Líderes Politipedia Recomendados Selección del editor

“Cuando los trabajadores están planteando una lucha voy y los acompaño” Entrevista a Alexánder López

¿Qué quiere llegar a hacer otra vez Alex al Congreso de la Republica?

Nosotros en la existencia del Polo y en la actuación nuestra en el Congreso le hemos demostrado a Colombia que se puede hacer política de manera diferente, le hemos demostrado a los colombianos que siendo una bancada minoritaria de oposición al gobierno primero de Álvaro  Uribe Vélez y ahora, de Juan Manuel Santos, hemos mantenido nuestra coherencia. Cuando decidimos incluir el Polo dijimos: “vamos a hacer un partido para defender los derechos de la gente”, y eso es lo que hemos hecho estos años en el Congreso, defender los derechos de la gente, por eso, nos hemos opuesto a estos dos gobiernos y a esta forma  como se gobierna el país, no solo a nivel nacional sino también en las regiones.

A nuestro país se lo tomó la corrupción, se lo tomó una elite de delincuentes que no le permite a nuestra gente estar bien, nuestro pueblo está triste, sufre porque no tiene sus derechos  fundamentales a su servicio; el acceso al derecho a la salud es imposible, el derecho a la educación está frustrado para nuestros niños y jóvenes que no pueden culminar su sueño de tener una educación superior, también las condiciones de educación es de las peores del mundo; la situación de los trabajadores también es deprimente, de 24.000.000 de trabajadores, solo 5.000.000 de trabajadores tienen contrato laboral, los demás están en la informalidad, son explotados y humillados.

Nuestra actuación en el Congreso ha sido, primero, enfrentar  la corrupción y las mafias y segundo, empezar a recuperar derechos para los ciudadanos, estamos mostrándole todos los días al país cómo la gente requiere atención especial, integral, en esas necesidades básicas. El deseo y la decisión mía de regresar al Congreso radica en poder enfrentar esas mafias que nos gobiernan, para que nuestro pueblo se eduque y entienda que estamos muy mal y que esto debe acabar ya.

Nosotros en este momento, justamente con esta generación, debemos terminar la era de dolor y de malos gobiernos. Lo segundo es ir a construir un nuevo modelo económico en el país para que este represente un nuevo modelo de salud para todos los colombianos, donde todos quepamos sin ningún tipo de distinción; un modelo educativo en donde los jóvenes tengan derechos, los niños sean bien educados y los docentes bien remunerados. También tenemos que buscar un nuevo modelo laboral, pero no como el actual modelo que esclaviza, pauperiza a la familia y al trabajador, donde el trabajador gane bien y su familia esté bien. Donde los derechos de los pensionados y los adultos mayores sean garantizados.

Grosso modo son dos nuestros objetivos, acabar con la corrupción y también construir unas condiciones de vida digna para los colombianos; a eso voy al Congreso nuevamente este 11 de marzo.

 

Se escuchó decir que te ibas a lanzar a la gobernación del Valle, ¿por qué descartar esa idea?

Soy caleño y toda mi vida, desde que me conozco, desde los cinco años, viví en un barrio popular de Cali, inclusive cuando yo tenía un año de edad, en el barrio no habían hospitales, no habían escuelas, nada; eran un barrio como muchos de los barrios de Colombia donde nuestra gente de los sectores menos favorecidos va en busca de asiento para sus familias, una forma de sobrevivir; yo pasé por ello y por eso desde muy pequeño comencé a luchar en pro de unas mejores condiciones, yo además de ser caleño, fui dirigente estudiantil y a los 19 años, cuando trabajé en Empresas Publicas de Cali  como obrero, ingresé al movimiento sindical, viví momentos muy duros porque en el movimiento estudiantil no solo luchábamos por los derechos de la ciudadanía sino que también en el movimiento sindical me puse en frente del sector trabajador de las empresas Publicas de Cali y hoy, es una empresa pública de Colombia multiservicios, cuenta con acueducto, telecomunicaciones y energía; es completamente publico gracias a la lucha que lideré con mis compañeros del sindicato.

Entonces, mi nombre en Cali es un nombre respetado, valorado, que puede ponerse en discusión en cualquier estrato de la ciudad de Cali y lo único que van a encontrar es a un luchador que ha estado siempre defendiendo los intereses de la ciudad y del departamento. Gracias a mi intervención no liquidaron el hospital universitario del Valle, tenemos una de las mejores redes públicas del departamento. Las condiciones estaban dadas para alcanzar una alcaldía o gobernación pero me compromete más la necesidad de alcanzar esta curul que ha estado al servicio de los colombianos.

Por ejemplo, cuando iban a privatizar las telecomunicaciones en Antioquia y a Empresas Públicas de Medellín, yo estuve en esa pelea. Estuve en varias luchas sociales en Antioquia como el acompañamiento a varios sectores campesinos e indígenas desde la Comisión de Derechos Humanos; hemos encontrado además un camino para reivindicar los derechos de los pensionados y nuestros adultos mayores, y estos deben ser reconocidos como unos seres que construyeron una parte de Colombia y hoy son olvidados por nuestra sociedad, ahí por ejemplo hemos emprendido un camino y no podemos dejarlo tirado.

Igualmente, la lucha que emprendimos por los pueblos afro en el Pacifico, no solo Buenaventura sino, todo el corredor pacifico que viene desde Quibdó y que termina en el sur de Colombia en ese Pacifico nariñense. La pelea que se están dando en Colombia los pueblos afro en todo ese Pacifico, es una pelea nuestra; ahí es donde se encuentran mayores índices de miseria no solo de América sino también de todo el mundo, paradójicamente son territorios muy ricos pero olvidados por el Estado. Inicié una lucha también con madres comunitarias, hace diez años que iniciamos la lucha ellas no tenían absolutamente nada, hoy cuentan con contrato laboral, son trabajadoras  reconocidas por el Estado; también estamos en una lucha con los trabajadores, intentando modificar el Código Sustantivo del Trabajo, soy abogado y como ello conozco muy bien el derecho laboral internacional y me encuentro trabajando en esta línea.

En fin, son muchos procesos que hemos acompañado, que hemos montado y que, difícilmente me podría desligar de ellos; el momento político del país hoy reclama que dirigentes a cuadros estemos al frente defendiendo los intereses de Colombia. Yo creo que nuestra gente, hoy está conociendo quiénes nos han gobernado, quién es Uribe, Santos, Vargas Lleras; pero la gente también está viendo a Robledo, Cepeda, Alexander López, hombres y mujeres  que hoy están ejerciendo liderazgos decentes y honestos. Era difícil regresarme a algo territorial, que me llama mucho la atención, después de haber cumplido con tantas expectativas, liderado tantas luchas. Mi corazón lo desea pero hoy el país me llama a defender esa curul para seguir luchando por todos los derechos de los colombianos.

 

¿Crees que todas esas personas  que mencionas, se sienten representadas por Sergio Fajardo?

Estoy absolutamente seguro de que no, Fajardo hoy es un personaje que ha ganado una opinión importante en el país pero la gente que represento, lo único que conoce de Fajardo y en general, del Estado, ha sido el sufrimiento y el dolor porque han sido olvidados y excluidos siempre. Cuando represento a los afro del Pacifico, los campesinos de Nariño, el Cauca, y en general de Colombia, a los pensionados y a los grupos sindicales, solo represento gente que ha recibido golpes y olvido del Estado; Fajardo no conoce eso y la gente no conoce a Fajardo, la gente conoce hoy a un Estado que los ha perseguido y olvidado, conoce a Alexander López que está con ellos en la lucha, al frente de ella a efectos de recuperar sus derechos.

Entonces, es gente que no conoce a Fajardo, no lo distingue y es una gran paradoja, pero es parte de la política y de lo que tenemos que hacer.

 

¿Cree que en el Valle su votación se vea mermada porque su compañero Wilson Arias también se encuentra como candidato al Senado?

 

No, Wilson tiene sus condiciones y capacidades, obviamente no es lo mismo estando solos en un debate electoral  que con un compañero que viene del mismo origen, sindical, y ha permanecido durante toda su vida en la izquierda; creo que nos podemos encontrar en algunos votos pero en ultimas lo que hay es una posibilidad enorme de que el Valle del Cauca y otros sectores del país puedan encontrar en estas dos propuestas objetivos comunes y acompañen de manera decidida estas dos ideas que finalmente no se contraponen.

 

Alex, cuéntenos una experiencia bonita y una difícil que haya tenido en el Congreso en todos estos años.

Voy a iniciar con la historia difícil, cuando inicié en el movimiento sindical en el 2001 y en el mes de enero de 2002 en el que desde el sindicato de Cali  tomamos la decisión de ir al Congreso, yo decía que “el Congreso era un nido de ratas y yo no quería ir allá”, era abstencionista y por eso, no quería llegar en ese momento, entendía al Congreso como algo que le generaba daño a la sociedad y al país, la experiencia maluca es que, llegué al Congreso y llevo ya tres, cuatro periodos en este, y lo que he encontrado es que eso que yo pensaba en el 2002, era absolutamente cierto.

  La mayoría en el Congreso son unas “ratas” y  finalmente ese Congreso no merece un país de estos; eso es lo maluco de todo esto, rodearse por ello y ver todos los días que es cierto, que a veces personas que están con nosotros en el Congreso, los sindican de paramilitares, corruptos y ver cómo todos los días salen algunos para la cárcel y se reeditan en sus hijos, sus hermanos, madres, como si nadie los estuviese viendo; salen con el descaro de haberse robado a medio país y luego estar representados por sus familiares, es terrible, estamos mal y estamos ahí en medio de ese mal. Lo que debemos hacer es derrotar el mal desde donde se está generando, lo doloroso es ver cómo un congresista no actúa en función de nuestra gente sino en función de sus propios beneficios.

Lo bonito de todo esto es que nuestra gente penaba que no habían posibilidades pero, cuando nos ve acompañándolos, por ejemplo, cuando me abrazan con amor indígenas, madres comunitarias, niñas y niños de la Guajira; y me ven como una oportunidad de seguir adelante, eso es hermoso, me llena de aliento. Ven en nosotros la posibilidad de resolver esto, somos una esperanza, una posibilidad  de cambiar el pasado doloroso que hemos vivido y eso es lo más maravilloso; la gente ve en nosotros una opción de cambio, de recuperar sus derechos.

Esas son las dos fuerzas, la del mal y la del sueño de recuperar a Colombia.

¿Usted se considera una renovación política a pesar de haber estado en el Congreso por unos años?

Creo que hemos dado ejemplo y creo que hoy hemos mostrado un camino de la decencia, honradez, un camino  de lo posible donde puede andar la gente. Me considero un hijo de este país, un hijo del movimiento social, del barrio, del sector popular, soy un hijo de lo público y por eso defiendo tanto lo público, el derecho al agua, a las telecomunicaciones públicas, el derecho a la salud en manos del Estado, la educación; la casa donde yo viví en el barrio popular era del Instituto Territorial, pública; la escuelita era popular y pública, trabajé en empresa pública.

Para mí, lo público bien administrado es sinónimo de bienestar social entonces lo que quiero plantear es que nosotros hemos mostrado un camino por el que muchos jóvenes y todo nuestro pueblo en general debe caminar y es el camino de dar ejemplo, de entender que lo malo no es lo único que existe en el país. Eso es lo que estamos haciendo desde el Polo.

Alexander López es un luchador, un guerrero de la vida que no acepta la maldad, que no acepta que nuestro pueblo sufra, no me autocalifico pero soy un rebelde que no acepta cómo históricamente nos han condenado al olvido y la pobreza. Quiero seguir luchando contra eso y que nuestro pueblo nos acompañe en las luchas.

Por eso cuando los trabajadores están planteando una lucha yo voy y los acompaño, cuando la comunidad  está en necesidad de visibilizarse, yo digo que hay que salir a pelear, a luchar. Soy ese acompañante de todas las luchas con una curul que dije que algún día debía ser por y para la gente y así es esta curul, de la gente.

 

Si usted no fuera candidato al Senado, ¿por quién votaría?

Hay muchas alternativas buenas, hay gente valiosa en el Congreso y podría acompañar a cualquiera de mis compañeros que hoy están en la lista del Polo, no marco a ninguno porque ahí hay hombres y mujeres muy buenas que sin ninguna vacilación apoyaría al Congreso.

 

Por: Diego Casas, subdirector de Al Poniente.

Esto fue escrito por

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.