Medellín de cara al encuentro mundial de ciudades y alcaldes en el 2019

Medellín de cara al encuentro mundial de ciudades y alcaldes en el 2019, un análisis discursivo entre el significado y el significante.

Medellín vuelve a resonar en el exterior y con ello se abre una baraja de posibilidades para estudiar a Medellín como signo en el discurso y la comprensión desde el contexto internacional.

La ciudad es un tema de amplia recurrencia académica en la actualidad, su tratamiento conceptual implica tocar las puertas de áreas que van desde la geografía, el urbanismo, la arquitectura, la historia, las ciencias políticas entre otras, en su reconocido libro “A los cuatro vientos” Manuel Lucena (2006) retomando a otros teóricos brinda las siguientes definiciones de ciudad: un agrupamiento cuyos medios de existencia normales consisten en la concentración de formas de trabajo que no están consagradas a la agricultura, sino particularmente al comercio y a la industria, de igual manera afirma que la ciudad es una trama especial dedicada a la creación de oportunidades diferenciadas para una vida en común y a producir un drama colectivo pleno de significado; esta definición de ciudad es la que considero más abarcadora, por hacer hincapié no sólo al escenario físico, sino también como un signo referido a simbólico, elemento determinante si queremos entablar una relación con la ciudad desde el significado y el significante, es decir la ciudad no solamente como objeto de análisis, sino también como signo en contexto  de discurso.

Desde la teoría pos estructuralista, según (Laclau y Mouffe, 1998). Un discurso no se constituye dentro de un objeto de estudio, al contrario el objeto de análisis se constituye dentro de  un discurso dado, es decir, los discursos son prácticas que periódicamente crean objetos desde de los cuales hablan.

Siguiendo las orientaciones del profesor (Blendi Kajsiu, 2018) Desde una perspectiva discursiva, deberíamos ver la ciudad  no como un concepto que tiene un contenido fijo, sino como un “signo” que tiene un “significante” y un “significado”. Según Saussure, el significante es la imagen acústica del signo, mientras que el significado es su contenido. Es decir, la ciudad como signo consiste en el significante de ciudad, que es la imagen de esta palabra, y el significado que es el contenido del concepto: aglomeración, urbe, centro, urbanización, etc. Ver la ciudad como un signo nos permite asumir su mimetismo analítico desde diferentes contextos.

De esta manera, en lugar de asumir los elementos comunes que se asumen en la ciudad en sus diferentes definiciones, nos propondremos en los siguientes textos analizar el significante de ciudad  Medellín desde los diferentes discursos. Nos planteamos este desafío argumental teniendo en cuenta la importancia del significante de la ciudad de Medellín en el contexto Glocal de cara al próximo encuentro mundial de Ciudades y Alcaldes para el año 2019. Luego de haber ganado en el 2016 el premio Lee Kuan Yew (considerado el Nobel de las ciudades), Medellín vuelve a resonar en el exterior y con ello se abre una baraja de posibilidades para estudiar a Medellín como signo en el discurso y la comprensión desde el contexto internacional.

Resumen:

Existe un nuevo desafío argumental para el estudio y análisis de la ciudad de Medellín no como concepto sino como signo, de cara al próximo encuentro mundial de Ciudades y Alcaldes para el año 2019. Luego de haber ganado en el 2016 el premio Lee Kuan Yew (considerado el Nobel de las ciudades), Medellín vuelve a resonar en el exterior y con ello se abre una baraja de posibilidades para estudiar a Medellín como signo en el discurso y la comprensión desde el contexto internacional.

About the author

Juan Carlos Cardona Londoño

Soy docente orientador de procesos en educación básica y educación universitaria en la ciudad de Medellín, magister en estudios Políticos de la UPB, interesado por temas relacionados con las dinámicas educativas, urbanas y políticas.