Diarios de cuarentena Selección del editor

“Arremetido de una cuarentena”: Diarios de Cuarentena

Pensé en algunas familias como el capullo de la indiferencia, como el arrullo del egoísmo. De esas en las que sólo se pueden rescatar dos o tres personas, unas pocas de corazón noble, pero de emociones inseguras (criterio permeable, personalidades manipuladas). En medio de largos días de encierro, recordé como un día la vida se me partió en dos; vi a mi madre caer, mis hermanos llorar. Me abrazó la incertidumbre y me cobijé bajo el manto de la tenacidad, aquella cualidad que tanto extrañaba de mi papá, esas características que son necesarias de adoptar.

Tenía el vacío causado por el distanciamiento de aquellos que se quieren, y en perspectiva pensé en todos aquellos    que han tenido que abandonar a la persona que menos lo merecen y que más necesitan de los cuidados de una mamá, de esos seres indefensos que viven bajo la lluvia, el hambre, la miseria y la indiferencia de los demás.

Conmemoré lo fuerte que somos, la capacidad que tenemos de sonreír en medio de la adversidad. Cómo captamos el aprendizaje para conllevar los comentarios y las críticas de las personas que creemos más cercanas. En los días oscuros nos damos cuenta que hay gente que para creer que estás mal tienen que verte peor. Pero, también en medio de la incertidumbre hay gente que regala esperanza, que calma el hambre de la indiferencia, que extiende la mano y mitiga la enfermedad, esa enfermedad social que ha matado a tantos durante años.

En mi caso, sabía que no estaba para demostrar, sabía que estaba para vivir, para proteger, para reponernos, para bailar. Sabía que una vida bien vivida daría felicidad y callaría gritos agudos lanzados en medio del rencor y el desespero. No había engañado a nadie, estaba haciendo lo que creía correcto, estaba actuando bajo el instinto de protección.

Personalmente, las quejas nunca han sido lo mío, me enseñaron que a las personas se les regala momentos, sonrisas. No siempre hay que decir lo difícil que es, ni las necesidades que se atraviesan.  Aprendí que la gente ve lo que quiere ver y habla de lo que en su corazón abunda o carece. Para ese el momento de mi vida había dejado todo en manos de Dios, con el fin de sentir paz y tranquilidad. Esperé que las respuestas vinieran con el tiempo, solteé miedos y me obligue de una u otra forma hacerme fuerte, muy fuerte. Me preparé para recibir las peores noticias, pero también las mejores. Y así, el respiro llegó, entre reclamos, verdades y pérdidas, pero llegó.   Quizá estos momentos recónditos hayan perdido latencia, o quizá haya aprendido a vivir con ellos. Por ello, siempre, por más complicado que parezca y sin importar la situación llegará la calma.

Esa calma que tantas veces es arrebatada, pero que cuando llega renueva y saca lo mejor de cada uno de nosotros.

Pd: esto para ejemplificar que, aunque sean tiempos difíciles en los que no tenemos el control, podemos encontrar una solución. Para aquellos que están atravesando este momento con mayores dificultades quizá estas palabras reconforten. “La distancia física no podrá ser remplazada por los abrazos que se dan con el alma”.

-Andrea Ochoa

Nota:

En Al Poniente quisiéramos saber cómo ha sido la experiencia de las personas en este tiempo que llevamos confinados en nuestros hogares. Decidimos crear los Diarios de Cuarentena, con la intención de comunicar los sentimientos, sensaciones y experiencias vividas que sentimos en estos momentos insólitos para nuestra especie, a raíz del confinamiento.

Si quieres contarnos cómo ha sido tu experiencia en esta cuarentena, escríbenos tu testimonio al siguiente correo: [email protected] Estaremos recopilando todos los relatos que nos lleguen. Les pedimos que nos dejen sus nombres, sus edades y el barrio en el que vive. Pero también, si desean, se puede publicar con un seudónimo o anónimamente.

Esto fue escrito por

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.