Política

Ariel Ávila, el politólogo que pone en jaque a la élite colombiana

Ávila se volvió no solo en politólogo más peligroso para la élite política del país, sino que también en un “Rockstar” de la Ciencia Política en Colombia. 

 

Ariel Ávila es un reconocido investigador y columnista de Colombia, que actualmente es el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares). Recientemente en la Feria del Libro de Bogotá presentó su más reciente producción intelectual: “Detrás de la Guerra en Colombia.” En dicho libro, como lo ha manifestado Ariel, se pretende derrumbar muchos mitos del conflicto armado que vivió este país, a partir de información que él recogió por más de seis años. Dicho lanzamiento fue uno de los más anunciados de la Feria, no solo por los panelistas de lujo con los que iba a estar (la ex senadora Claudia López y el negociador de la Habana Humberto de la Calle) sino porque desde los últimos años Ariel Ávila se ha vuelto un referente del análisis político en Colombia y constantemente es invitado en diversos medios de comunicación.  

Con unas cuantas amenazas encima, con cientos de columnas en diversos medios y con varias producciones académicas e investigativas, Ávila se volvió no solo en politólogo más peligroso para la élite política del país, sino que también en un “Rockstar” de la Ciencia Política en Colombia. 

 

Inicios  

Los inicios de Ávila son muy interesantes. Su papá fue dirigente de la Unión Patriótica, un partido de izquierda al que le asesinaron más de 500 militantes (Según Ariel su padre fue el que le heredó el tema político). Se graduó en un colegio muy pobre de Bogotá en el 2000 y dos años después entró a estudiar a la Universidad Nacional de Colombia. Se inscribió a Ciencias Políticas sin saber qué era y sin estudiar el pensum que se ofrecía. En la Universidad, cuenta la anécdota, tiró mucha piedra cuando Marco Palacios (uno de los académicos más importantes en la historia de Colombia) fue nombrado rector. 

Después de graduarse, su primer trabajo fue como monitor de un profesor de la Nacional, allí le pagaba lo suficiente para que el pudiera comer, pues no era una persona pudiente. El siguiente trabajo comenzó a perfilar lo que sería su futuro como analista, pues empezó a investigar en una fundación llamada Nuevo Arcoíris tras ser elegido en una convocatoria abierta. En dicha fundación tuvo de jefes a dos importantes personajes de la política nacional, el ex guerrillero y politólogo León Valencia y la politóloga y ex senadora Claudia López. 

 

Investigaciones, denuncias y amenazas 

Pero en Arcoíris no solo comienza a darse a conocer en diferentes espacios de la opinión pública, sino que también comienzan las amenazas a su integridad por las investigaciones contra la parapolítica (que al día de hoy no paran). Según el mismo Ávila, es en el segundo gobierno del presidente Álvaro Uribe donde más estuvo su vida en riesgo. Incluso en algún momento Ariel tuvo que salir del país por miedo a que lo mataran, es por eso que permanentemente tiene que andar con escoltas que protejan su vida. 

Después de una profunda investigación a Francisco “Kiko” Gómez, un político colombiano preso por homicidio, Ariel sufrió una serie de amenazas, al igual que Claudia López. Para este caso, lograron recoger información de 131 homicidios donde habría participado “Kiko” Gómez directa o indirectamente. Pero la de “Kiko” solo ha sido una de tantas investigaciones que él ha denunciado. 

Algunos otros ejemplos en cuales ha puesto contra las cuerdas a la elite política son los siguientes: 

 

  • Denunció la corrupción en la iglesia Misión Carismática Internacional y su participación en política al apoyar al candidato oficialista en las elecciones de Bogotá. 
  • También ha denunciado la presencia de “ejércitos anti restitución”, los cuales han cometido masacres contra los campesinos reclamantes de tierra (en aquella ocasión se enfrentó a representante del gremio más grande los ganaderos de Colombia, José Félix Lafourie). 
  • En las elecciones legislativas llevadas a cabo el año pasado en Colombia, junto con Pares, denunció el robo sistemático de miles de votos para favorecer una serie de partidos y candidatos determinados. En aquella ocasión denunció varias modalidades de robo de voto que involucrarían a instituciones y funcionarios del país. 
  • Otra denuncia importante fue la que hizo contra el Clan de los Suárez Mira, un grupo político muy importante localizado en Bello (un municipio de Antioquia). Esta familia dominaba la política en esta ciudad y tenían una serie de escándalos relacionados a corrupción y parapolítica. Al poco tiempo que salió la investigación de Pares, Ariel recibió una amenaza de muerte en la cual le decían que si seguía hablando de los Suárez Mira lo iban a dejar “picado” en una bolsa. 
  • La más reciente denuncia que realizó fue contra el Gobernador de Antioquia y contra un aspirante a suceder este cargo, pues aparentemente entre los dos tiene un entramado político para favorecer aliados políticos con una empresa con dineros públicos llamada Valor +.  Por todas las denuncias y trabajados investigativos, Pares ha recibido una serie de ataques. En el 2017 ingresaron a las oficinas y les instalaron un computador espejo. Tiempo después les intervinieron las cuentas en el Banco, afectando así las finanzas. En el 2018 les hackearon la página web. Por último, hace poco se hizo pública una conversación donde al parecer se está intentando hacer un montaje judicial contra Ariel. 

 

Un “Rockstar” de los medios  

Actualmente Ariel es columnista semanal de la Revista Semana en Colombia y del País de España. Adicionalmente tiene un canal en YouTube llamado Ariel Ávila explica; en esa faceta de youtuber trata de contar, detalladamente, temas del conflicto y casos de corrupción. También tiene un podcast en un programa de radio llamado la FM. 

Los medios constantemente lo invitan a dar análisis de elecciones, de casos de corrupción, del narcotráfico y de la violencia en el país. Él cumple el papel que debería cumplir todo politólogo: ir a los medios y no huir del debate. No solo lo invitan por sus claridades conceptuales, sino porque tenerlo a él es tener rating asegurado, así lo que diga cause molestia en muchos sectores. Por ejemplo, es muy sonante el debate en radio que tuvo con el controvertido abogado Abelardo de la Espriella, el cuál a finalizar el programa lo amenazó. 

 

 

 

 El multimediático y polémico abogado de la derecha y el poder en Colombia en una acalorada discusión con el Ariel Ávila en micrófono de uno de los medios radiales más escuchados en el país. | YouTube: SANTIAGO CORDOBA.

 

 

 

 

Algunas producciones académicas 

Sus textos académicos tienen dos ejes en común: el narcotráfico y el conflicto. Ha escrito sobre los clanes políticos y el congreso, las fronteras en Colombia y su permeabilidad institucional, sobre el posconflicto en el país, la seguridad rural y la violencia. 

Pero hay dos libros que quiero destacar, pues han sido grandes aportes a la disciplina en Colombia. El primero de ellos es Seguridad y Justicia en tiempos de Paz y Detrás de la Guerra en Colombia. El primero es una visión alternativa a la seguridad para el posconflicto. Esto es muy importante porque Ávila comienza a proponer cuál debería ser la reforma a la seguridad del país. Para eso tiene una serie de recomendaciones en los entornos rurales, en referencia a la policía y al ejército. El segundo libro es el nuevo de él, en el cuál recoge una serie de datos y entrevistas por varios años. En dicho libro se pretende desmentir varias ideas que se han tenido en las “biblias” de los estudios del conflicto en Colombia. El periodo que busca estudiar es desde 1994 hasta el 2018, resaltando así varios momentos importantes de la historia, como la farcpolitica (nexos de las guerrillas con congresistas de la república), la parapolítica (nexos de grupos paramilitares con congresistas de la república) y los anteriores procesos de paz de Colombia. El libro también tiene un plus, pues habla de todos los actores que participaron en la guerra. 

 

 

 

 

Ávila durante la presentación de su último trabajo investigativo ‘Detrás de la guerra en Colombia’ (Planeta, 2019) en el marco de la reciente Feria Internacional del Libro de Bogotá FilBo. A pesar de la numerosísima cantidad de trabajos de carácter académico que desde los años 60 del siglo pasado inundan el campo del estudio del longevo conflicto armado en Colombia, ésta obra promete estar aportando una mirada con perspectivas múltiples y ampliamente dateada para dar con las dinámicas de todo el fenómeno histórico; tal vez convertirse en referente necesario para quienes quieran indagar profundamente la guerra contemporánea colombiana.

 

 

 

Ariel no es el mejor politólogo de Colombia, pero sí es el que más está dando de qué hablar. Catalogarlo como rockstar no busca banalizarlo, si caricaturizarlo, sino que realmente sus aportes al debate político lo han vuelto un referente importante para la disciplina. El ejemplo que nos deja a los futuros profesionales de la Ciencia Política es el de aportarle a la sociedad desde los medios, la academia, los centros de pensamiento y la política (sin necesariamente tener que participar en una elección). 

Articulado publicado originalmente en Es de Politólogos 

Esto fue escrito por

Diego Alejandro Casas Ramírez

Estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Pontifica Bolivariana, subdirector de Al Poniente, encargado de los temas de política, en especial de POLITIPEDIA, y de las relaciones públicas del medio. También se desempeña como columnista del portal web y presentador de algunos foros y conversatorios en vivo. Correo:[email protected] CEL: 3043833807