Siendo garante de vida

El 2020 fue sin duda un año inusual, el cual ha demandado especial esfuerzo por parte de las autoridades públicas de acuerdo a la protección de los derechos de los habitantes del territorio.  Es así que, precisamente, este año hemos tenido la fortuna de participar de un Sistema que se desarrolla desde la Secretaría de la Juventud de la Alcaldía de Medellín, el cual consideramos debería existir en cualquier ciudad que pretenda garantizar los derechos de sus habitantes, desde la identificación y prevención temprana de los hechos que puedan vulnerar dichos derechos.

El sistema al que nos referimos fue creado el año pasado (mediante el acuerdo municipal 114 de 2019), asignándosele el nombre de “Sistema de Alertas Tempranas de Medellín – SATMED”.  Así, el SATMED es un sistema con el que cuenta el municipio de Medellín, mediante el cual actualmente se procura la identificación de riesgos (alertas) sobre vulneraciones en la primera infancia, infancia, adolescencia, juventud y las familias del municipio, desde una visión preventiva y de protección de derechos. Por lo tanto, se puede decir que el punto de partida del Sistema de Alertas Tempranas – SATMED, es la promoción del cuidado y prevención de la vulneración de los derechos; es decir, su acción empieza cuando no ha habido victimizaciones, pero sí situaciones que ponen en riesgo a los habitantes de la ciudad. Además, la apuesta también empieza desde la primera infancia y las familias, en la vía de hacer un seguimiento efectivo de cada caso para que los derechos se satisfagan adecuadamente (esto en concordancia con las políticas públicas de primera infancia, infancia, adolescencia, juventud y familia de la ciudad de Medellín).

Es bueno precisar que el Sistema de Alertas Tempranas de Medellín, no es solamente una ruta de atención o una línea de denuncia, sino que constituye una apuesta por el cuidado de la vida en todas sus expresiones. El SATMED constituye una apuesta por la incidencia para la participación con los actores que habitan los territorios, y por el trabajo en red con otras instancias de la administración municipal, del orden nacional, del Ministerio público y actores privados, los cuales aportan al desarrollo de acciones concretas a través de la articulación intersectorial e interinstitucional en y desde el territorio. Además, el SATMED representa una apuesta activa y comprometida con los procesos de base comunitaria y la respuesta oportuna a los riesgos identificados de las infancias, juventudes y familias, lo cual representa también una apuesta de ciudad que busca aportar a la construcción y movilización de comunidades protectoras en los barrios, veredas y corregimientos, comprendiendo las dinámicas diferenciales del territorio y las características de los mismos. En síntesis, este Sistema no solamente busca la visibilización de la Medellín urbana y la Medellín rural con sus interacciones, sentidos, vulnerabilidades, capacidades y expresiones, sino que también busca lo anterior desde la priorización de varias problemáticas, frente a las cuales se pretende, de manera preventiva, generar la identificación de riesgos tempranos e inminentes sobre los cuales se deba generarse un trabajo en red entre la institucionalidad y los actores comunitarios.

Hoy en día, la participación en el Sistema de Alertas Tempranas de Medellín representa las voces, los sentires, las necesidades, las angustias y apuestas de líderes y lideresas, de organizaciones de base comunitaria, de sujetos y colectivos juveniles, y, por supuesto, de una institucionalidad que se dispone a escuchar y actuar de manera decidida y en conjunto con la sociedad civil, para así darse a la tarea titánica de convocar, conjugar, encontrar, re-unir y conjurar la consolidación de una apuesta de ciudad que reconozca las potencialidades del trabajo conjunto y la importancia de la interacción horizontal entre la institucionalidad y la sociedad civil. Hoy en día este Sistema representa una apuesta ética por los derechos humanos y por la seguridad humana de los habitantes, pero, además, es una apuesta por el reconocimiento de que el cuidado y la protección de los derechos de las personas implica estrechar esfuerzos para derrumbar barreras, tejer puentes para restablecer derechos y enfatizar también en la promoción del cuidado y la prevención.

Desde el Sistema de Alertas Tempranas de Medellín, se realiza además un gran énfasis en que, llegar antes a la atención, no sólo implica el ahorro de recursos económicos, sino también un sustancial ahorro de vulneraciones y daños a los derechos de las personas que habitan el territorio; afecciones que pueden lacerar de forma irreparable la vida y los planes de vida de los habitantes. Por cierto, es importante resaltar que, según lo anterior y gracias al cobijo y a la importancia que ha recibido el Sistema por parte del Alcalde Daniel Quintero, éste fue incluido este año como un proyecto dentro del programa “Juventud Que Teje Vida”, buscándose así el fortalecimiento de la capacidad de gestión de alertas y, por tanto, la perspectiva preventiva y no reactiva frente a las posibles vulneraciones de los derechos de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y familias. Este año, por lo tanto, se ha asumido una postura desde la Secretaría de la Juventud, en cabeza del Secretario Alejandro Matta, donde la protección y la garantía de derechos de las juventudes y demás personas del territorio, es coherente con el propósito de hacer de Medellín una ciudad del cuidado de la vida. Además, claramente con lo anterior se ha retomado un llamado expreso del programa de gobierno, hoy Plan de Desarrollo “Medellín Futuro”, que indicaba la necesidad de construir un sistema de protección para las juventudes de la ciudad. Si bien hay que reconocer que son muchas las acciones individuales que se han realizado en la materia, también es necesario destacar la construcción de un Plan de Desarrollo para las juventudes, concebido como un sistema de protección para garantizar el ejercicio de las libertades frente a las múltiples vulnerabilidades que pueden afectar la emancipación juvenil y frente a las distintas violencias físicas, simbólicas, económicas, ambientales, entre otras, que afectan no solamente a los jóvenes de la ciudad, sino también a sus niños, niñas, adolescentes y familias.

Finalmente, aunque aún queda mucho trasegar frente al trienio que comienza en unos días, es satisfactorio que en la actual Alcaldía, por medio de la gestión de la Secretaría de la Juventud, se haya resaltado como premisa, frente al Sistema de Alertas Tempranas de Medellín, el reconocimiento de la vida en condiciones dignas y libre de violencias, como un acuerdo ético para la gestión pública; pues, como lo ha expresado anteriormente el Secretario Alejandro Matta: “queremos ser parte de las causalidades posibles que construyen un tejido diverso para la vida digna[1]. Además, la importancia de que dicha premisa se constituya como una fundamental principalmente para las infancias y juventudes, radica en la dificultad que representa para éstas la construcción de un plan de vida autónomo y emancipado, si se vive en condiciones indignas e inmersas en situaciones de violencia.

Coautoría de Marcela Jiménez O.

 

[1] https://alponiente.com/tejiendo-vida/

About the author

Daniel Porras Lemus

Estudiante de Derecho de la Universidad de Medellín. Apasionado por la Política, el Derecho y la Historia. Investigador en temas históricos y constitucionales. Sangileño. Santandereano.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.