El pacto nuclear con Irán y la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS)

     

Ante la salida de Estados Unidos del pacto nuclear con Irán, Rusia y China fortalecen sus alianzas través de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).

Ante la decisión de Donald Trump de abandonar el pacto nuclear con Irán, en occidente se ha aumentado la tensión política con oriente, esto derivado de las posiciones del presidente iraní Hasán Rohaní y el conflicto sirio. El debilitamiento del multilateralismo occidental es usado por China para expandir su política geoestratégica denomina la “Solución China”, (ver columna: Xi Jinping y la “solución china”). Esta estrategia expansiva no es sólo económica, sino también militar, muestra de ello es la creación en el año 2001  de La Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), organismo intergubernamental liderado por China, Rusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán, países denominados como Cinco de Shanghái.

Este organismo creado con fines económicos se enfoca básicamente en la cooperación en tres frentes: el extremismo, el separatismo y el terrorismo, elementos que pueden desequilibrar la relación de fuerzas en la región. Tras la salida de  Estados Unidos del pacto nuclear con Irán, la (OCS)  asume un papel notorio en el equilibrio nuclear planetario siguiendo las directrices de Xi Jinping y Vladimir Putin, quienes invitaron para la cumbre que se celebrará los días 9 y 10 de junio al líder iraní Hasán Rohaní. En el evento se discutirá la necesidad del fortalecimiento de operaciones conjuntas contra ciberataques y el Narcotráfico, afirmó el canciller chino Wang Yi. Según el diario Telesur La cumbre de la OCS también contará con la presencia de los mandatarios de Kazajistán (Nursultan Nazarbayev) y Kirguizistán (Sooronbay Jeenbekov). Del bloque forman parte igualmente Pakistán, India y Tayikistán, mientras que participan como observadores Irán, Mongolia, Afganistán y Bielorrusia. La cumbre de Qingdao será la primera que se celebre con India y Pakistán como miembros, después de su ingreso el año pasado, con lo cual la OCS es una organización cuyos integrantes representan casi la mitad de la población mundial.

A pesar que el objetivo fundacional de la (OCS), no es la alianza militar contra otros Estados, son variadas las posiciones de analistas internacionales que consideran a este organismo tiene como objetivo fundamental hacer contrapeso a la OTAN y a los Estados Unidos, evitando conflictos que permitan la intervención de la potencia occidental en áreas limítrofes de la China y Rusia.

El realismo geopolítico estadounidense está generando grandes posibilidades a la expansión del orden internacional liderado por China y Rusia, superando de manera tajante el orden internacional occidental, aunque los gobiernos que encabezan está avanzada política internacional no reconocen en la democracia un baluarte fundamental de acción, si reconocen en el multilateralismo un elemento central en la defensa de sus intereses en el pacífico. La Unión Europea deberá fortalecer sus elementos geopolíticos en cabeza del presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel,  en aras de la preservación de sus intereses como abanderados del decadente  orden liberal golpeado por  las acciones de Trump.

About the author

Juan Carlos Cardona Londoño

Soy docente orientador de procesos en educación básica y educación universitaria en la ciudad de Medellín, magister en estudios Políticos de la UPB, interesado por temas relacionados con las dinámicas educativas, urbanas y políticas.