POT un nuevo comienzo para Rionegro

En momentos en que se discute algunos ajustes al POT (Plan de Ordenamiento Territorial) de Rionegro, es bueno recordar que elementos del anterior POT deberían permanecer en los nuevos ajustes, con una mayor importancia para el desarrollo del municipio como una ciudad sostenible.

Comencemos por recordar que es un POT, se entiende como un conjunto de políticas, objetivos,  estrategias, metas, programas y normas adoptadas para administrar el desarrollo físico de un territorio y la utilización del suelo.  Rionegro es un territorio que geográficamente tiene algunas ventajas que favorecen su rápida expansión urbana, desde esta perspectiva no es de extrañar que en los nuevos ajustes del POT sean consciente de la importancia físico espacial del territorio.

En especial temas de calidad de vivienda, servicios públicos, movilidad, transporte público, equipamientos y espacios públicos, se deberán priorizar elementos como la protección del medio ambiente, ir más allá de simplemente mirar el medio ambiente como una variante paisajística que favorece la llegada de turistas o nuevos habitantes con alto poder adquisitivo.

En esta misma línea el acceso al suelo por parte de los habitantes debe ser una prioridad, como también darle un orden y la legalización de los títulos de propiedad a los habitantes que hasta la actualidad no cumplen con esos requisitos, esto para contribuir con la utilización racional y sostenible del territorio.

 Que objetivos debe preservar el nuevo POT

Sin duda alguna los objetivos ambientales deberán ser de la mayor importancia, no en detrimento de otros objetivos, pero si como un eje transversal para el desarrollo del municipio de Rionegro.

Mantener como fundamento la conservación y recuperación de los ecosistemas que proveen de agua, electricidad y alimento, la educación ambiental deberá estar presente para cumplir dicho objetivo en especial para el aprovechamiento racional y sostenible de los recursos naturales para la satisfacción de las necesidades de la población actual sin arriesgar los recursos de generaciones futuras.

Los objetivos económicos no deberían distanciarse en gran medida del objetivo ambiental, si bien, en la actualidad Rionegro es una ciudad que comienza albergar nuevas industrias, estas no deben poner en peligro la sostenibilidad ambiental del municipio.

Conservar dentro del POT temas de apropiación tecnológica para mejorar la productividad y competitividad por medio de apoyo a la investigación, para el desarrollo de nuevos productos, tema desde el cual se debe fortalecer el sistema educativo que pueda responder a esta dinámica.

Con esto no se debe olvidar que la producción agrícola puede ser gran favorecida con esta dinámica, al tiempo que se promueve que las nuevas generaciones de jóvenes campesinos no tengan que emigrar al casco urbano del municipio o a otra ciudad.

Para esto se instaría al municipio a conservar y potencializar las UAF (Unidad Agrícola Familiar) con el fin de promover una agricultura responsable y una sostenibilidad alimentaria de su población, esto sin olvidar los distritos agrícolas especializados que responderían a las dinámicas de producción a gran escala, al tiempo que se desestimula la construcción de vivienda en los suelos cultivables.

Para el sostenimiento del desarrollo urbanísticos, se instaría a que se conserve una reversión a la tendencia de suelos urbanos esparcidos, la cual contribuiría en gran medida a cumplir con los objetivos de medio ambiente y uso del suelo, esta medida deberá promover que nuevos proyectos urbanísticos estén delimitados en polígonos de viviendas campestres, limitar la cantidad de este tipo de polígonos al tiempo que se promueve las zonas suburbanas para la concentración de vivienda.

Otros puntos a tener en cuenta

El municipio de Rionegro deberá tener presente otros puntos para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, entre estos está el manejo del espacio público y la inversión en el mismo, algo que se encuentra en el actual POT, pero que sin duda alguna deberá mantenerse en el tiempo.

Un espacio público con más zonas verdes, senderos peatonalizados, ciclo vías, plazas y escenarios culturales, buscar promover dentro de sus ciudadanos el menor uso de los vehículos particulares y el uso de las bicicletas o transportes públicos.

En ese sentido es interesante lo logrado en la actual administración con la construcción del plan de acción para definir la hoja de ruta de los próximos 30 años de Rionegro en temas de movilidad y desarrollo urbano, un plan que cuenta con el acompañamiento del BID y el programa de Ciudades Emblemáticas de Findeter, este plan de acción buscar garantizar que los proyectos sean de largo alcance y no peligren con los cambios de administración.

¿Cumplirá el nuevo POT?

Sin duda alguna el nuevo POT deberá tener grandes claridades en temas que impactaran el desarrollo de Rionegro en los próximos 30 años que deben ser abordados con prontitud y una fuerte convicción política para desarrollarlo.

De lo contrario solo será un excelente documento bien construido que quedara almacenado en los anaqueles de las oficinas municipales, pero que poco contribuirían al bienestar social, económicos y ambiental de Rionegro.

El cumplimiento de los POT estará siempre ligado a los intereses particulares externos, que normalmente ejercen una fuerte presión para bloquear elementos que no les sean favorables, es por tanto necesario que la administración municipal tenga la fortaleza de llevar a cabo cambios profundos que garantice la sostenibilidad del municipio.

De lo contrario Rionegro estará condenado a repetir una historia de caos y desorden, que solo hasta hace pocos años se viene tratando de darle fin en Medellín, una ciudad naciente es la mejor oportunidad para sus gobernantes de hacer las cosas de manera diferente, se ser más visionarios y tener la valentía de llevar nuevas soluciones a sus problemáticas y el nuevo POT se convierte en la herramienta de que estos cambios sean posibles.

About the author

Mauricio Gil Arboleda

Soy sociólogo de la Universidad de Antioquia con fuerte inclinación por las tecnologías en el desarrollo social, amante del análisis de la moda y la sexualidad, con gusto por la música, especialmente esa que es poco escuchada en occidente y con intereses en la geopolítica de Asia en América Latina.