Opinión

Halloween: si pecas, que no sea por ignorante.

Durante muchos años hemos visto como muchos países latinoamericanos han tomado la práctica de celebrar Halloween o día de las brujas, celebrando fiestas temáticas con este estilo, pues los requisitos o maneras de participar son muchas, y últimamente se evidencia como la sociedad colombiana, ha aceptado estas costumbres anglosajonas, mostrando su aceptación, de tal modo que los padres disfrazan a sus hijos de figuras diabólicas, animes, caricaturas, hasta el punto de llegar a disfrazarlo de personajes de su total desconocimiento. De igual formas los niños son llevados a pedir dulces por el barrio, tiendas y supermercados, sin dejar de mencionar que las escuelas y centros formativos también promueven esta fiesta.

¿Pero entiende la sociedad colombiana el significado de esta celebración? ¿O también sabe cuál es el verdadero sentido del Halloween? al parecer nuestra sociedad no  entiende qué celebra o de qué hace parte celebrando esta fiesta, a continuación se explicará los orígenes de esta festividad y los diferentes sentidos y trasfondos que encierra, de igual forma se mostrara los fines que tiene este festejo en la actualidad.

Para la ignorancia de muchos esta tradición tiene sus orígenes en la antigua cultura celta proveniente de Irlanda y Gran Bretaña, vinculada de manera con múltiples dioses paganos y al reino espiritual. Los celtas consideran el 1o de noviembre como el día de los muertos, ya que en esta época son los días de otoño donde las hojas caen y caía la noche más rápido que en las otras estaciones, ellos daban esta explicación, ya que su dios Samhain (Señor de los muertos) iba tomando fuerza en el mundo, de este modo el 31 de octubre este dios reunía a todos los muertos y espíritus malignos del pasado confinados en las tinieblas, habitando en los cuerpos animales como un castigo por sus malas obras.

Este señor de los muertos le permitía a los espíritus regresar a su anterior hogar para visitar a los vivos, y este día, los sacerdotes celtas dirigían a la gente a una adoración diabólica. Múltiples historiadores afirman que esta religión era netamente diabólica, ya que realizaban adoraciones y sacrificios desde caballos, gatos, ovejas negras y bueyes, hasta prisioneros de guerra y criminales.

Ya explicado sus orígenes abordaremos este tema con los símbolos con los que se decoran nuestras casas, colegios y discotecas esta noche. Se observan símbolos como calabazas que, en diferentes culturas (tanto la americana como las europeas) hacen referencia a múltiples leyendas para recibir a los espíritus y mostrarles su camino, para que así puedan llegar a sus casas, acto muy parecido al de la cultura mexicana el día de los muertos con las diferentes fotografías y accesorios. Otro aspecto relevante es el “trick or treat” o en español “trato o truco”, que tiene como propósito obligar a las personas a que entreguen regalos o si no se lanzaría un hechizo sobre aquellos que se rehusaran. Dentro de estas fiestas podemos ver miles de símbolos paganos de diferentes culturas como búhos, gatos, hombres lobos, murciélagos, y hasta la misma figura del diablo, todas estas simbologías tienen una carga espiritual, ideológica y subliminal.

Dado todos estos aspectos entendemos que el sentido del Halloween en las culturas antiguas siempre fue con fines espirituales referentes a la oscuridad, obviamente no podemos comparar estas prácticas con las actuales, pero no podemos olvidar el fin de esta fiesta que no ha perdido del todo su sentido, ya que la simbología y múltiples actos de carácter ocultista se han visto en Colombia y en el mundo a raíz de esta fiesta. Actos como la muerte masiva de gatos durante estas fiestas, como sucedió en la ciudad de México que durante el 31 de octubre se encontraron 204 cadáveres de gatos. Esta práctica no es ajena al territorio nacional ya que en ciudades como Cali, Bogotá, Medellín y Bucaramanga se han evidenciado estas acciones, al igual que el robo de cadáveres en los cementerios para actos espirituales, demostrando así que en la actualidad los fines de Halloween no han olvidado del todo sus orígenes paganos.

Aunque muchos tengan una postura despreocupada ante lo que en realidad se vive la noche del 31 de octubre, es importante que la sociedad sepa a qué juega esa noche y a quién le rinden tributo, así, aunque muchos no tengan una opinión con respecto a estos ritos, se evidencia una participación masiva en los diferentes eventos desconociendo en absoluto los motivos por el cual se disfrazan, engalanan sus casas o por que sus hijos piden dulces en las calles. Entonces la adopción de este festejo en el plano latinoamericano se resumirá solo a fines comerciales, de este modo serían celebraciones impuestas por la sociedad para el consumo de los artículos utilizados en este día, ya que vemos como colegios promueven este tipo de fiestas, lo cual es estimular e introducir en los niños culturas extranjeras de índole pagano, obligando de algún modo a los infantes a disfrazarse de figuras subliminales y diabólicas de todo el mundo, sin dejar a un lado que hay disfraces que no son de esta representación, pero si están en este día no hacen alusión a nada bueno.

Al parecer, en Colombia la adopción de culturas extranjeras antes de promover la nuestra ha sido una constante en toda la historia, y lo peor que obligamos a nuestra sociedad a adaptarse a fiestas que no son propias y uno de los asuntos  más delicados es cuando la población no sabe ni que celebra, y aun peor cuando las instituciones estatales y privadas promueven este tipo de prácticas.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://alponiente.com/wp-content/uploads/2014/09/PicsArt_1410932753894-300×225.jpg[/author_image] [author_info]Felipe Garcia Estudiante de ciencia políticas de la universidad de antioquia. siempre dispuesto al debate y al análisis político en los diferentes aspectos sociales.[/author_info] [/author]

Esto fue escrito por

Editor

Editor general de Al Poniente. El contenido de esta columna es de propiedad de su autor, y no necesariamente refleja las opiniones del equipo editorial de Al Poniente.

2 Comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • Excelente articulo no podemos hacernos la idea que es algo inocente cuando es una practica pagana en ofensa a Dios y la practican desconociendo su historia y orígenes