Opinión

La hora pico de Fico

No hay necesidad de ser un experto o un analista de lo social para evidenciar que la mayoría de los colombianos y en especial los antioqueños, tan solo reaccionamos cuando se nos presenta un daño o problema en cualquier tipo de situación.

Ejemplos hay muchos, pero para este caso, es interesante analizar la hora pico de ‘Fico’ la cual apunta concretamente a la medida que en su momento propuso Federico Gutiérrez Zuluaga para disminuir la contaminación del aire en Medellín.

Las estrategias de choque propuestas surgieron cuando las alertas de las estaciones de medición de la contaminación presentaron indicadores naranja y rojo por la mala calidad del aire en el Valle de Aburrá.

Si bien existe en estos momentos un protocolo para atender una emergencia ambiental, la misma es tan solo un paliativo para el grave problema que representa la contaminación y por ello no deja de ser una simple guía de medidas que se deberían mejor prever.

Mucho se ha analizado y discutido sobre la medida del pico y placa en nuestra ciudad. Traerlo de nuevo no es más que un refrito que no vale la pena presentarlo en estos momentos.

Es de reconocer que si hay una persona que de verdad se ha preocupado en buscar solución a los altos niveles de contaminación que han venido ocurriendo en los últimos años en Medellín es precisamente Federico Gutiérrez Zuluaga.

Infortunadamente nuestro burgomaestre tiene su mayor obstáculo en la misma población, las empresas y quien lo creyera, el comercio liderado por Fenalco.

Y son un obstáculo porque las mismas no han tomado conciencia frente a la grave situación ambiental que presenta nuestra ciudad y asumen que la misma es un problema del estado y como tal es quién lo debe solucionar.

Las medidas presentadas en su momento para frenar la alta contaminación quedaron ahí y de las mismas no se ha vuelto hablar pues hasta ahora los indicadores naranja o rojo por la mala calidad del aire no han aparecido, pero muy pronto volverán y de nuevo reaccionaremos cuando el problema esté.

Y va aparecer de nuevo porque la hora pico como tal ya no existe en Medellín y su área metropolitana. Todas las horas del día desde las 6 de la mañana hasta las 7 de la noche son ya hora pico. Cualquier hora del día hay congestión, caos vehicular y por ende, contaminación.

Llegarán de nuevo las alertas ambientales porque el incremento de carros y motos en nuestra ciudad no para así como la falta de conciencia ciudadana y en especial la de organismos importantes como Fenalco. Ya me imagino con una nueva propuesta de un día sin carro en la ciudad (se llegará el momento en que sea mensual) salga a los medios su director Sergio Ignacio Soto manifestando que no pueden existir días sin carro y motos de 2 y 4 tiempos porque el comercio reducirá en un 80% sus ventas y hablará de trabajo, competitividad y productividad.

Aumentará el número de personas que mueren al año por complicaciones asociadas a la contaminación del aire porque el sector empresarial e industrial no ha oficializado y/o concretado un plan estratégico para disminuir factores contaminantes generados por la actividad industrial en la ciudad.

Crecerá el número de enfermos a causa del deterioro de la calidad del aire porque las empresas no han promovido reales acciones como las de cambio de horario de ingreso y salida de su personal o campañas que ayuden a compartir el vehículo entre otras.

Es por ello por lo que Medellín necesita con urgencia La hora pico de ‘Fico’ y todos sin excepción debemos no solo apoyarla sino tomar conciencia ambiental antes que sea demasiado tarde.

Esto fue escrito por

Mauricio Correa Taborda

Trabajador social, Comunicador Social y Periodista. Especialista en estudios políticos. Magíster en Gobierno. Amante de la buena lectura y del fútbol colombiano.