Tendencias

“Somos, lo que queremos ser”

Esteban empezó en el Drag solo, en su casa, creó un personaje que llamó Jano en honor al dios romano de las dos caras, del principio y el fin de las cosas, el dios de enero que mira hacia un futuro lleno de posibilidades y hacia un pasado reciente, un dios que es binario y singular al mismo tiempo. A Jano le dió un apellido: Von Skorpio (@janovonskorpio); y como tal salió de fiesta el 31 de octubre de 2016, a una discoteca de la ciudad, donde conoció a distintas drags, como: Luna O’Hara (@lunaohara), Charlotte Collins (@charlotte.collins) y Victoria Borkan, entre otras, que luego se convertirían en sus aliadas para crear el colectivo Cultura Drag Medellín.

La primera meta fue crear una fiesta que se convirtiera en el hito fundacional del colectivo, una fiesta tan ruidosa y tan drag que quedara atrapada en la memoria colectiva como el principio de un movimiento en contra de las imposiciones binarias de género y la hegemonía heteronormativa, a favor de la autoexpresión, la autorealización  y el goce performático de ser simplemente dos seres en uno. Esta fiesta se bautizó La Mordaza y este fin de semana pasado se realizó en una discoteca del Parque Lleras de Medellín. En uno de los actos más imponentes que se hayan visto en la ciudad, traicionaron, tal como ellos lo definen en su manifiesto, las nociones de identidad y roles de género típicos en la cultura antioqueña.

 

Manifiesto de Cultura Drag:

Hemos elegido vivir en un mundo lleno de reglas, en un mundo en el que la norma es integrarse a una sociedad normada, ser individuos productivos para una sociedad que se sostiene y se alimenta de los deseos reprimidos, de los sueños imposibles y las ilusiones frustradas de esclavos que cargan sobre sus hombros, de forma complaciente el peso de una máquina que da sólo lo necesario para no morir, pero nunca lo suficiente para ser individuos plenos y realizados.

Nosotros somos unos traidores, pertenecemos a un movimiento que ha traicionado y roto el viejo pacto que la sociedad hizo con los conceptos de normalidad, de género, de identidad y esa necesidad de pertenecer a un mundo que te corta las alas justo cuando se están abriendo.

Somos Cultura Drag Medellín, nos subimos en unos tacones más altos que los muros del género y la identidad, el maquillaje es nuestra pintura de guerra, nuestros vestidos son nuestra armadura, nos convertimos en caballos de guerra de un mensaje muy simple “somos, lo que queremos ser”.

Estamos aquí para borrar las líneas del género, para romper con viejos estereotipos, para burlarnos de la identidad, para expandir al infinito los límites de nuestra imaginación y creatividad y sobre todo para celebrar lo que somos, a cada segundo.
En las palabras de Rupaul “No hay acto más poderoso que convertirse, en la imagen de la propia imaginación” por tanto no hay acto más poderoso que celebrar a través de nuestro arte todo lo que somos.

Las fotos a continuación hacen parte de la preparación y pate de la fiesta La Mordaza.

Etiquetas

Esto fue escrito por

Felipe Alarcón Correa

Soy fotógrafo documental, graduado en Comunicación Audiovisual de la UdeM. Mis intereses estan todos contenidos en la cultura popular de Medellín, pueden ver un poco de mi trabajo en el siguiente enlace http://cargocollective.com/felipealarcon.