver 6.000 millones de pesos a sus abonados por una práctica que según el organismo se configura como engañosa; para ello, Movistar deberá elaborar un listado completo de los consumidores que fueron afectados.

La empresa de telefonía celular además de tener que devolver a los usuarios afectados una suma cercana a 6.000 millones de pesos, deberá pagar la máxima multa establecida en la legislación por haber engañado a los usuarios, ascendiendo esta sanción a 1.400 millones de pesos.

La Superintendencia de Industria y Comercio logro determinar en sus investigaciones que la compañía utilizó un esquema de “recarga inicial” que era consumible en tiempo; así el usuario que quería pasar de pospago a prepago debía pagar 30.000 pesos para finalizar el proceso no obstante, la normatividad expedida por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) señala que este trámite es gratuito.

La práctica que según la SIC va en detrimento de sus propios usuarios, vulneró el derecho a la libre elección de los consumidores puesto que la imposición irregular de cobros por trámites gratuitos a los usuarios no puede ser maquillada o disfrazada a través de ofertas comerciales.

Para la devolución del dinero a los usuarios Movistar deberá elaborar una lista completa de los consumidores afectados con el cobro irregular dentro de los siguientes veinte días, dicha lista deberá ser publicada en el sitio web de la compañía, en las oficinas físicas de atención y en avisos de prensa.

Los usuarios que estén incluidos en el listado y se consideren afectados podrán optar por dirigirse a los centros de atención al cliente del operador y reclamar el dinero en efectivo o elegir entre las otras opciones que deberá ofrecer el proveedor. La devolución del dinero deberá efectuase con la respectiva corrección monetaria y para ello, la compañía tendrá un año a partir de la ejecutoria de la sanción.

En 2014 la SIC ya había sancionado a todos los operadores de telefonía móvil por la no atención de los usuarios en los centros de call center y oficinas físicas, y las empresas habían tenido que pagar 44.000 millones de pesos por los problemas de atención a usuarios. Sin embargo, es la primera vez que un operador tendrá que reintegrarle tanto dinero a un grupo de usuarios tan amplio.

About the author

Silvia Bustamante Mejía

Abogada de la Universidad Pontificia Bolivariana, especialista en Responsabilidad Civil y Seguros, y Magister en Derecho. Apasionada por la poesía, la salud y la academia.