Opinión Selección del editor

Adivinanza

Apuesto que si se trata de una sola persona no serán capaces de adivinar exactamente a quién me refiero por más señas que les dé… ¿probamos?

Es un hombre blanco que llegó a ser presidente de su país.

Amante de la minería extractiva y del tipo de empleos que esta trae consigo.

En el poder ha legislado y gobernado a favor de los más ricos: sistemas de salud excluyentes, reformas tributarias regresivas, recortes en los más básicos servicios sociales…

A pesar de lo anterior, se sabe que las masas que lo siguen y votan a favor de él son en su mayoría de la más humilde extracción social de su país.

Atado a las más conservadoras tradiciones de su país, su partido ha mostrado un evidente desdeño hacia minorías étnicas y sexuales.

Ha sido bastante criticado por intelectuales y científicos de su país, así como por activistas de derechos humanos en todo el mundo.

El cambio climático lo tiene sin cuidado.

Logró derrotar a los medios masivos tradicionales de comunicación sólo con su cuenta de Twitter, la cual es seguida por millones de sus fanáticos

Crítica de manera irrespetuosa a quienes no están de acuerdo con sus posiciones políticas e ideológicas.

Varias personas han sido obligadas a salir del país debido a sus posiciones nacionalistas y excluyentes.

Sus hijos y familiares han salido beneficiados por su gobierno y por las actuaciones de sus más allegados aliados políticos

Se ha negado a mostrar sus registros contables y tributarios a pesar de ser un personaje público del más alto rango.

Es apoyado en su país por grupos fascistas y neonazis.

Famoso por hacer de la mentira su estilo comunicacional, líder de la llamada “postverdad” en su país.

Ha sido acusado e investigado por poner intereses extranjeros por encima de los intereses de su propia nación.

¿A quién me refiero? ¿Es colombiano? ¿O tal vez estadounidense?

 

Esta columna fue elaborada por un colaborador del IBSER.