Opinión

Bahía Portete

A finales del 2014, mientras salía la enredada y poco factible delimitación del Parque Nacional Natural de Santurbán; se anunciaba una mejor noticia sobre el papel: la declaración de Bahía Portete (Guajira) en la misma categoría, algo que sin dudas será beneficioso para la región, sino se dejan meter las tenebrosas manos de los amigos de Kiko y Marquitos. Esto es paradójico porque se podría resumir en el siguiente párrafo: “un parque nacional natural en medio de una península infestada de antiambientalismo”. Como no imaginar, así sea ingenuamente, que dicho lugar podría suministrar fuentes de trabajo, apoyo agrícola (zonas limítrofes) y de servicios públicos (agua, que tanta falta hace por allá) a sus habitantes, pero se debe ser consciente de que en el país del Sagrado Corazón de Jesús, la fauna y la flora aún son consideradas como aliadas del demonio, y por ende, objetivos de estúpidas y peligrosas cruzadas donde manda quien pone la plata, bien o mal habida.

 

En la página web de Parques Nacionales Naturales, se pueden leer las siguientes características de esta maravilla natural: “La biodiversidad es a Colombia como el petróleo es para los árabes, por eso nuestra prioridad es su conservación. Cada vez que hacemos una nueva declaratoria de Parque Nacional Natural, sabemos que es la mejor forma de conservar nuestra riqueza natural”, aseguró el Presidente Santos. No es nada bueno que comparen las maravillas naturales con un recurso no renovable, que en la mayoría de los casos solo trae problemas y amarguras, que se acentúan con los precios bajos y con la voracidad de ciertas petroleras en el país (se sienten monarcas, ¿ciertos Señor Arata?). “El Sistema de Parques Nacionales Naturales, aumenta la superficie de áreas protegidas a 14.268.223 hectáreas, de las cuales 1.393.830 corresponden a zona marina costera (1.4% del país), y 12.874.393 son territorio continental (11,2% del país)”. Aquí se insiste, ¿si habrá la suficiente infraestructura y logística para su protección? Toca dudar. “De las 59 áreas protegidas del sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia, 48 son continentales y 11 marino costeras”. Ojalá el Estado tenga los suficientes pantalones para hacer presencia positiva allá, que no sea la repetición de lo que ha pasado con La Guajira; abandono a diestra y siniestra.

 

Algo que también es importante para el parque es la opinión de la Comunidad Wayuu, frente a lo cual se tiene lo siguiente (Parques Nacionales Naturales): “La creación de esta nueva área respeta los usos ancestrales y prácticas tradicionales de las comunidades Wayuu, que hacen uso regular y permanente de la Bahía de Portete, bajo los criterios de sostenibilidad y responsabilidad”, preciso Julia Miranda Londoño, Directora de la Entidad Correspondiente; ojalá haya un acuerdo verdadero con esta comunidad, quienes han tenido que padecer todos los males colombianos (guerrilla, paras, narcotráfico, politiquería, abandono, miseria). “Es importante que usted presidente ayude a lograr cumplir las metas que nosotros como comunidades queremos, la falta de agua, educación, salud, alimentos; que eso ayuda a mitigar un poco la dureza de la vida en La Guajira”, así recibió el líder Wayuu Luis Epinayú a Santos (Revista Semana), eso sí, se requiere algo complicado pero obligatorio de hacer; que el Gobierno Nacional respete de una vez al Medio Ambiente y al Desarrollo Sostenible, es su aliado y le da todas las oportunidades para sus proyectos; así le pague mal.

 

Por eso, es que surje un interrogante a manera de angustia; ¿no estarán por ahí merodeando para aprovechar cualquier papapayazo los genios de El Cerrejón, la Drummond y los ilegales? No les conviene la declaratoria de un sitio verde en la región, ya que podría ser una base para sus polémicos y non sanctos propósitos; y no se quedan atrás los mesías políticos regionales, quienes tienen más pecado que el infierno lleno, nunca se bajan de ese ego demencial que poseen, tan solo están pendientes de los vallenatos tristes que les tienen sus odas sobre sus falsas virtudes, (¿cierto Silvestre y Peter?).

 

Para finalizar, aquí está unos de los objetivos de la creación y desarrollo del Parque Bahía Portete: “Generar servicios ecosistémicos que brindan los ecosistemas marinos y costeros y sus especies asociadas, favoreciendo la productividad pesquera de la Alta Guajira a través de la protección de espacios de incubación y crianza de juveniles de especies hidrobiológicas”. Que bueno sería que el Ministro del Medio Ambiente, Gabriel Vallejo, quien si bien no conoce mucho de la materia, pero se le ha visto muy activo últimamente, presentase el Plan para este caso, se está haciendo tarde.

 

PD1: Es mejor desconfiar totalmente de Venezuela, tanto en su parte chavista como oposición, lo que se viene allá es una ola de violencia, que sino se toman las medidas adecuadas, llegaría como plaga hasta Colombia.

 

PD2: No faltan los despistados quienes critican e incluso sabotean el trabajo de Antanas Mockus por la vida y la paz. La marcha del 8 de marzo necesita el apoyo de todos.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://alponiente.com/wp-content/uploads/2014/12/Pedro-Jose-Rivera.jpg[/author_image] [author_info]Pedro José Rivera Giraldo Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (El País, España), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente y Bajo la Manga. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo. Twitter: @petroides. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

Esto fue escrito por

Editor

Editor general de Al Poniente. El contenido de esta columna es de propiedad de su autor, y no necesariamente refleja las opiniones del equipo editorial de Al Poniente.

1 Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario