Economía Opinión Recomendados

Hablar de gestión, ¿sin presencia de la economía?

¿Están las empresas colombianas adoptando realmente una gestión enfocada a la economía y será dicha carencia la resultante de que las mismas no logren subsistir en el medio?

Para hablar de gestión en todos sus ámbitos, específicamente desde la perspectiva económica, se prevé la necesidad de antes definir y explicar, de manera amplia lo que se entiende por gestión y cuál es la importancia de aplicar nodos gestionales dentro de una organización que, de alguna u otra manera, contribuyan a la adquisición o logro de los distintos objetivos propuestos por la sociedad, logros que marcarán la diferencia en cuanto a la decisión de seguir en curso o no con las actividades mercantiles de la sociedad.

Cuando hablamos de gestión dentro de una empresa, podemos relacionarla con los distintos procedimientos o caminos que un conjunto de colaboradores, en éste caso, directivos, llevarán a cabo para el cumplimiento de los amplios objetivos que una empresa haya marcado al inicio de sus actividades o, en su defecto, al inicio de cada año calendario. Dicho proceso entraría, formando parte de la planeación organizacional, siendo ésta uno de los elementos primordiales y de mayor atención, pues bien es sabido que es el momento donde, escuchando las distintas opiniones y observaciones de los colaboradores de la organización, se marcarán los logros junto a los distintos mecanismos que, de manera interna, la organización llevará a cabo para alcanzar la cima. Dichos mecanismos, dentro de la administración, se conocen como estrategias empresariales.

Podemos observar un proceso de gestión en cualquier área administrativa. Podríamos hablar de gestionar el recurso humano, la cual haríamos referencia a la responsabilidad que adquiere una persona de orientar un barco lleno de personas que, de manera voluntaria, decidieron ser partícipes de la mejora continua de la empresa. También, podríamos mencionar la gestión de ventas y marketing, la que relacionaríamos con transigir los distintos métodos que ayuden y favorezcan las ventas de un producto y, no solo eso, ayuden a la planificación de la verdadera viabilidad de un producto a corto, mediano o largo plazo. Pero, ¿podemos decir que existe una verdadera gestión en una empresa sin relacionar la misma con la economía?

La economía, ¿ciencia o disciplina?

Cuando mencionamos el vocablo de economía, podemos ir, de manera rápida, a la típica definición que nos daban en el colegio, ‘’aquella rama de las Ciencias Sociales encargada de gestionar o dar solución a la necesidad’’, sin embargo, no se transfiere ni mucho menos se nos traslada la importancia de la misma para la sociedad. Leía en un manual de economía que nos ofrece la universidad un extracto de un artículo bastante importante, llamado ‘’El analfabetismo económico’’, artículo que trataba de hacer llegar la necesidad de estudiar la economía como una ciencia, más no una disciplina. Si relacionamos la economía como disciplina, estaremos haciendo hincapié a un conjunto de personas que, tras terminar estudios universitarios, salen al mercado laboral a ocupar distintos cargos administrativos o gubernamentales con el propósito de brindar soluciones a un determinado problema. En cambio, si nos dirigimos a la economía como una ciencia, la estaremos saludando como aquella que, tras investigaciones necesarias para nuestra sociedad, nos brindan un abanico de soluciones que, bajo perspectivas e ideologías personales, decidiéramos adoptar o no. Ahí es donde surgen estudios como la econometría, economía política, y demás.

Hablar de gestión, ¿sin presencia de la economía?

El motor de toda empresa es su economía. Creo que toda persona, con o sin estudios, tiene conceptualizada dicha premisa. No hay empresa que se mantenga si la misma no obtiene o arraiga utilidades que permitan la remuneración anual de los distintos gerentes. Como dicen, nadie pone huevos para recoger huevos. Lograr que una empresa realmente resulte rentable dentro de una competencia que se ve cada vez más afectada por un proceso llamado globalización, es una labor bastante ardua y sudorosa que, muchos gerentes, deciden arraigar. Cada vez más, se nos abren distintas oportunidades de adoptar mercado, por lo que la competencia ascenderá limitando el número de organizaciones capaces de obtener recursos provenientes de utilidades.

Para lograr que una empresa oriente bien todos sus recursos económicos, debe tener al mando una persona con la capacidad y conocimiento de tomar decisiones, decisiones que darán balance positivo o negativo, en función del estudio de la misma. No hay forma de hacer gestión sin hablar de economía, pues al ser la misma el motor principal de toda empresa, y al no optar por gestionar la misma, la empresa estaría envuelta, probablemente, en un laberinto que, como consecuencia y escape, traería resultados negativos en la organización. Toda decisión en una empresa debe de estar analizada desde la perspectiva económica. Para incorporar un producto al mercado, requiero de un capital económico factible que me permita tomar dicha acción, para incorporar a mi empresa un nuevo equipo humano, también, requeriré de una predicción económica que me dictamine si podré o no soportar dichas incorporaciones y,  al igual que estos dos ejemplos, tenemos multitud de situaciones.

Como nos decían nuestros padres, ‘’si gestionas bien tu tiempo, podrás ocupar tu día en distintas labores’’, podemos trasladar dicho proverbio tradicional a la empresa, pues al gestionar bien la economía, tendremos como resultado la toma fructífera de decisiones que, bajo ninguna circunstancia, pondrán en peligro el bienestar empresarial.

A modo de conclusión, no podremos hablar dentro de una empresa de proyecciones en venta, de objetivos para impulsar la internacionalización de la empresa o de incorporar nuevos productos, si no tenemos presente la perspectiva analítica económica, pues será ésta la que realmente dictamine si todos esos proyectos, todas esas ideas, podrán llevarse, realmente, a cabo. Pero, ¿están las empresas colombianas adoptando realmente una gestión enfocada a la economía y será dicha carencia la resultante de que las mismas no logren subsistir en el medio?]

Esto fue escrito por

Jesús Orlando Chavarria Herrero

Estudiante de Contaduría Pública y Negocios Internacionales, considero la redacción como una de mis mayores aficiones. Desde emprendimiento y economía hasta política y justicia social, me encanta ser polifacético en cuanto a temática a escribir. ¿Virtud o desventaja? no sabría responder. En mis ratos libres colaboro a compartir mis ideales políticos basados en mis principios como persona, por eso milito de manera activa en la Alianza Verde.