Cultura Opinión

La plaza de la discordia: Arte, cultura y resistencia en la Concordia

Actualmente el Sistema Distrital de Plazas de Mercado – SDPM- coordinado por el Instituto para la Economía Social – IPES – cuenta con 19 plazas de mercado distritales ubicadas en 13 de las 20 localidades de Bogotá. La función social de las plazas está orientada a ofrecer productos de la canasta básica a la comunidad, con garantía de la libre competencia, en condiciones óptimas de calidad, costos, oportunidad y confianza, con el fin de garantizar la disponibilidad suficiente y estable de alimentos con acceso permanente.

Bajo la administración del IPES la tradicional plaza de mercado de La Concordia, declarada “Bien de Interés Cultural” por el Distrito en 1994 forma parte del SDPM y como tal integra el circuito de mercados verdes y la red de comercio justo. La Concordia fue construida en 1933 por el arquitecto Carlos Martínez Jiménez como una plaza comunitaria alterna a la Plaza de Bolívar, por lo que es la segunda más antigua de la ciudad después de Las Cruces (1928). Desde un comienzo ofreció a los bogotanos frutas y verduras provenientes de la sabana y hoy en día su variedad de productos se ha ampliado a carnes, lácteos, especias deshidratadas, flores y plantas, comida típica, postres, productos de hogar y artesanías.

En la actualidad, la Plaza se encuentra inmersa en un proyecto de reforma urbanística que pretende ampliar su red de servicios e incluirla en el circuito turístico cultural de la Candelaria y el Centro Histórico de Bogotá. La Plaza Distrital de La Concordia  es una de las cuatro plazas declaradas patrimonio histórico, cultural y arquitectónico de Bogotá. Fue declarada bien de interés cultural en 1994, valor patrimonial que se encuentra presente en su arquitectura, su entorno urbano, en sus habitantes (usuarios y comerciantes) y en su particular dinámica urbana. La plaza ofrece al público una variada oferta de oficios tradicionales como arreglo de instrumentos musicales, carpintería, cerrajería, reparación de electrodomésticos, teatro, graneros, artesanías, fruterías, mercado campesino, carnicerías, una tienda de especias, viveros, florerías, talleres de tejido, escultura, entre otros.

Ubicada en el barrio La Candelaria, la plaza de mercado se encuentra en un punto estratégico para turistas, viajeros, habitantes del centro histórico, oficinistas y trabajadores de la zona. La plaza además cuenta con un amplio espacio público alrededor, incluyendo una terraza con vista panorámica. A su espalda, encontramos con los cerros de Bogotá, ofreciendo así una estrecha zona verde y una conexión directa con los cerros para los visitantes y habitantes del centro.

También cuenta con un área gastronómica que se fortaleció durante los últimos años, gracias a las políticas públicas de la economía social orquestadas desde la administración distrital, en cuyos programas de capacitación muchos de los comerciantes recibieron formación en gestión de emprendimientos gastronómicos.

Desde la administración distrital se argumenta que el proyecto de remodelación de la plaza de mercado, que incluye la construcción de la Galería Santa Fe en La Concordia busca modernizar la plaza para convertirla en un espacio adecuado para la promoción del arte, el patrimonio y la cultura. En contradicción con la misma declaratoria de 1994 que reconoce el valor patrimonial de la Plaza de Mercado como tal.

La Galería Santa Fe lleva más de 35 años promoviendo las artes plásticas y visuales del Distrito sin una instalación propia y definitiva. Por esta razón, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte junto a la Secretaría de Desarrollo Económico, entidades que lideran este proyecto, pretenden crear una sede de la galería en la Plaza de Mercado La Concordia.

Además de la instalación definitiva de la galería, se busca la recuperación del patrimonio de la plaza con una ampliación de 1.140 metros cuadrados. La Secretaria de Cultura, Recreación y Deportes considera que la recuperación de la plaza de mercado generará turismo, emprendimiento, 116 empleos directos y una transformación social y urbana.

Durante la construcción de la galería y la remodelación de la plaza, los vendedores serán ubicados en las calles cercanas a la obra en contenedores suministrados por el Distrito para que continúen trabajando. La Plaza de Mercado La Concordia y su entorno conforman una zona donde estudiantes, trabajadores y habitantes cercanos a ella, almuerzan.

El proyecto de la construcción de la galería fue discutido inicialmente en el año 2011 pero las obras de remodelación se iniciaron 5 años después debido a los diferentes trámites que se deben realizar y la negociación con los comerciantes, que si bien no se oponen al proyecto si han visto afectados sus emprendimientos.

Es el caso del Restaurante “Tolú” emprendimiento familiar de comida típica de la costa que luego de 5 años de trabajo ininterrumpido tuvo que cerrar su cocina, aun cuando desde la administración distrital les habían garantizado mantener sus puestos de trabajo. En la actualidad el restaurante reabrió su cocina en el circuito de la Plaza de la Perseverancia.

La remodelación de la plaza se ha planeado en dos etapas, la primera que afectó la zona gastronómica se empezó a ejecutar en el mes de abril de 2016. A raíz de las consecuencias que han tenido la relocalización y el proyecto de renovación, la comunidad de comerciantes de la plaza de mercado se encuentra en estado de alerta y movilización frente al inminente desalojo y sustitución del mercado tradicional por el mercado cultural.

Esto fue escrito por

Jimena Ramírez Casas

Soy antropologa colombiana, residente en Argentina. Soy profesora universitaria e investigadora en temas urbanos. Me intereso particularmente por los procesos de renovación urbana y sus múltiples consecuencias sociales; los múltiples usos y apropiaciones del espacio público; la desigualdad y sus manifestaciones espaciales.

1 Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario