Premiar el trabajo, no la riqueza

El estudio más reciente de Ofxam Intermón revela cómo en 2017 se produjo el mayor aumento de milmillonarios en la historia, con un nuevo milmillonario cada dos días.

»Premiar el trabajo, no la riqueza» se titula el más reciente informe publicado por la organización Oxfam Intermón el 22 de enero. Oxfam es organización sin ánimo de lucro que, regida por un patronato de 14 profesionales vinculados al mundo académico, tiene como principal objetivo realizar investigación e implementar programas en 41 países del mundo en temas relacionados con comercio justo, desarrollo, educación, entre otros. Su principal preocupación es intervenir a través de distintas herramientas, para influir en un mundo en el cual una de cada tres personas vive en situación de pobreza.

Dentro de los informes que la organización suele publicar regularmente, hay un interés particular en un tema que a lo largo de las últimas décadas ha cobrado cada vez mayor relevancia en el mundo: la desigualdad. En 2014, Oxfam reveló que »85 personas alrededor del mundo poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial». En un estudio previo, dirigido por el economista mexicano Gerardo Esquivel, se abordó el caso de México para contrastar la magnitud de su desigualdad económica con la de otros países, utilizando indicadores como el índice de Gini o las tablas sociales. El informe, publicado en 2015 y titulado Desigualdad extrema en México: concentración del poder económico y político, arroja datos preocupantes: México está dentro del 25% de los países con mayores niveles de desigualdad en el mundo, el 1% más rico concentra un 21% de los ingresos totales del país, el 10% concentra el 64% de toda la riqueza y, mientras entre 2007 y 2012 en el resto del mundo la cantidad de millonarios disminuyó un 0.3%, en México, por el contrario, aumentó un 32%.

Así, en su más reciente informe titulado Premiar el trabajo, no la riqueza. Para poner fin a la crisis de desigualdad, debemos construir una economía para los trabajadores, no para los ricos y poderosos, Oxfam revela cómo en 2017 se produjo el mayor aumento de milmillonarios en la historia, »con un nuevo milmillonario cada dos días». Las personas cuya fortuna supera los mil millones de dólares han aumentado su riqueza en 762,000 millones de dólares en doce meses, una cifra que podría »haber terminado con la pobreza extrema en el mundo hasta siete veces». Y mientras el 82% de la riqueza generada en 2017 se quedó en el 1% más rico, el 50% más pobre –3700 millones de personas– no aumentó su riqueza.

La idea central de Premiar el trabajo, no la riqueza es que hoy en muchas partes del mundo tener empleo no es una garantía para salir de la pobreza. De hecho, una de las principales conclusiones de la investigación es que »la riqueza extrema de unos pocos se erige sobre el trabajo peligroso y mal remunerado de una mayoría», bajo un modelo económico que está aumentando la brecha entre las personas más ricas y más pobres. Así, dentro de los países en desarrollo, como señala la OIT, »casi una de cada tres personas trabajadoras vive en la pobreza».

Por otro lado, el estudio aporta evidencia sobre cómo en un mundo en el cual los trabajadores son los principales afectados, las mujeres son quienes aparecen sobrerrepresentadas en los empleos peor remunerados y más inseguros, con una participación en el sector formal 26% inferior al de los hombres. Adicionalmente, quienes obtienen sus ingresos de la agricultura y la producción a pequeña escala, se ven afectados por el control del comercio por parte de grandes corporaciones (en el caso del cacao, por ejemplo, tan sólo ocho empresas controlan el 75% del comercio mundial).

Por último, el estudio da cuenta de cómo mientras alrededor del 56% de la población mundial vive con un ingreso de entre 2 y 10 dólares al día, y quienes han logrado salir de la pobreza extrema suelen seguir viviendo en la miseria y el endeudamiento, los directores de las cinco principales marcas de moda a nivel mundial ganan, en cuatro días, lo que una trabajadora del sector textil en Bangladesh gana a lo largo de toda su vida.

 

Referencias

Esquivel Hernández, Gerardo. Desigualdad extrema en México. Concentración del poder económico y político. Oxfam Intermón, 2015.

Oxfam Intermón. Quienes somos. Fecha de consulta: 10 de marzo, 2018. En línea: https://www.oxfamintermon.org/es/quienes-somos

AA.VV. Premiar el trabajo, no la riqueza. Para poner fin a la crisis de desigualdad, debemos construir una economía para los trabajadores, no para los ricos y poderosos. Oxfam Internacional, 2018. Fecha de consulta: 10 de marzo, 2018. En línea: https://oxfamintermon.s3.amazonaws.com/sites/default/files/documentos/files/premiar-trabajo-no-riqueza.pdf

About the author

Cristian Márquez Romo

Politólogo. Estudiante del posgrado en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Salamanca, España. Licenciado en Ciencias Políticas y Gestión Pública por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), México. Ha participado en proyectos de investigación en México y España, donde actualmente se desempeña como becario de la revista América Latina Hoy, del Instituto de Iberoamérica. Ha colaborado con publicaciones en Europa y América Latina, tales como Foro Internacional, Hipótesis Alternativa, Replicante, entre otras.