Cultura Opinión Recomendados Tendencias

Bondades de la caza deportiva

“ La caza deportiva y la conservación son posibles”

Tal vez la única idea que podamos tener sobre la cacería sea del clásico Elmer gruñón intentando cazar al Pato Lucas y a Bugs Bonny, o el videojuego Duck Hunt, porque la verdad es que no es un deporte muy sonado en nuestra patria, no tanto como la cacería furtiva que debe de condenarse. Hay una enorme diferencia entre la caza deportiva y la furtiva, y es sobre la primera la que hemos citado en esta columna.

Lo imaginemos o no, la caza deportiva tiene 3 bondades particulares: de conservación, de control y una bondad económica.

Bondad de conservación de especies de animales: para la problemática del grave peligro de extinción de animales han sido los cazadores elementos importantes para su conservación, en el sentido en que los cazadores incentivan la recuperación de animales en peligro. Parece ironía, pero en ciertos casos el único incentivo para recuperar animales ha sido el de su mismo uso. ‘El mundo’ citando a la Red de Monitoreo Comercial de la Vida Silvestre Traffic  nos deja conocer un caso exitoso: “Durante la década de los 60 en Sudáfrica, la caza incentivó la recuperación de los rinocerontes blancos de manera que se cazaban los machos que ya no estaban en edad de reproducirse y colaboraron a que hubiera otros más vigorosos que ayudaron a impulsar la baja población de esa especie”.

Afortunadamente los aportes de los cazadores son enormes en materia económica (pero eso lo veremos más adelante), muchos de estos recursos son enviados a la conservación, y en casos de parques de conservación confiesan que sin las bondades de la caza no podrían sufragar los altos costos de la conservación.

Bondad de control poblacional y de enfermedades en animales: la sobrepoblación de cualquier animal significa un costo para el medio ambiente y en muchos casos para los seres humanos.

En 1999 la caza deportiva de gansos fue prohibida en Holanda, desde entonces su población ha ido aumentando en un punto critico que ha afectado aviones y granjas, sin la caza deportiva que pudiera poner un control efectivo el gobierno holandés contrató a un hombre en el 2008 que con una cámara de gas casera mató a miles y miles de estos animales, después de presiones animalistas le fue prohibida su cámara de gas, aquel hombre tuvo que utilizar otros métodos para controlar la sobrepoblación, como golpearlos con un martillo.

Hace poco en Colombia apareció la polémica prohibicionista de caza deportiva, como en Holanda, posiblemente tendremos problemas: Camilo Villarreal citado por sostenibilidad.semana.com nos hace saber que: “buena parte de la cacería que se practica en el territorio nacional es de patos, debido a que hay regiones en donde por cultivos como el arroz u otros cereales, llegan bandadas de estos animales que pueden terminar rápidamente con estas cosechas. Cuando los cazadores no hacen estos procesos de cacería, normalmente los cultivadores terminan envenenando a estas aves, las cuales pueden contaminar a otros animales que se las coman; generando un problema mayor”.

Pero los patos y los gansos no son casos aislados, en España por ejemplo, la sobrepoblación de jabalíes es tan grave, que muchos no han dudado en llamarles plagas, en el área rural éstos animales al cruzarse por carreteras ocasionan terribles accidentes, y mejor no  hablar de las enfermedades que pueden transmitir.

Las palomas en Colombia son otro problema, no debería existir ninguna prohibición para que sean cazadas, además en zonas rurales es probable que las palomas compitan por alimento contra aves en peligro, wiki aves de icesi.edu.co hace la siguiente observación: “Se le atribuye el daño y obstrucción de estructuras de edificios y monumentos como consecuencia de la acumulación de su heces, dada la naturaleza corrosiva de los contenido ácidos en su digestión. Además de ello, es una especie potencialmente transmisora de enfermedades que pueden representar graves impactos para la salud”.

Desafortunadamente con la prohibición de la caza, el control se hace cada vez más difícil.

Bondades económicas: La caza deportiva suele atraer a muchos turistas, tantos que los beneficios económicos pueden sorprender, tan solo en España mueve 6.476 millones, desde comidas y alojamiento hasta armería y munición, pasando por licencias de caza y transporte. Mucho de las ganancias es invertido en conservación. Argentina, Namibia y México no se quedan atrás, los beneficios económicos son de millones. Colombia intenta cada vez más incentivar el turismo, algo queda claro, hemos perdido la oportunidad al prohibir la caza.

Como hemos visto, las bondades de la caza deportiva son muy grandes, pero con su prohibición el mundo se ha ganado diferentes problemas, y se ha beneficiado a la mafia que se consolida con la caza furtiva.

REFERENCIAS:

elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2017/12/29/5a4501aee5fdea04308b458e.html

 www.lagaceta.com.ar/nota/amp/644215/sociedad/eficiente-exterminador-gansos-escandaliza-animalistas.html

http://www.icesi.edu.co/wiki_aves_colombia/tiki-index.php?page=Paloma+Domestica+-+Columba+livia

https://sostenibilidad.semana.com/actualidad/articulo/podria-ser-la-caza-deportiva-una-alternativa-economica-y-de-conservacion-de-especies/42887

https://amp.expansion.com/directivos/2018/04/20/5ad910d746163f65248b4571.html

Esto fue escrito por

Alejandro Agudelo

Soy Alejandro Agudelo, estudiante de tecnología en electricidad industrial del SENA de Cali, crítico constante de la política nacional.
Las letras son el sacrificio de miles de hombres que quisieron perpetuarse en la historia.