Política

Hasta ahora, los dos más opcionados para la gobernación de Antioquia

Concluida la elección presidencial y ad portas de una consulta popular anticorrupción que tiene más ancho que de largo y que vendrá siendo más de lo mismo (es más viable  la agenda legislativa que presentó el presidente Iván Duque para combatirla), se alistan de nuevo las toldas políticas para un nuevo proceso electoral que elegirá alcaldes y gobernadores en nuestro país.

Son muchos los candidatos que buscarán la opción de hacerse elegir a la gobernación de Antioquia y la misma alcaldía de Medellín y  es por ello que harán lo necesario a través de estrategias de marketing político  para captar los votos que se requieren para ocupar tan privilegiados cargos.

Los más de ochocientos mil votos que sacó Luis Pérez Gutiérrez para hacerse elegir como gobernador,  es quizás el más claro indicador que deben tener en cuenta todos los precandidatos.

¿Quién tiene tal cantidad de votos en Antioquia? Muchos dirán que el guiño de Álvaro Uribe Vélez será determinante para conseguirlos. Otros manifestarán que no necesariamente,  más cuando en las elecciones pasadas su candidato Andrés Guerra perdió con el mismo Luis Pérez Gutiérrez.

Candidatos habrá por montón e incluso tendremos a los infaltables que simplemente participan para hacerse contar y poderse de esta manera medir en unas elecciones. En una democracia como la nuestra,  nunca faltarán.

Nombres se podrán presentar unos más reconocidos que otros. En nuestro partidor faltando incluso escasos dos meses para las inhabilidades,  ya empiezan a sonar dos de ellos con muy altas opciones de ser el gobernador: Andrés Guerra Hoyos y Mauricio Tobón Franco.

La juventud de ambos y el recorrido político que presentan,  dan las garantías necesarias a los antioqueños como para decir que se tienen  buenos candidatos (por lo menos hasta ahora son los más visibles.)

Sin desconocer la labor del uno o del otro, se evidencia que hay uno que  es más político que otro y el otro más administrativo que político.

Andrés Guerra lleva la política en su sangre. De niño ha estado rodeado de la misma y si bien nunca se ha escudado en su padre, ha logrado a pulso su propio reconocimiento. Sus más de seiscientos mil votos en las pasadas elecciones le dan la autoridad para decir, acá estoy y lo voy a intentar de nuevo.

Mauricio Tobón Franco tiene la mezcla ideal de lo que debe ser un buen gobernante, sabe y entiende como nadie el arte de la política  y maneja como ningún otro lo que debe ser una  acertada gestión pública.

Sin desconocer la calidad humana de Andrés Guerra y lo buen político que es, tiene una marcada desventaja frente a Mauricio Tobón y es precisamente el manejo de la gestión pública tan necesaria para una gobernación.

Tobón Franco sería lejos un buen gobernador y más cuando cumple las características necesarias para ocupar el primer cargo de nuestro departamento.

El ambiente político local  ya se empieza a mover y gratas sorpresas en cuanto a candidatos o a posibles alianzas se presentarán.

¿Cuáles son los dos más opcionados para la alcaldía de Medellín?