Definiciones para tanto liberalismo

Para los que me conocen saben que hace menos de un año empecé a usar twitter activamente, esto queriendo decir, que dejé de seguir solamente a amigos y unas cuantas páginas de fútbol. Por ello empecé a seguir la cuenta de varios comentaristas políticos, y tuve la grata sorpresa de que gran parte de ellos se autodenominan en sus biografías de twitter y sus trinos como liberales. Lastimosamente la alegría rápidamente se convirtió en confusión pues estas cuentas no solo se contradecían unas con otras, sino que habían generado subgrupos dentro del liberalismo, algunos se llamaban paleoliberales, otros liberales progresistas y otros no sé qué carajos. En aras de poder resolver esta confusión me di a la tarea sociológica de estudiarlos y hoy después de un exhaustivo esfuerzo, me place presentarles principales características de algunos de ellos y algunos de sus principales exponentes.

Paleoliberales: estos liberales son aquellos que se identifican diciendo que son conversadores en lo social pero liberales en lo económico. Siempre recalcan que su conservadurismo en lo social no sale de lo privado, es decir que quieren vivir una vida tradicional pero no la planean imponer por medio del Estado o la fuerza. Sin embargo, hace poco hicieron una gran cantidad de trinos donde afirmaban que la participación de Angela Ponce en Miss Universo era la imposición de una doctrina cultural marxista y su ideología de género, y por ello pedían la descalificación de la participante.  A estos también se les poder ver apoyando a Trump en su lucha política, porque a pesar de poner medidas proteccionistas y tomar actitudes autoritarias con la prensa, él es un verdadero liberal. Un ejemplo de esta especie de liberal que puede tomar como referencia es Vanessa Vallejo.

Liberales Progresistas: estos son lo contrario de los Paleoliberales, afirman ser liberales en lo social pero más conservadores en lo económico. Un ejemplo perfecto para este tipo de twitteros es Maria Fernanda Carrascal. Si bien dicen no estar en contra de la iniciativa privada, es fácil encontrarlos subiendo videos desde  alguna plaza con megáfono en mano protestando contra el Grupo Aval por corrupto, contra Rappi por no contratar empleados de la manera tradicional, contra Uber por no hacer parte del monopolio de taxis, contra Postobón por la cantidad de azúcar en sus bebidas, y Dios no quiera algún día en contra Nat Geo por mostrarle a Señal Colombia que es posible tener programación cultural sin participación del Estado.

Liberales Clásicos: Por lo general esta clase de liberales se pueden encontrar a personas mayores, viejitos si así quiere llamarlos, muchos de ellos no utilizan su verdadera foto o nombre como seudónimo, ellos prefieren utilizar la foto y el nombre de algún personaje, ficticio o histórico, con el fin de darle más validez a su punto. Su tiempo se lo dividen entre afirmar que en Colombia nunca ha existido un gobierno verdaderamente liberal y derecha, y en re-twittear todo aquello que publique Uribe o sus allegados. Utilice de referencia la cuenta de cualquier profesor de economía que tenga más de 60 años.

Liberales (a secas): Grupo que, de alguna manera, sin yo entender cómo, se llenó de Uribistas jóvenes. Se les puede encontrar subiendo fotos con libros de Hayek, los que uno duda que leyeron, o si lo hicieron que los hayan entendido. También se puede encontrar en ellos una relación de amor-odio con el actual presidente, pues este pasa de ser un “Santos 2.0” a un joven técnico y capaz que está haciendo todo lo posible por luchar contra las estructuras establecidas y corruptas, a pesar de haber sido candidato de Centro Democrático, aquel partido lleno de políticos de vieja guardia y cuyo principal líder tiene más investigaciones que  letras el alfabeto.

Escrito por: Un liberal infeliz

About the author

Santiago Fiallo

Cuasi economista, que le gusta leer y el café, detesta las descripciones y es un liberal infeliz.