Entrevistas

Menos edificios y más calidad, la apuesta del Secretario de Educación

AL PONIENTE conversó con Luis Guillermo Patiño, Secretario de Educación de Medellín, un personaje clave en el gobierno de Federico Gutierrez, un hombre que resalta en el gabinete municipal por la dedicación y los logros en su primer año dirigiendo una de las secretarías más importantes para la ciudad; Patiño ha salido a las calles con megáfono, tenis y un equipo social a buscar cada niño que no está en la escuela. Tiene una visión clara para este cuatrienio: hacer mantenimiento a la infraestructura que muchas administraciones descuidaron por hacer megacolegios y su gran apuesta es por la formación de calidad brindando buena educación y programas protectores.

AP: Secretario, balance 2016, ¿Cuáles son las apuestas para 2017?

Luis Guillermo: 2016 fue año de empalme, reconocimiento de problemas, construcción del plan de desarrollo y de conseguir los recursos, no solo para el primer año sino para los siguientes tres años.

Encontramos una secretaría con unos presupuestos y logras significativos que venían de tiempo atrás, por ejemplo el plan de restaurantes escolares, el transporte y los tiquetes estudiantiles como apoyo a la formación y mecanismo de permanencia en las instituciones educativas.

A pesar de los retos y proyectos que venían desarrollándose, nosotros buscamos crear una ruta, pilares que encaminarán nuestro trabajo en estos cuatro años y consideramos, son muy importantes. Justamente esos pilares se relacionan no solo con una educación de calidad, sino también una educación para la equidad y que busque pertinencia, que lo estudiado sea útil en el avance de su proceso de formación y para el caso concreto, le apostamos fuertemente a las medias técnicas.

Las medias técnicas fueron un gran proyecto denominado “SaberES”, una apuesta por el mejoramiento de la calidad educativa. El proyecto logró llegar a 156 colegios de Medellín, colegios especialmente públicos; allí se brindó acompañamiento y un trabajo específico con profesores y estudiantes en áreas fundamentales como matemáticas, castellano, lectura crítica. Adicionalmente, con los profesores, coordinadores y rectores de las instituciones se desarrollaron capacitaciones y cualificaciones.

SaberEs fue importante en la medida que se lograron buenos resultados en las pruebas Saber 11, 88,8% de todos los colegios en el 2016 subieron en todas las áreas de SaberEs, no había pasado hacía mucho tiempo en la ciudad. Eso permitió que la ciudad aumentará 5 puntos en el índice global de pruebas Saber a nivel nacional, lo más bonito de todo es que fue impulsado por los colegios oficiales; el grueso de los colegios privados no subió mientras que, el de los oficiales sí. Además, de los colegios que subieron en Medellín en esas pruebas Saber 11, 18 estuvieron en ese proceso de fortalecimiento de competencias en pruebas Saber.

Digamos entonces, fue una apuesta acompañada por textos de la mejor calidad entregadas a los rectores para que se ubicaran en las bibliotecas y así, muchachos del sector público tuvieran mejores bibliografías y poder investigar y estudiar como cualquier colegio de la ciudad.

Otra de las apuestas que va a continuar es que generamos en la escuela el proyecto “Entornos Protectores”, que es precisamente el que hoy queremos proyectar no en cinco colegios del barrio Castilla, sino en toda la ciudad. “Entornos Protectores” básicamente lo que quiere es llevar proyectos a los colegios de prevención que le permitan a los jóvenes conocer finalmente los peligros del consumo de drogas, el bullying, evitar el suicidio y el embarazo adolescente. Pero, finalmente lo que queremos es trabajar de la mano con padres de familia, estudiantes, rectores; en un proyecto de construcción de un proyecto de vida para los muchachos. Que encuentren sentido a estar en la escuela y con ello evitar que los muchachos deserten, le pierdan el sentido o se vean motivados por actores armados. Prevenir, buscar un proyecto de vida y activar rutas 123 cuando haya ciertos problemas que requieran intervención.

SaberEs es duro en todas esas competencias académicas para que nuestros chicos mejoren; pero ojo, no solo para mejorar una prueba, sino que en caso de que, si haya mejoría y se obtenga un mejor puntaje, se abrirán muchas puertas y serán nuevas oportunidades. Muchos de los chicos pasaron a universidades públicas, obtuvieron becas en universidades privadas, muchos tendrán el mejor promedio y podrán obtener becas de Sapiencia y del municipio; Ser Pilo Paga; por eso, no solo es obtener un buen resultado sino también nuevas oportunidades.

Por otra parte, Entornos Protectores es educación integral, que los chicos le vean sentido a su vida; ahí tenemos el programa de psicólogos en las instituciones educativas, acompañados de pedagogos, politólogos capacitados en resolución de conflictos, para tratar de dar esa visión de formación integral; siendo esto calidad, equidad de oportunidades para que los chicos accedan a muchas cosas que no tenían cuando compiten con estudiantes de colegios privados.

Otra de las cosas que hemos trabajado fuertemente es el fortalecimiento de medias técnicas, pasamos de 133 a 155 medias técnicas. Con estas queremos, no solo que el joven termine una educación técnica sino también tratar que estas se articulen con una formación tecnológica y profesional. Entonces lo que se busca es que salgan ya a una institución educativa del municipio, se le reconozcan esos conocimientos y se continúe en el tercer y hasta en el cuarto semestre. Esto para que, los jóvenes al terminar el colegio no se queden fuera del sistema, sino que de una vez los enganchemos y así no queden posiblemente en la calle, expuestos a muchos tipos de violencia.

Lo importante de las medias técnicas que estamos reconfigurando, es que están articuladas con los Cluster, es decir, líneas académicas de Medellín; el chico así no estudia cualquier cosa sino que se forma en un campo que luego los empresarios, la empresa o la ciudad, emplearán. Como dato, hay unas medias técnicas en TIC, ya desde grado once las empresas los están buscando para contratarlos y pagarles los estudios porque son muy buenos.

Y lo otro que trabajamos muy fuerte y estamos fortaleciendo es la jornada única, encontramos nosotros solamente 2.500 estudiantes en jornada única cuando empezamos en 2016 y ya hoy tenemos más de 12.000. El sentido no es solo que se pase más tiempo en el colegio y no en la calle, sino también que se le está dando un fortalecimiento en competencias académicas y posibilidad de que desarrollen otras actividades en la jornada complementaria, es decir, línea de deporte, línea de artes o de liderazgo. De esa manera, no solo no están expuestos a factores de violencia en las calles al no tener qué hacer; sino que, se están formando en términos académicos y en términos también de muchas de sus competencias y gustos personales.

Así también se fortalece la UAI – Unidad de Apoyo Integral-, un grupo también muy importante, interdisciplinario que apoya en los colegios la formación de niños con necesidades educativas especiales. Se brinda un apoyo y asesoramiento a niños con dificultades en el aprendizaje. De la UAI surge algo muy bonito que se llama la educación Blender, con esta logramos ir donde 120 familia que el niño tiene una movilidad muy reducida y no pueden valerse por sí mismo ni por sus padres y llegamos con un programa virtual de la Universidad Católica del Norte; los profesores van, dan la clase virtual al niño y hoy gracias a Dios, están en el grado sexto y se avanza para que ellos terminen su bachillerato.

Esas son algunas de las cosas que nos hemos encontrado, pero también el programa Buen Comienzo tuvo una reingeniería, pero también hicimos un gran proceso de formación a los profesores, cuidadores y padres de familia; porque Buen Comienzo no puede ser solo el lugar donde los niños van a comer, una guardería. Lo que se quiere es una formación integral para todos los niños, no solo con componente alimenticio sino también pedagógico, psicológico y de salud; desde esa primera infancia se hace un gran acompañamiento en busca de una exitosa transición cuando los niños pasen a primero en el colegio.

Así entonces se hizo, Gran Festival Buen Comienzo toda una semana formando a las familias, agentes educativos, niños; dando en estas pautas de educación integral. Finalmente, este año queremos continuar con estos programas, reconociendo que la ciudad tiene grandes retos en materia de educación.

Para este año empezamos con 12 compañías educativas que eran con cobertura contratada no de muy buena calidad y pasaron a la educación oficial, con profesores y rectores oficiales; estas instituciones tendrían un gran paquete de fortalecimiento y así, estos chicos que recibieron una educación de cobertura contratada, van a tener todos los derechos y las mejores condiciones de la educación pública. 9.000 muchachos ya están en la educación pública, recibiendo acompañamiento de la secretaría. Un trabajo de todo un año y ya hoy lo recibimos, la gente está feliz por es una apuesta muy importante; para ellos tendremos todos los programas: media técnica, Entornos Protectores, Buen Comienzo, bilingüismo; programas de líderes siglo XXI y laboratorios.

Esto sería así, unos de los grandes logros, diría yo, y de las apuestas del alcalde Federico Gutiérrez que nadie creía, podía darse; ello porque allí hay muchos intereses. Era algo complejo, una apuesta de todo un año, la secretaría con la comunidad apostándole al fortalecimiento de la educación pública de Medellín. Como dato, Medellín es la ciudad de las 10 más grandes que tiene un porcentaje mayor de educación pública, con estos 9.000 estamos cerca del 78% de educación pública y 12% privado. En Medellín le apostaremos a eso, tenemos las condiciones y es una apuesta importante con la que arrancamos el año.

 

Usted pasó de la academia al sector público ¿Cómo fue el primer año como secretario?, ¿cómo lo veía desde afuera y cómo lo ve ahora?

Ha sido un año interesante, de muchos aprendizajes porque precisamente una de mis áreas de estudio, análisis y escritura también en el ámbito local ha sido la política; entonces, la teoría tiene cosas muy claras, muy ilustrativas, que me han servido muchísimo; pasar de ser negativos en algunos programas y mostrar que si se puede; dar algunas peleas dicho este en un buen sentido, y también, traer buenas prácticas a la administración pública.

Cuando uno está acá se da cuenta que todo es mucho más complicado, para los libros todo es muy claro pero cuando se está trabajando con las comunidades en el tema de la realidad humana, los problemas tan grandes que tenemos en Medellín; las situaciones se ven más difíciles de lo que pensábamos que pero uno se da cuenta que tiene que ser creativo, insistente, coherente y así las cosas van saliendo, se pueden hacer, conseguir. Es una experiencia muy bonita, seguramente temporal; pero es la posibilidad de dar aplicación a todo lo que se ha estudiado a una realidad y aportar un granito de arena a cambiar realidades y aportar realmente a la sociedad muchas cosas que se han querido desde el discurso y que, si uno se las propone, se pueden materializar. Pero si, es un cambio fuerte pero privilegiado que asumo con todo el cariño, con toda la responsabilidad; y me llena de felicidad ver como dan resultados y hay fortalecimiento a la educación pública.

En general hay prácticas que lo retan a uno, son mundos diferentes, pero pueden complementarse.

 

A principios de enero hubo una discusión en la ciudad frente al tema de las bibliotecas; ¿cree que fue un error cerrar las bibliotecas en tiempo de vacaciones?

Pienso que todos esos espacios deben estar siempre abiertos y deberían estar en Medellín y en el mundo si fuera posible las veinticuatro horas; pero comprendo que, hay unas razones administrativas, contractuales e incluso de infraestructura que a veces no se alcanzan a percibir y que en un momento determinado pueden afectar el servicio.

Pero lo ideal es que siempre, las veinticuatro horas, 365 días del año; puedan darse. A veces un se encuentra con dificultades como digo, de índole jurídico, contractual, infraestructura, logístico, que impiden muchas veces poder realizar todo en el tiempo que uno quisiera, pero debe rebajarse para que todas estas cosas puedan mejorarse y que todos esos espacios de colegios, bibliotecas y en general espacios de servicio a la comunidad estén siempre abiertos.

 

Regresando al tema de la Secretaría, mencionaba usted muchos programas y apuesta en calidad. ¿este es el sentido de ésta administración? Ello en el sentido que, en las demás administraciones se apostaba mucho más a la infraestructura.

Es un equilibrio, pero si creemos que si mejoramos mucho la calidad con una visión integral podríamos llegar a que nuestros chicos tengan mejores condiciones y oportunidades; calidad en término de fortalecimiento de competencias académicas para que se puedan tener mejores oportunidades. Esa misma calidad se ve reflejada incluso en otros programas, por ejemplo, las mega aulas, que ya existe una en el ITM y se construirá otra en Santo Domingo.

Entonces la calidad si es una línea, pero también crear comunidades protectoras para que los jóvenes desarrollen todas sus capacidades, tengan un proyecto de vida y podamos activar rutas de protección desde los colegios en caso de que se observe, estos puedan ser vulnerados.

Otro gran bloque seria fortalecimiento de la educación pública, llevar los mejores programas y proyectos de la secretaria no solo a los 12 colegios que oficializamos sino también a las demás instituciones educativas.

Por supuesto nuestro objetivo no es construir grandes colegios, monumentales; lo que vamos a hacer en infraestructura es significativo pero nuestro énfasis no será construir y construir muchos colegios bonitos sino tener un plan de choque fuerte para mejorar condiciones de infraestructura vieja que se encuentra ya muy desmejorada.

Ya tenemos por ejemplo una inversión de $13.000 millones aprobados para intervención en 84 colegios de la ciudad con infraestructura muy antigua con grandes condiciones de deterioro. Además, entregaremos 14 restaurantes escolares que eran necesarios para fortalecer la jornada. Es entonces, mucho el dinero que se usará en infraestructura para reparaciones y no para la construcción de más súper colegios. Si ya se tienen los cupos necesarios, lo prioritario es dar óptimas condiciones a los existentes.

Hay también una apuesta que logramos consolidar en materia de infraestructura con el Ministerio de Educación, se denomina el convenio de ley 21; logramos que el ministerio aportara $35.000 millones y Medellín $13.000 para el mejoramiento de aulas, reposición de aulas y para mejorar con esto los colegios ya existentes.

 

Educación superior, un tema que preocupa la ciudad.

Algunos de los recursos grandes para educación superior que provenían del fondo EPM se han disminuido; pero la apuesta del alcalde es poder conseguir que en la junta de EPM se decida un aumento nuevamente de los mismos.

Desde Sapiencia, Miguel Silva y nosotros tenemos una apuesta muy grande y es poder llevar formación técnica, tecnología y profesional a los lugares de Medellín donde tenemos no solo más altos índices de deserción sino donde sabemos que los chicos al terminar el colegio no siguen con una educación técnica ni superior. Para el cuatrienio se tienen los recursos de 10.000 becas que se entregarán en estos barrios y en los colegios más emblemáticos de estas comunas se impartirá educación superior. Así los chicos que terminan su media técnica de una vez podían continuar en su territorio la tecnología como una especie de beca entregada para que no se abandone el colegio.

Priorizar los barrios Popular, Aranjuez, Santa Cruz, Doce de Octubre; donde vemos, hay deserción y muchos jóvenes no acceden a la educación superior.

Entonces, además de pedir los recursos a EPM; desde la alcaldía tenemos estrategias para emplear parte de los recursos en educación superior para los jóvenes; que estos chicos que entren, por ahora 10.000, tengan garantizado no solo la beca de educación superior sino también antes de empezar, tener una nivelación académica que les permita no tener muchos vacíos al ingresar a la educación superior y así no desertar. Todo ello articulado con los Cluster de la ciudad de Medellín.

Ya además hemos hablado con los rectores de los colegios para que ITM, Pascual Bravo y el Colegio Mayor, que son nuestras instituciones aliadas; reciban a estos jóvenes. Adicionalmente, continuarán los créditos condenables con Sapiencia y en los presupuestos participativos de las comunas precisamente se le está dando mayor preferencia al tema de educación.

 

Tema de posgrados:

Es manejado principalmente por Sapiencia, pero nosotros también estamos enterados, sé que para el momento sigue Enlaza Mundos y ellos también tienen unas becas de maestrías para profesionales.

Nosotros para los profesores del sector oficial tenemos en este momento 300 becas de maestría, eso fue una de las grandes promesas del alcalde; ya hicimos la primera convocatoria y se han presentado más de 650 docentes y se hará todo el proceso de selección; estos maestros podrán escoger una de las cinco, seis universidades acreditadas para formarse en un área académica de pedagogía y su trabajo de grado deberá impactar las aulas de clase a partir de estrategias pedagógicas y para el mejoramiento no solo en términos de calidad sino de formación integral.

 

¿Cuántos niños y jóvenes volvieron a la educación este año?

Eso es una gran apuesta, desde setiembre activamos la propuesta “Desde el colegio contamos con vos”, que ningún niño se quede sin estudiar en la ciudad de Medellín y hasta ahora hemos recorrido más de diez comunas y tres corregimientos. Es bonito porque vamos a las propias casas, con megáfonos, tocamos y lo que hacemos es crear sensibilidad social y lograr que el niño este en la escuela.

Algo preocupante es que hay niños y jóvenes que tienen el colegio cerca pero no van a éste. Así logramos adelantar trabajos con 1.400 chicos que no estaban asistiendo a la escuela y con ellos hemos hecho algo especial, se tomaron sus datos y hasta hoy estamos llamándolos uno a uno informando dónde es el cupo, en qué colegio le toca, por qué no ha iniciado; hoy podemos decir que de esos 1.400 hemos convencido por lo menos a 1.000 niños.

Estamos entonces en plenas matriculas, motivando a los padres para que lleven sus hijos al colegio; esas campañas durarán todo el año los llevamos y el objetivo es con los proyectos de calidad y Comunidades Protectoras, dar continuidad y evitar que los niños se salgan.

Después del 15 de febrero la idea es ir a los semáforos, a las calles, a ver por qué los niños no están estudiando y ahí sí, estar acompañaos de infancia y adolescencia, inclusión social y ver qué es lo que está pasando.

 

Compromiso social no solo de los colegios, sino de los padres ¿se está haciendo algo por esto?

En la ciudad de Medellín uno evidencia en muchas comunas que los padres descargan toda la responsabilidad de la educación de sus hijos en colegios, viendo estos como simples guarderías, dejándolos en la puerta o mandándolos desde la casa; y dejando en muchas ocasiones esa obligación de ser acompañantes, corresponsables.

Una de las estrategias del gran proyecto Entornos Protectores es trabajar mucho con los padres, para que estos entiendan que no es solo responsabilidad del Estado, el colegio, lo rectores y profesores su hijo, sino que es un pacto, un compromiso de corresponsabilidad; compromiso que muchas veces no se encuentra en algunas familias y lleva a que los niños no tengan motivación, muestren un deficiente rendimiento académico, que los niños incluso dejen la escuela al no encontrar ese brazo que los apoye y quedar solo con lo que pueda hacerse desde el colegio.

Por ello la idea de activar muchas escuelas de padres como compromiso de todos. Si no estamos pendientes de este tema también implicaría que los niños estén mucho más expuestos a los problemas que puedan encontrar en la calle; eso es preocupante y personalmente creo que esto ha sido una de las causas que ha motivado a que los niños abandonen la escuela o también que los niños no tengan un compromiso académico.

Hay historias muy tristes como por ejemplo, un viernes un niño de cualquier escuela de Medellín sale de su colegio, sobra algo de la merienda escolar y la maestra al saber que el niño tiene ciertas limitaciones alimenticias en su casa, le empaca algo de comida para el fin de semana; y regresa el niño el lunes con al colegio con la misma comida ya dañada en la mochila; así entonces, entendemos que el niño no se alimentó bien e fin de semana, la mama no percató de qué había en esa mochila ni siquiera para un cuaderno, una tarea…

Pero también hay algunas familias ejemplo que en esos barrios hacen su labor y están pendientes. Esto de la educación es un proyecto compartido, es de todos, profesores, padres de familia, estudiantes, medios, fundaciones; es una gran activación que se debe hacer ya que, finalmente es el proyecto más grande que puede tener cualquier sociedad, en la educación todos tenemos que comprometernos.

 

¿En el tema de restaurantes cómo estamos en Medellín?

Hay que decirlo, Medellín no ha estado en esas las de grandes denuncias de corrupción en restaurantes escolares, nosotros no manejamos lo que es contratación y además, sino que el tema está a cargo de Inclusión Social, pero si nos encargamos de hacer veedurías constantes para que las más de 200.000 raciones que llegan a Medellín y a Buen Comienzo, se encuentren en bunas condiciones.

El restaurante es fundamental porque para muchos niños la única ración de comida del día la tienen allí, por eso siempre pedimos a rectores, profesores, padres de familia; que hagamos veedurías acerca de lo que se les está dando a los niños; cualquier denuncia que se presenta en el tema no es comunicada e inmediatamente activamos unas rutas de atención y de alerta.

Es un tema tan importante que también debe ser un compromiso de todos el cuidar que este programa sea también todos los días mejor porque finalmente, son muchos los recursos públicos que se ponen en él y muchos los derechos de los niños que se garantizan cuando el servicio se da en excelentes condiciones como nosotros queremos.

Hay un grupo de interventoría, nutricionistas, laboratorios para que eso realmente se garantice, yo sé que ya se está terminando y va a haber una nueva licitación. Todo eso se maneja a través de suministros y también de inversión social. Nosotros en la escuela lo que hacemos es eso, garantizar que se esté dando lo necesario, que este en las mejores condiciones y que realmente llegue a todos nuestros niños.

Por fortuna no he tenido conocimiento por lo menos que en Medellín se haya dado alguno de esos escáldalos y el alcalde ha pedido veeduría ciudadana para este tema que es tan importante para los niños de la ciudad.

 

Prevención frente a la violencia, bullying; casos en los que Medellín no ha estado exento

Con el equipo de Entornos Protectores, los psicólogos que están en las instituciones educativas hemos generado proyectos de prevención en busca de que estos actos que afectan la convivencia escolar no se materialicen. Por ejemplo, con ese grupo hoy tenemos seis proyectos que estaremos desarrollando de acuerdo a las necesidades de los diferentes colegios de Medellín; uno fuerte es la prevención del bullying, la violencia escolar, el embarazo adolescente, el suicidio; también prevención sobre farmacodependencia y drogadicción y finalmente un proyecto de prevención de utilización y reclutamiento de niños por parte de actores ajenos a la institución, muchas veces armados.

Nosotros atendimos en los colegios el año pasado más de 14.000 casos previniendo y también actuando para evitar problemas, y a la vez activamos miles de rutas donde veíamos que los niños estaban siendo vulnerados, por ejemplo, maltratos de profesores, bibliotecarios, familiares; activamos de inmediato rutas como las de 123 social, salud, policía de infancia o con fiscalía o con ICBF.

Entonces, esa visión de entornos protectores que estamos aplicando en cinco instituciones, queremos replicarla en las más de 200 instituciones de Medellín y queremos que sea mucho más el trabajo de prevención. El trabajo de prevención se realiza con rectores, psicólogos, trabajadores sociales y pedagogos; en colaboración con docentes, padres de familia, estudiantes y en general con la comunidad educativas. Pero principalmente poner especial atención a la escuela de padres.

 

¿Qué espera entregarle a la ciudad el 31 de diciembre de 2019 la Secretaría de Educación? Sueños y metas que se tienen desde la Secretaría.

Nosotros somos funcionarios de libre nombramiento y remoción, la meta es no quedarme y decir que voy a estar en el 2019 porque no sabemos si eso suceda; pero si veo penando en Medellín no en una política de personas sino de política pública que Medellín tenga como lo decía yo, na educación de mayor calidad que permita no solo subir en resultados sino que ese aumento este acompañado de oportunidades en educación superior, sean becas académicas, mas jóvenes pertenecientes al programa Ser Pilo Paga, que más de ellos accedan a pasantías y que más de esos niños y jóvenes puedan desarrollar  todos sus talentos y capacidades.

Además, que sea pertinente la educación en Medellín, que sea útil lo que los chicos estudien y que a través de las medias técnicas que nosotros tenemos se puedan articular directamente con la educación superior para que no abandonen los estudios al culminar el colegio, que puedan continuar con su proyecto de vida a través de un trabajo digno.

Y el tercer pilar es que sea una educación más equitativa, que cada vez lleguemos a los sectores más pobre y vulnerables para que allí los jóvenes a través del fortalecimiento de la educación pública puedan tener más igualdad y equidad de oportunidades con respecto a un chico de cualquier sector de la ciudad de Medellín.

Esos serian mis sueños, al margen de que este o no en la secretaría considero que Medellín tiene que avanzar en esto, educación de calidad, una pertinencia que permita que los chicos no abandonen y encuentren sentido; y equidad de oportunidades.

Esto fue escrito por

@AlPoniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.