Cultura

El lanzamiento de la IBERACADEMY: un acontecimiento en la historia musical de Medellín.

La semana pasada tuvo lugar un acontecimiento que seguramente cambiará la historia de la actividad musical en Medellín y tendrá una gran incidencia en otros aspectos de la vida social. Se trata del lanzamiento de la Academia Filarmónica Iberoamericana (IBERACADEMY), que tendrá su sede en la Ciudad convirtiéndola en el más importante centro de enseñanza musical de América Latina. Fueron varios los eventos adelantados, destacándose la presentación de la Academia a líderes cívicos e importantes funcionarios de la administración municipal, la condecoración del Maestro Alejandro Posada con la Orden Juan del Corral y el concierto de lanzamiento realizado el viernes 26 de mayo en el auditorio del Colegio Alemán.

El lanzamiento de la IBERACADEMY es a la vez culminación de un proceso e inicio de otro que apunta en la misma dirección: la identificación, promoción y formación de jóvenes talentos musicales. En efecto, a su regreso a Medellín hace años, para vincularse a la Universidad EAFIT como profesor de dirección orquestal y a otras actividades del medio musical de la Ciudad, el Maestro Alejandro Posada decidió poner su gran experiencia – haber dirigido 70 orquestas de primer orden en más de 20 países – y sus inmensas relaciones con el mundo internacional de la música al servicio de la enseñanza musical en la Ciudad.

Todo inició  – cuenta el Maestro Posada – con una gira de la Orquesta de Castilla y León, de la que entonces era director, por Colombia y República Dominicana. En Medellín, los más de cien músicos que participaban en la gira se vieron sorprendidos cuando en los hoteles donde se alojaban aparecieron decenas y decenas de niños de la Red de Escuelas de Música que querían recibir clases de las músicos de Castilla y León. Para esos músicos y para el propio Maestro Posada eso fue una grande y grata sorpresa. Motivados por esto, adelantaron un  programa de identificación de jóvenes talentos. Aprovechando su influencia y su prestigio, el Maestro Posada consiguió que cerca de 50 jóvenes músicos colombianos viajaran a España para completar su adiestramiento al lado de los profesionales de la Orquesta de Castilla y León. Muchos de esos jóvenes residen en Europa, donde se desempeñan actualmente como músicos profesionales.

La Red de Escuelas de Música es, dice el Maestro Posada, la materia prima fundamental del programa IBERACADEMY.  También lo son las tres escuelas de música de la Ciudad (EAFIT, ANTIOQUIA y Bellas Artes), sus tres orquestas sinfónicas y las demás entidades vinculadas a la actividad musical. Porque el programa de la Academia no pretende desconocer los avances musicales de la Ciudad ni suplantar a las entidades que los han materializados. Su propósito es darle a los jóvenes talentos de la RED y de las Escuelas de Música y de otros partes de Colombia y de América Latina la oportunidad de alcanzar un perfeccionamiento de su arte al más alto nivel.

En una primera etapa se adelantaron los llamados Encuentros Orquestales iniciados en 2008. Estos eventos consistían en una pasantía de una semana durante la cual el joven músico recibía clases con un gran maestro y tocaba en una gran orquesta al lado de músicos profesionales. La experiencia era importante pero en cierto sentido frustrante para los jóvenes pues carecía de continuidad. Después de haber conocido el caviar de la música, el joven regresaba a su pueblo sin maestros, sin instrumentos, sin donde tocar.

En 2011, desde la Orquesta Filarmónica de Medellín, el Maestro Posada  inicia un programa ya permanente de apoyo a los grandes talentos, programa que es el antecedente del que busca adelantar la IBERACADEMY de una manera más estructurada. No se trata de crear una nueva escuela, ni tampoco una nueva orquesta. El objeto del programa es apoyar a los jóvenes talentos trabajando en cinco áreas fundamentales, a saber:

  1. Muchos de los jóvenes talentos tocan pero no estudian, no han concluido un programa formal o desde hace varios años carecen de un maestro. Surge de allí el primer componente del programa de la IBERACADEMY: otorgar o conseguir becas para que los jóvenes adelanten estudios formales en las escuelas de la ciudad o instituciones de reconocida categoría.
  1. Así como Mariana Pajón o Nairo Quintana tienen bicicletas de la última tecnología, las Marianas o los Nairos de la música  deben tener un instrumento de primera calidad, que en muchas ocasiones cuesta más que la casa donde habita el joven músico, dice el Maestro Posada. Dotar a los jóvenes talentos de un instrumento adecuado es por lo tanto el segundo componente del programa de IBERACADEMY.
  1. Dice el Maestro Posada: si los jóvenes van a tocar la cuarta sinfonía de Brahms, la tienen que tocar de la mejor forma en que se pueda tocar y para ello la tienen que tocar con quienes  mejor la puedan tocar y donde mejor la puedan tocar. Surge de allí el tercer campo de acción de la academia: el intercambio de doble vía con las mejores orquestas del mundo y del País. Los jóvenes talentos viajan a tocar al lado de los mejores músicos y estos vienen  a tocar con ellos en la orquesta de la Academia. Se destacan los convenios con la New World Symphony de Miami, con la Fundación Mozart de Salzburgo y el Festival de Verbier en Suiza. Ya son varios los jóvenes que han tenido la oportunidad de tocar en estas y otras agrupaciones de primer nivel.
  1. El cuarto componente es la conformación de una red de alianzas con las diversas entidades de la Ciudad comprometidas con la educación musical de los jóvenes. Hacen parte de la red las escuelas de música de las universidades EAFIT y de Antioquia, Bellas Artes, el Colegio Musical Diego Echavarría y las orquestas locales. Estas alianzas son las que permiten traer a Medellín grandes músicos nacionales y extranjeros para que desarrollen las cátedras de educación musical en los diversos instrumentos.
  1. Finalmente, hay que buscar que los jóvenes talentos adquieran de forma temprana conciencia de que los estándares de calidad que se les exigirán como músicos profesionales son los internacionales y que tendrán que competir con jóvenes talentosos de todo el mundo. Por eso necesario hacer que desde muy temprana edad los jóvenes en formación puedan viajar, asistir a festivales, audicionar,  tocar en grandes orquestas y, en general, conocer el mundo musical. Ya se tienen decenas de jóvenes perfeccionándose en instituciones de primer nivel.

La Academia cuenta con el apoyo financiero de la Fundación Hilti del Principado de Liechtenstein, cuya directora la señora Christine Rhomberg estuvo en Medellín acompañando todas las actividades relacionadas con su lanzamiento. También estuvo presente el señor Jhon Kieser, vice-presidente ejecutivo de la New World Symphony America´s Orchestral Academy de Miami. La New World Symphony es la única academia orquestal permanente del mundo y es la aliada y modelo de referencia de la IBERACADEMY.

La sede de la Academia Filarmónica Iberoamericana  será Medellín, pero tiene la vocación de proyectarse a toda América Latina y a España. Por lo pronto, en su programa de formación orquestal, además de la New Worl Symphony, tiene como aliados a la Fundación Bravura de Bolivia, la Fundación Sinfonía por el Perú, la Fundación Papageno de Chile y la Fundación Música en los Barrios de Nicaragua. Por Colombia están la Fundación Notas de Paz y Funarbolédas de Cali, el Conservatorio Redentorista de Manizales, la Orquesta Sinfónica Juvenil de Nariño, la Orquesta Filarmónica de Medellín y la Red de Escuelas de Música de Medellín, muchos de cuyos integrantes se han beneficiado ya sus programas.

El Maestro Alejandro Posada tiene como compañeros de aventura en este proyecto al reconocido violinista y director español Roberto González-Monjas, quien es su coequipero como director artístico, y al maestro Pablo Mielgo, también reputado músico español, quien funge como director asociado. En la dirección ejecutiva lo acompaña su esposa Maria Helena Tamayo Tobón, administradora de empresas de la Universidad EAFIT con una Maestría en Gestión y Políticas Culturales de la City University de Londres. En su tesis de grado,  María Helena tomó como caso de estudio la Red de Escuelas de Música de Medellín, que como lo dice el Maestro Posada es la materia prima fundamental de este proyecto.

La Academia cuenta con un importante apoyo de la Fundación Hilti y con la amplísima red de contactos institucionales y personales del Maestro Alejandro Posada y sus compañeros españoles de aventura quienes comparten su pasión por la enseñanza de la música y su visión del poder transformador que esta tiene sobre la vida de las personas y su entorno. La Academia merece y necesita el apoyo de la ciudad de Medellín que ha sido escogida como su sede.

La Academia necesita una sede física para el desarrollo de sus actividades. El Municipio de Medellín cuenta con una gran cantidad de inmuebles que sin ser los óptimos podrían muy bien suplir necesidad de espacios para ensayos, presentaciones, almacenamiento de instrumentos y actividades administrativas. Podría pensarse en recintos como el Teatro Lido o el Teatro Pablo Tobón Uribe o algún inmueble en el sector de Prado. Apoyando a la Academia con una sede, se contribuiría al logro de tres objetivos de la Administración Municipal: la inclusión social por medio de la cultura, la recuperación del Centro y la internacionalización de la Ciudad. Alcalde Federico Restrepo, usted tiene la palabra.

Hay que agradecer el generoso apoyo de la Fundación Hilti y de otros aliados internacionales. Pero es claro que este no puede ser ilimitado en su cuantían ni en el tiempo. El sector privado debe comprender que este proyecto tiene un elevado valor reputacional para la Ciudad y para sus empresas. No se trata de hacer donaciones esporádicas sino de realizar inversiones con un elevado retorno en términos de imagen y reputación. Entidades como Proantioquia o la Cámara de Comercio podrían liderar la conformación de un fondo para complementar los aportes de la Fundación Hilti y garantizar la sostenibilidad de la Academia en el largo plazo. Señores Empresarios, ustedes tienen la palabra.

 

Etiquetas