Opinión

Donald Trump se lleva el triunfo en Estados Unidos.

Donald Trump ha ganado las elecciones presidenciales de los EE.UU y gobernara los próximos cuatro años en la Casa Blanca. El candidato republicano ha validado su cargo tras unos comicios que, como se esperaba, han estado muy igualados.

El republicano, ha conseguido finalmente movilizar a su electorado después de unas semanas en las que su liderazgo en la carrera por la presidencia se había visto comprometido en las encuestas tras los escándalos del video con lenguaje ofensivo contra las mujeres, aunque se debe tener presente que en los debates él fue vencido claramente por Clinton.

La victoria llega para Donald Trump después de una campaña rodeada de escándalos y declaraciones incendiarias, los datos positivos de empleo y de crecimiento económico no fueron suficiente para inclinar la balanza a favor de la candidata Clinton, que buscaba mantener la continuidad de las políticas de Obama.

El propio candidato electo certificó el triunfo desde su propia cuenta de Twitter. El recuento electoral, que aún continua en numerosos estados, comenzó pasada la medianoche y  derribo a los pronósticos que lo daban como perdedor. Clinton se apuntó rápidamente Vermont, Nueva Jersey, Massachuset, Maryland, Ilinois, Nueva York ,  y Connecticut , pero Trump contestó con Carolina del Sur, Texas, Misisipi, Kentucky, Indiana, Alabama, Dakota del Sur, Dakota del Norte y Nebraska.

El partido, estaba, por tanto, en unos pocos estados. Todas las miradas se han fijado en donde la contienda ha estado muy reñida. Especialmente, sin que el margen de ventaja, avanzado el escrutinio, superara los 100.000 votos como en Michigan. No obstante, los buenos resultados en Ohio, estado vital, han sido unos resultados que impulsaron el sueño del republicano rubricara la victoria.

El triunfo del mandatario fue proyectado poco después de las 00:30 horas del miércoles por las cadena Fox news o el sitio web del New York Times cuando había ganado los estados de Florida,  Carolina del Norte,  Carolina del Sur y Georgia. Pero es Michigan y Wisconsin los estados que le entregaron la presidencia de los Estados Unidos.

Trump se convierte en el presidente que se impuso contra todas las probabilidades, ganándoles a las encuestas y a sus detractores dentro de su propio partido, el nuevo presidente tendrá entonces que asumir el mando de Estados Unidos el 20 de enero, para ese momento sabremos si todas sus promesas electorales se cumplen.

Estas fueron las promesas electorales realizadas por Trump para hacer América grande de nuevo.

Muro en la frontera con México: Fue de una de sus primeras propuestas y la más polémica. El aspirante presidencial republicano quiere forzar a México a pagar el muro de 1.600 kilómetros que quiere construir en la frontera para frenar la inmigración ilegal y cuyo coste, según el propio magnate, ascendería a unos 8.000 millones de dólares. Su plan es bloquear las remesas que recibe del país latinoamericano de sus inmigrantes en EE UU si México no accede a pagarlo.

Prohibición de los musulmanes: Trump ha propuesto negar a todos los musulmanes la entrada a Estados Unidos “hasta que los representantes del país puedan desentrañar qué demonios está ocurriendo”. Además, quiere crear un registro oficial de estadounidenses musulmanes.

Otras medidas antinmigración: Triplicar los agentes fronterizos, eliminar la ciudadanía por nacimiento o deportar a los once millones de indocumentados que trabajan en el país son algunas de sus otras promesas en esta área si llega a ser sucesor de Obama.

Derecho a portar armas de fuego: “Si la licencia de conducir, que es considerada un privilegio, tiene validez en todo el país también debe tenerlo el derecho constitucional de poseer armas”. Ese es uno de los argumentos que utiliza Trump en su página web para defender el derecho a los ciudados a poseer y portar armas en los 50 estados de EE UU, donde mueren una media de 92 personas al día por arma de fuego (asesinato, suicidio o accidente), según datos de The New York Times.

Bajar impuestos y otras medidas económicas: Según detalla The Hispanic Council, Trump ha hecho especial hincapié en sus medidas económicas porque es la principal preocupación para el 44% de los estadounidenses. Por ello, el magnate promete bajar los impuestos a tasas no aplicadas desde la Segunda Guerra Mundial, con un tope del 15% (actualmente es el 40%) para cualquier empresa. También pretende eliminar el impuesto de ganancias a más de 73 millones de hogares y el de la muerte que controla las herencias, así como quitar deducciones y exenciones que considera “innecesarias”.

La “tortura funciona” y otras medidas contra el terrorismo: El candidato republicano es partidario de enviar tropas de EE UU para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak, especialmente contra los pozos petrolíferos. En Siria, sin embargo, dejaría al Gobierno de Bachar Al Assad y a su aliado ruso la lucha contra el grupo terrorista. También ha dicho en alguna ocasión que “la tortura funciona” y que mantendría y aumentaría los presos en la cárcel de Guantánamo (Cuba).

Controlar a Irán: El magnate, contrario a la línea de su partido, aseguró que no “haría añicos” el pacto entre las grandes potencias e Irán y se haría con su control para que dicho país no tuviera opción de tener una bomba nuclear. Refiriéndose al acuerdo alcanzado en Viena en julio de 2015, Trump consideró que Irán puede provocar “un holocausto nuclear”.

Donald Trump pasara de ser un empresario al hombre responsable del futuro de 300 millones de estadounidenses y la incidencia en la geopolítica mundial, será el hombre que enfrente los desafíos en medio oriente, una económica mundial débil y una Rusia cada vez menos cordial.

Ahora  Donald Trump tendrá que demostrar que es capaz de llevar a Estados Unidos a ser grande de nuevo, la historia será uno de sus jueces, pero también los electores tendrán que vivir en primera persona las acciones que adelante el nuevo presidente, el pueblo norte americano se ha manifestado y esa manifestación es la muestra del agotamiento contra los políticos tradicionales.

Esto fue escrito por

Mauricio Gil Arboleda

Soy sociólogo de la Universidad de Antioquia con fuerte inclinación por las tecnologías en el desarrollo social, amante del análisis de la moda y la sexualidad, con gusto por la música, especialmente esa que es poco escuchada en occidente y con intereses en la geopolítica de Asia en América Latina.