La Reforma Tributaria y nuestros derechos

     

Cuando nuestro país está enfrentado al gobierno con índices de aceptación muy bajos por sus decisiones administrativas y económicas, según  varios sondeos de opinión realizados por medios de comunicación;  cuando se señala al Gobierno Nacional de gastos desmesurados en burocracia. Nos enfrentamos ahora a la muy mencionada REFORMA TRIBUTARIA que contiene 206 páginas de exposición de motivos, 183 páginas de contenido de la propuesta de reforma y que deberá aprobarse por el Congreso en siete semanas.

Otra de las consecuencias que tendremos que pagar todos los ciudadanos a causa del mal manejo de las finanzas públicas ante el incremento de la deuda externa, y con una situación de disminución de ingresos fiscales por la caída en los precios del petróleo. Problema que se traslada a todos los ciudadanos imponiendo una mayor carga tributaria como la solución. Ante esta situación debemos preguntarnos ¿Cuál es la responsabilidad del Gobierno en el manejo eficiente de los recursos que todos aportamos con nuestros impuestos?

Vale la pena destacar que los gobiernos operan y realizan el cumplimiento de las funciones que les asigna la ley para dar cumplimiento a los fines esenciales del Estado.

Gracias a los impuestos que todos los ciudadanos pagamos, en ese orden de ideas, es un deber de todos cumplir con ello. Pero esa obligación tiene la reciprocidad del Estado de invertir de manera eficiente en las obras que nos beneficien a todos y suplir los bienes y servicios públicos que demanda la población.

Contar con un sistema de educación incluyente, mayores inversiones en ciencia y tecnología, un sistema de justicia con las herramientas y el personal para que todos puedan acceder, desarrollar los programas sociales que requieren los más vulnerables, y todos los proyectos que requieren del presupuesto público, todo esto solo es posible si los gobiernos destinan de manera adecuada sus recursos, pero en el caso colombiano, no sucede de esta manera.

Contamos con un país con ventajas como pocos tienen, rico en biodiversidad, donde existen todos los pisos climáticos, gran variedad de fauna, flora y cultivos; una gran  riqueza hídrica, bañados por dos océanos. Pero con grandes problemáticas sociales, uno de los países con mayor desigualdad y  pobreza, y al preguntarse porque estamos así encuentro que la UNICA RAZÓN es LA CORRUPCIÓN.

Podremos pagar los impuestos que nos impongan para tapar el hueco fiscal de la deuda externa que a Junio era de US$116.363 millones de dólares, podrán seguir incrementando el número de contribuyentes como en este caso, en más de 500.000 mil ciudadanos, bajando la base de liquidación del impuesto a $ 2´749.000, con los cuales se proponen recaudar en el año 2.017 una cifra de $7.000 mil millones de pesos, en el año 2.018 una cifra de $8.000 mil millones, y así sucesivamente, para evitar según el Gobierno  Nacional suspender las obras y el desarrollo que se viene generando en el país.

Pero según un informe del Ministerio Público,  a causa de la corrupción se están perdiendo $22.000 mil millones de pesos, lo que quiere decir que podríamos atender la deuda externa, las obligaciones propias para el funcionamiento del Estado, las inversiones sociales y en general todas las responsabilidades a cargo del Estado sin necesidad de reforma tributaria.

Pero la falta de decisión de los entes gubernamentales por combatir el flagelo de la CORRUPCIÓN, que deja sin oportunidades a miles de colombianos, obliga una vez más a una reforma tributaria para que unos pocos se beneficien de los recursos de todos. Pero este también es un llamado a la ciudadanía a ejercer nuestro derecho de control político, a combatir la corrupción con nuestro VOTO, solo de esta manera, podremos encontrar el desarrollo para nuestros territorios, el poder está en los ciudadanos, por eso quienes se abstienen de votar deben pensar que las decisiones que  toman  los gobernantes nos afectan a todos.  ÁNIMO LAS COSAS PUEDEN SER MEJOR SI TODOS EJERCEMOS NUESTROS DERECHOS.

About the author

Rosa Acevedo Jaramillo

Rosa María Acevedo Jaramillo, abogada de la Corporación Universitaria de Colombia IDEAS, especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Pontificia Bolivariana, magister en Gobierno Público de la Universidad de Medellín.
mujer de gran proyección y liderazgo en Itagüí por más de 20 años. Ha sido concejal de Itagüí durante tres periodos: (2000-2011) fue presidenta de la corporación en el 2004 liderando importantes proyectos para el municipio, como la gratuidad de la educación.
En el año 2012, fue directora departamental de transporte y tránsito de Antioquia, a su salida recibió el reconocimiento de la Gobernación de Antioquia Medalla Secretaría de Gobierno y Apoyo Ciudadano por su ejercicio transparente en la función pública.
Fue candidata a la Alcaldía de Itagüí por el Partido Centro Democrático en el año 2019, hoy representa en el Concejo a más de 23.000 itagüiseños gracias al estatuto de oposición. Desde esta curul le apuesta a la transformación social y económica de Itagüí, donde la educación sea la clave para construir verdaderas oportunidades sociales y vela porque los recursos públicos se administren con honestidad.