Opinión

Medellín marchó por la paz

Marcha por la paz Medellín

Unos dicen que fueron 30.000 personas. Otros hablan de más. En todo caso, hombres, mujeres, niños, jóvenes y adultos mayores salieron anoche a las calles del Centro Medellín para expresar un solo clamor: “¡Queremos la paz!”.

La marcha, convocada por estudiantes universitarios y organizaciones sociales, tuvo como fin promover la reconciliación y pedir la permanencia de los acuerdos de paz firmados el pasado 26 de septiembre entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc.

Desde las 3:00 p.m. cientos de personas vestidas de blanco se congregaron en el Parque de las Luces para realizar un plantón que conmemoró a las víctimas del conflicto armado interno.

La lluvia no menguó los ánimos de los asistentes, quienes a eso de las 6:00 p.m. comenzaron a marchar rumbo al Teatro Pablo Tobón Uribe portando antorchas, velas, banderas blancas y pancartas mientras entonaban consignas tales como “ni un hombre, ni una mujer, ni un peso para la guerra” o “porque el pueblo lo merece, el acuerdo permanece”.

A pesar de que los acuerdos no fueron aprobados en el plebiscito que se realizó el 2 de octubre, la marcha fue una excusa para exigir que la paz no tenga reversa. Sin duda alguna los ecos de esta movilización perdurarán en el tiempo, ya que más allá de las diferencias políticas quienes asistieron a ella tenían un anhelo en común: terminar con una guerra que durante 52 años ha desangrado a Colombia.

1
A las 3:00 p.m. inició el plantón en el Parque de las Luces.

 

Varios asistentes al plantón portaron pancartas para expresar su anhelo de paz.
Varios asistentes al plantón portaron pancartas para expresar su anhelo de paz.

 

3
Frases como esta fueron escritas durante el plantón previo a la marcha.

 

Sin importar la edad o la condición económica, todos se mostraron a favor de la paz.
Sin importar la edad o la condición económica, todos se mostraron a favor de la paz.

 

Hasta personas de otros países mostraron su apoyo a la paz en Colombia.
Hasta personas de otros países mostraron su apoyo a la paz en Colombia.

 

Cerca de las 5:00 p.m. comenzó a llover en el Parque de las Luces. Aun así, el plantón continuó sin interrupciones.
Cerca de las 5:00 p.m. comenzó a llover en el Parque de las Luces. Aun así, el plantón continuó sin interrupciones.

 

A las 6:00 p.m. se dio inicio a la marcha.
A las 6:00 p.m. se dio inicio a la marcha.

 

A la luz de las velas los marchantes hicieron un minuto de silencio por las víctimas del conflicto armado.
A la luz de las velas los marchantes hicieron un minuto de silencio por las víctimas del conflicto armado.

 

9
Pancartas, banderas y canticos a favor de la paz y la reconciliación fueron constantes durante la marcha.

 

10
Los vendedores de sombrillas y carpas también se sumaron a la marcha por la paz.

 

Muestra de solidaridad con las víctimas de la masacre de Bojayá (Chocó), ocurrida en 2002 y que dejó alrededor de 108 muertos.
Muestra de solidaridad con las víctimas de la masacre de Bojayá (Chocó), ocurrida en 2002 y que dejó alrededor de 108 muertos.

 

Durante la marcha también se rechazó todo tipo de violencia.
Durante la marcha también se rechazó todo tipo de violencia.

 

Algunas personas hacían una pausa para entonar el himno antioqueño, tal como ocurrió en la Avenida La Playa.
Algunas personas hacían una pausa para entonar el himno antioqueño, tal como ocurrió en la Avenida La Playa.

 

14
La marcha concluyó cerca de las 8:00 p.m. en el Teatro Pablo Tobón Uribe, donde se realizaron alegres presentaciones musicales.

 

15
Al finalizar la marcha, en las aceras de la Avenida La Playa varias personas prendieron velas e hicieron ofrendas florales en honor a las víctimas.

Esto fue escrito por

Felipe Sánchez Hincapié

Medellín, 1989. Artista plástico, periodista, melómano y fumador empedernido. Ha participado en diferentes exposiciones realizadas en Medellín como Castilla pintoso, organizada por el colectivo venezolano Oficina # 1, en marco del Encuentro Internacional Medellín 07 (MDE07). Hizo su práctica en el periódico El Mundo de Medellín y ha publicado sus textos en publicaciones como Cronopio, Revista Prometeo, Cartel Urbano y Noisey.