Opinión

La educación que queremos

Abarco el siguiente tema de acuerdo a la presentación que hace la Secretaría de Educación del Municipio de Donmatías, Antioquia, el día 6 de febrero de 2018 en plenaria del Concejo de Donmatías y a mi intervención como Concejal, teniendo como Referencia a Paul Robert, Director del Colegio Nelson Mandela, de Clarensac, Gard, Francia. En su texto La Educación en Finlandia: Los Secretos de un éxito asombroso “Cada alumno es importante”.

La calidad educativa en Donmatías viene en aumento, tanto la urbana como la rural, y es de resaltar las acciones que se vienen dando desde la secretaría de educación de la mano de rectores de las instituciones educativas y sus docentes, dando frutos a nivel Departamental como se muestra en la gráfica.

Información de la Secretaría de Educación del Municipio de Donmatías, Antioquia.

Pero abarcaré la temática a nivel Nacional, abordándola de la siguiente manera:

Las Instituciones Educativas son la ‘segunda casa’ de nuestros niños y jóvenes, por ello no debe ser un lugar únicamente para llenarlos de información, allí también debe primar la formación de ciudadanos, el interés por la persona, guiar, incentivar, y alentar el desarrollo de las capacidades del estudiante.

Nos hemos basado a nivel nacional en evaluar la calidad educativa en índices y puntos, pero ello aleja lo realmente valioso en el trayecto de la formación educativa que es la persona y su entorno. Abordaré 2 preguntas; y la primera de ellas es ¿De qué le sirve a un estudiante sacar 5 en todo, si como persona tiene dificultades sociales y familiares? Estas situaciones deberían importarle a la educación de hoy, el ciclo no debe terminar en si un estudiante es promovido o no al siguiente grado, o como dice el Doctor en filosofía de la Universidad de Jyvaskyla de Finlandia Jouni Valimaki “La finalidad de  la educación no es que una persona reciba un diploma, es lograr una Preparación Para un aprendizaje de por vida”. Esto puede sonar sencillo, e incluso simple, pero es justo todo lo contrario lo que se realiza en nuestra sociedad.

Para que un estudiante sea más activo y comprometido, no se le debería forzar en su formación, se le debe brindar diferentes posibilidades para aprender y adquirir competencias, y éstas en mi concepto no son evaluables en test como los ICFES o llamadas Pruebas Saber Pro, sino en las diferentes acciones y situaciones que se le presenten al estudiante en ambientes reales.

La segunda pregunta que abordo es ¿Qué es necesario poner en el centro del sistema, el alumno o los conocimientos? Sin duda muchos tendrán como respuesta que  alumno, pero entonces qué hacemos para que realmente sea así y no quede tan solo una respuesta a preguntas.

En nuestro país la educación debe dar un  giro de 360° para estudiantes y docentes, pues ésta también es una profesión, una vocación que no es valorada en nuestro país y que sin duda es la más importante para llevar a cabo la adquisición de conocimientos, su aplicación, desarrollo de competencias y el factor fundamental que es la de guiar hacia la cosmovisión de los valores y la Ética profesional.

Como servidores públicos debemos de atender y analizar estos asuntos a nivel nacional y no solamente local, por la afectación o mejoras que pueda darse de las decisiones centrales y de implantación de políticas que aborden los temas de la educación tanto pública como privada, para que en un futuro cercano no siga siendo un lujo para alguno acceder a la educación y de la que se pueda realmente desarrollar las competencias de todo individuo como profesionales y como personas de valor

Frente a toda la situación antes abordada, en Donmatías hay un ambiente esperanzador, pues hoy la Secretaría de educación viene desarrollando proyectos y programas en capacitación docente y lo que me  viene llamando la atención, es la vinculación familiar a todo el proceso de los estudiantes, visualizando que es un asunto conjunto en el primer ciclo formativo. Además en sesión plenaria del Concejo de Donmatías, nos presenta las metas a desarrollar en el 2018 y destacó la que se fundamenta en los valores, la cual va dirigida al estudiante como persona y no como objeto de implantar información; es de ganarse el  corazón, para que su proceso sea diferenciado, con un sentido de pertenencia ciudadano y de amor hacia un proyecto de vida clarificado.

Estamos Construyendo la educación que queremos para nuestro municipio y nuestro país, Unidos como debe ser.